ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Martes, 18 de mayo de 2021. Última actualización: Hoy

Los ciclos del movimiento estudiantil

El lunes 28 octubre, 2013 a las 6:22 pm

Por Felipe Solarte Nates

Quienes fuimos  universitarios a mediados de los 70 e inicios de la década del 80 del siglo pasado, encontramos gran similitud con los movimientos estudiantiles actuales.

En aquellos años de la “guerra fría”, entre la URSS y USA disputándose el mundo, con la China de Mao en medio, radicalizada promoviendo el marxismo leninismo radical, la pugna entre las ideologías y sistemas capitalista y socialista era intensa, a todos los niveles, incluidas las numerosas “guerras de liberación nacional”, que apoyadas por la URSS y la China, se desarrollaban en el Vietnam, Laos y Camboya, en el Asia; en Angola, el Congo y Mozambique, en África; y después de Cuba, a finales de los 70 y comienzos de los 80, en Nicaragua, El Salvador y con menor intensidad en Guatemala, en Centroamérica y en Colombia, Uruguay, Argentina, Brasil, Perú y Chile, en Suramérica, donde existían grupos guerrilleros y partidos de izquierda radicales, que a excepción de Colombia, fueron aplastados por las dictaduras militares o gobiernos civiles en permanente Estado de Sitio.

En nuestro país, el movimiento estudiantil jugó un papel importante en la oposición y derrocamiento del general Rojas Pinilla y a partir de 1958, cuando los partidos Liberal y Conservador decidieron compartir y alternarse el gobierno en el Frente Nacional, excluyendo al Movimiento Revolucionario Liberal, MRL, al Partido Comunista y otros socialistas minoritarios, el movimiento estudiantil universitario se inclinó a la izquierda marxista, con mayor fuerza después del triunfo de la Revolución Cubana.

Fue así como numerosos universitarios de esa generación, entre ellos, Carlos Pizarro, Luis Fayad, Jaime Bateman, Jaime Arenas y hasta profesores, como el cura Camilo Torres, participaron en los paros por la autonomía universitaria, mayor presupuesto y contra la influencia de fundaciones gringas como la Rockefeller, en las universidades del país y después se vincularon a las nacientes FARC y ELN y posteriormente al M-19.

Fuera de lo anterior las influencias de la “contracultura” del hipismo juvenil, las movilizaciones contra el armamentismo nuclear y la guerra del Vietnam, la revolución sexual, la liberación femenina, el movimiento de las comunidades negras de los Estados Unidos contra el racismo y por la integración sin discriminación y el movimiento estudiantil de mayo del 68, en Francia, contra los anquilosados sistemas educativos vigentes, configuraban un ambiente propicio a la rebeldía a todos los niveles, con los estudiantes de los países industrializados y del “tercer mundo”, movilizados en las calles en primer plano.

Como ecos de la rebelión juvenil que se inició en Europa y los Estados Unidos, sumada a las banderas propias agitadas desde las universidades públicas, en Colombia, el movimiento estudiantil tuvo una oleada de prolongados paros que se extenderían hasta inicios de la década del 80, en la mayoría de universidades oficiales como la Nacional, del Valle, Antioquia, Industrial de Santander, Caldas, Tecnológica de Pereira, del Atlántico, etc., desencadenados con mayor fuerza después del 26 de febrero de 1971, con la muerte en Cali, de dos estudiantes de la Universidad del Valle, y el 4 de marzo, en Popayán, con el asesinato de Tuto Gonzales, en medio de pedreas y enfrentamientos con la Policía y el Ejército.

Recuerdo que en los consejos estudiantiles de todas las facultades de la Universidad del Cauca, no había representantes de los partidos tradicionales y se desarrollan intensos debates y a veces hasta a puños, caracterizados por el dogmatismo y posiciones radicales, privilegiando la ideología política entre activistas de grupos de izquierda como los ‘mamertos’ prosoviéticos del Partido Comunista, con su brazo juvenil, la JUCO; los pro chinos del Partido Comunista marxista leninista, con su grupo armado el EPL; los troskistas del Partido Socialista; los maoístas pacíficos del MOIR y las nacientes células del M-19, entre otros.

Los más radicales buscaban “acelerar el proceso de guerra popular prolongada” impulsando paros y movilizaciones permanentes para enfrentarse a piedra y con bombas molotov a la fuerza pública y los líderes de izquierda convencidos buscaban agudizar las contradicciones, sin importarles si se perdían los semestres.

La mayoría de estudiantes no participaban activamente de los movimientos cuya organización, liderazgo y desarrollo, corría principalmente a cargo de los activistas de los diferentes grupos de izquierda, y quienes se oponían a finales de los 70 en Popayán, organizaron un grupo clandestino: la Falange para amenazar y ejecutar atentados contra líderes y profesores socialistas.

Desde mediados de los 80 hasta el 2010, el movimiento estudiantil colombiano entró en un período de hibernación sin las frecuentes movilizaciones violentas del pasado.

La conformación de la MANE para liderar los pliegos de peticiones sobre aspectos presupuestales, de autonomía y académicos, busca que el Estado asuma mayor compromiso en apoyo a la educación e investigación a todos los niveles y se aparte de las políticas neoliberales orientadas a privatizar la educación y salud, entre otros servicios fundamentales. Algo parecido sucede en Chile.

Las directivas de la Universidad del Cauca, acaban de suspender indefinidamente labores académicas, argumentando que dirigentes estudiantiles dilatan las negociaciones sin causa justificada. Medida similar tomaron en la del Quindio y Caldas. Algunos estudiantes le achacan a los dirigentes estudiantiles afines a la Marcha Patriótica, el querer prolongar el conflicto para ayudar a los negociadores de las FARC, en Cuba, a demostrarle al gobierno su influencia en movimientos sociales como los campesinos y estudiantiles.

Son los ciclos del movimiento estudiantil, que parece se muerden la cola en el tiempo, como si nada hubiera cambiado en treinta años.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?