Sábado, 21 de mayo de 2022. Última actualización: Hoy

Lo que ocurre con Uribe es lo que tenía que ocurrir

El miércoles 19 enero, 2022 a las 2:11 pm
Lo que ocurre con Uribe es lo que tenía que ocurrir
Imagen de: www.nacion.com

Lo que ocurre con Uribe es lo que tenía que ocurrir.

Fernando Dorado G.

(Con ocasión de las revelaciones del exgobernador paramilitar Benito Osorio, los “feos” que le han hecho sus aliados y el rechazo de la juventud en las calles).

Y mejor que ocurra así porque es un proceso que lo va “liquidando” de una forma inexorable, día a día, lenta y gradualmente, sin que pueda hacerse la víctima o sin que pueda identificar a un solo “verdugo”.

La actual coyuntura política tiene que ver con ello. Esa “salida de Uribe” está en el “centro” de la vida y del futuro. Para que el Pacto Histórico logre acceder al gobierno (y pueda gobernar) es mejor que Uribe se vaya derrumbando “a cuotas”.

La derrota política es absolutamente más importante que la derrota jurídica (aunque ésta ha ayudado enormemente).

Qué bueno ver la reacción de los Rodolfos y las Ingrids, que dicen tener a Uribe en su corazón. Qué bueno que muestren el “cobre” ante cada evidencia que vaya saliendo a flote con mayor nitidez. Eso es muy bueno para la causa popular.

Que los Char y las Dilian le hagan el feo por puro oportunismo, es más que importante para que todos aquellos que “gobernaron con Uribe”, muestren lo que realmente son.

Que los Gavirias y Galanes, los Robledos y Cristos, que no desean «polarizar», tengan que ver de frente lo que nunca han querido ver porque no les convenía, es algo que sirve para este momento.

Que los Duques (y Santos) lo acaben de traicionar “a cuotas”, le permite al pueblo conocer la verdadera catadura de estos gobernantes. La gente odia a los traidores.

La verdadera reconciliación no es “echarle tierrita al pasado” sino unificar a las mayorías en torno a una VERDAD, que no solo es dolorosa, sino que debe continuar brotando desde todos los rincones del país.

¡Y esto recién empieza! Y va por buen camino.

Por ello no debemos identificarnos con los “otros victimarios”, con aquellos que con su accionar violento quisieron “liberarnos” de la oligarquía sin que se lo hubiéramos pedido. Ellos es mejor que se queden quieticos. Ya no es su “fiesta”. Es del pueblo.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?