Jueves, 21 de noviembre de 2019. Última actualización: Hoy

Los afectados por la Minga Indígena se expresan

El viernes 22 marzo, 2019 a las 9:11 am

La otra cara de la moneda, consecuencias de Minga Indígena

Desde hace doce días la vía Panamericana en el Cauca es el escenario de las manifestaciones que iniciaron grupos indígenas para exigir la presencia del presidente Iván Duque Márquez. Desde el pasado 10 de marzo, le piden al mandatario que presida unas conversaciones para ejecutar los compromisos pendientes con esa región que según las cuentas del Consejo Regional Indígena del Cauca – CRIC es necesaria una inversión de 3,6 billones de pesos, no obstante, la respuesta del gobierno es que esta población ya quedó incluida en el Plan Nacional de Desarrollo, con un presupuesto de 10 billones de pesos para ser ejecutados en este cuatrienio.

Las exigencias por parte de la Minga Indígena van en dos razonamientos: políticos y reivindicativos. Los políticos, sobre los cuales quieren tener un diálogo con el presidente, tienen que ver con la paz de Colombia y el asesinato sistemático que viven los líderes sociales y defensores de derechos humanos en estas regiones del país. Así mismo, los riesgos del territorio frente a las licencias mineras y la explotación petrolera a través del fracking. El otro punto son los derechos económicos, sociales y culturales, contenidos en acuerdos del pasado, que no se han cumplido, sin embargo, otros sectores de la región se han visto afectado con este paro, por eso Proclama del Cauca, trasladó sus micrófonos para conocer que está ocurriendo en otros gremios, sectores de la economía mientras llegan las soluciones del Gobierno Nacional.

Después de varios días de la Minga Indígena, el balance es un policía muerto y más de una docena de heridos entre miembros de la fuerza pública y comuneros indígenas, además de las afectaciones a los habitantes del sector, transportadores municipales, transportadores de carga pesada; el sector salud y la economía en general de los municipios del Cauca y del suroccidente colombiano; incluso el éxodo de los venezolanos “No hemos podido movilizarnos debido al paro indígena y son días perdidos en los que podríamos estar adelantando camino para llegar a nuestro destino que es Chile” expresó Guilander Hérnandez.

La actual situación también pone en jaque a todos los niveles de la economía de la región, causando un efecto en cadena, donde gran parte de los productos de la canasta familiar, no llegan a los almacenes en el tiempo estimado y las mercancías que logran llegar, están con los precios incrementados “Todos estamos en la misma crisis, necesitamos que esto pare” indicó Yineth Bolañoz, gerente comercial de un restaurante del sector.

Por otra parte las quejas y preocupaciones de los transportistas aumentan “Salí desde Bogotá para llegar a Popayán ha sido imposible y muy costoso” manifestó un conductor varado en la larga fila de vehículos que esperan habiliten la vía. Este es el balance de cómo va la situación:

Deja Una Respuesta