ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Lunes, 16 de septiembre de 2019. Última actualización: Hoy

Lo mediático

El jueves 23 mayo, 2019 a las 6:36 pm
Lo mediático

Lo mediático

La parafernalia de lo mediático nos lleva a subestimar lo importante. Manera pronta de idiotizar, por lo tanto que la gente mire en la superficialidad una realidad de tragicomedia. Tiene el propósito malsano de abstraer a las personas de lo fundamental, terreno abonado para el analfabetismo; lo que marca el horizonte social son las frases en condensación, que quienes se usufructúan lanzan por el twitter, por el Facebook con toda irresponsabilidad, sumando el aditamento de que en ningún caso ratifican, quedando en flote como verdad la mentira; las verdades a medias; la inversión de la tabla de los valores humanos: realidades incontrovertibles que ponen a flotar en el universo de las aspiraciones sociales como de suma importancia. No son afirmaciones para contradecir, son verdades de a puño por las que hay que eliminar al contrario.

Lo mediático es un invento del marketing político. Los maestros de la publicidad política se asientan en la visión goebbbeliana de la propaganda política nazi, para exacerbar porque crea servidores, incuba fidelidad, y en eso el nazismo tenía una experiencia acumulada: hacer de las mentiras verdades insalvables.

Por eso las afirmaciones virulentas y atropelladas de la senadora María Fernanda Cabal tienen eco en los medios cuando son una vergüenza; o las aseguraciones racistas y discriminatorias de Paloma Valencia, así no tengan fundamento, son tan replicadas; o los gritos desesperados del senador antioqueño Felipe Mejía, incoherente agresivo, hecho eco en lo mediático como mesías atrás del expresidente Uribe, así su jefe tenga que salir a justificar, aclarar, corregir. Persisten en frases, en hechos, en posiciones así en primera instancia escandalizan, se verán los réditos en segunda instancia: más áulicos eufóricos dispuestos a exterminar medio país que piensa diferente. Son simples expresiones dichos con la costra del veneno: castro-chavista, narco-santos, farc-terrorismo… que entronizan en la sociedad con el rencor del sectario como diabólicas, justificables para el exterminio del contrario.

Es lo que ha sucedido en este gobierno que no toma la primera decisión importante en favor del país, preocupados por si encarcelan a Santrich, mientras el dólar anda por las nubes con el consabido perjuicio para la economía, para la gente del rebusque. Sin duda la gasolina se pondrá por las nubes y de ella dependen todos los productos que llegaran a precios incomprables; los huevos, el arroz, la papa, los plátanos son artículos de lujo. Lo importante es que caiga Maduro, mientras nuestra economía no arranca, el desempleo bordea, como pocas veces antes, los dos dígitos. Y el orden, la seguridad, tan pregonada, van ya más de 150 líderes sociales asesinados, 130 miembros de la exguerrilla de las FARC muertos. Los familiares de los muertos en la escuela de policía clamando por apoyo del Estado, fue emoción de un día, mientras explotaban el hecho en forma mediática.

Nota: ¿Alguien puede poner orden con los venezolanos? Dañan las zonas verdes, ocupan el espacio público, fastidian en los semáforos. En cualquier país, Ecuador, Perú, Chile, la policía los llama a desocupar estos lugares.

**********************************

Otras publicaciones de este autor: CLICK AQUÍ

También te puede interesar
Deja Una Respuesta