Viernes, 24 de enero de 2020. Última actualización: Hoy

LOS DERECHOS HUMANOS Y EL PARO NACIONAL

El miércoles 4 diciembre, 2019 a las 9:28 am
LOS DERECHOS HUMANOS Y EL PARO NACIONAL
Imagen de referencia tomada de: http://bit.ly/2YnQFWI

LOS DERECHOS HUMANOS Y EL PARO NACIONAL

CREPITACIONES 2019

LOS DERECHOS HUMANOS Y EL PARO NACIONAL

El próximo martes 10 de diciembre del presente año, se conmemoran 71 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, promulgados por la Tercera Asamblea General de las Naciones Unidas en 1948 en París, como “reconocimiento de la DIGNIDAD intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana”, según lo afirma el preámbulo de la misma.

Debido a su importancia mundial, se convierte en una oportunidad precisa para comentar algunos derechos de la mencionada declaración en relación con la actual coyuntura social en que se debate el Paro Nacional que se programó con bastante entusiasmo y energía el pasado 21 de noviembre y que ya lleva 13 días hasta la fecha, sin ningún solución a la vista hasta ahora, por la impertinencia y falta de tacto democrático del actual llamado Presidente para atender el pliego de 13 peticiones de los promotores del mismo, reunidos en un solo Comité Nacional, que agrupa a los principales sindicatos del país, junto con asociaciones gremiales de diferentes clases, incluyendo a grupos sociales numerosos como estudiantes, campesinos, artistas, indígenas, profesores, en fin, un conjunto representativo de la sociedad colombiana, que a una sola voz de protesta e inconformismo están reclamando sus derechos olvidados en tantos años de olvido y desidia oficial por los gobernantes de turno, siendo el último más inepto y que se convirtió en la chispa que originó el incendio social que cada día se riega más con inusitado entusiasmo y vehemencia.

Para comenzar este análisis somero de los dos temas a considerar en esta columna, identificamos primero una palabra clave tanto en el preámbulo como en el artículo 1 de la Declaración.

Esa palabra es DIGNIDAD, entendida como “excelencia, realce, merecedor de algo”, concepto que el mencionado artículo lo vuelve a insistir: “Todos los seres humanos nacen libres e IGUALES EN DIGNIDAD y derechos…”.

He aquí en palabras sencillas la clave para entender el motivo justificado del descontento y protesta popular, reclamando esa dignidad olvidada por los de arriba con sus privilegios y prebendas, en tantos años de gobierno.

Para muestra un botón: hace días se propuso que los “honorables” padres de la patria, los congresistas, disminuyan sus enormes sueldos de más de 30 millones mensuales, por lo menos a la mitad y no han querido ni llamando a Mandrake, siendo un factor de desigualdad e inequidad absoluta, en comparación con el salario mínimo y la parodia de cada año para aumentar una migaja.

Continuando con la Declaración Universal, su artículo 3 es claro y contundente: “Todo individuo tiene DERECHO A LA VIDA, a la libertad y seguridad de su persona”. Ya sabemos lo que sucedió el pasado sábado 23 de noviembre en Bogotá, durante una marcha pacífica de estudiantes, armados con cacerolas y gritos de protesta, cuando fue asesinado vilmente por un miembro del fatídico Esmad el estudiante de 18 años Dilan Cruz, según dictamen de Medicina Legal, violando así este sagrado derecho humano, el más importante de todos.

En conclusión, cada uno de los 30 derechos consagrados en París hace 71 años, tienen relación directa con la actual protesta social de los colombianos, siendo por lo tanto una oportunidad única en su historia para rescatar la libertad, la justicia, la paz, el desconocimiento y el menosprecio de los derechos humanos, olvidados en “cien años de soledad” gubernamental.

********************************************

Para leer más columnas de opinión de este autor:

LOS DERECHOS HUMANOS Y EL PARO NACIONAL
Deja Una Respuesta