ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Domingo, 20 de octubre de 2019. Última actualización: Hoy

Lo pararon

El lunes 23 septiembre, 2019 a las 11:27 am
Lo pararon

La acusación que ha presentado la Fiscalía General de la Nación ante la Corte Suprema para que proceda al juicio contra el gobernador de Nariño, Camilo Romero, pone a pensar a más de uno.

Camilo Romero. Imagen sacada de https://bit.ly/2z9p8Ox

El hecho de que haya sido este aguerrido pastuso quien se hubiera enfrentado tanto a Santos como a Duque, como a los gringos, sobre  la política adoptada con el glifosato y los cultivos de coca en la costa nariñense, genera la primera duda sobre el verdadero objetivo de esta acusación formal. Probablemente si él se hubiese convertido en un aliado de los Estados Unidos en su manera de enfrentar el problema de la droga y no se hubiese opuesto a que 50 mil familias que cuidan, cultivan o procesan la mata maldita fuesen obligadas a quedarse sin su sustento, los investigadores del contrato de la maquila de los licores de Nariño lo habrían pasado desapercibido.

Pero como además Camilo Romero se estaba proyectando, de manera vertiginosa, como el líder que la centro izquierda no ha podido como  encontrar para que aúne fuerzas de los extremos del rectángulo mamerto con las de los progresistas, el proceso que se le abre en la Corte hace cavilar sobre el interés en atajarlo para que esa opción se pierda y a regañadientes tengan que voltear a mirar al cada vez más antipático y requemado Petro.

Por supuesto ni es la primera oportunidad que se usa la justicia para limpiar el panorama político, ni será la última. Mientras se siga creyendo que el papel de la Corte es el de la máxima Inspección Nacional de Policía, siempre la seguirán usando para sus fines matreros.

Escucha»LO PARARON,columna de Gardeazábal ADN, sept 23 2019″ en Spreaker.

Para leer más columnas de opinión del autor aquí.

Deja Una Respuesta