ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Sábado, 23 de octubre de 2021. Última actualización: Hoy

LO DIJO LIBRA EN UN SPA

El sábado 4 octubre, 2008 a las 3:58 pm

Por Leopoldo de Quevedo y Monroy

Colombiano

leoquevedom@hotmail.com

El horóscopo este mes estaba muy acalorado. Salía en bata de baño de la cámara de sauna y después de un reconfortante duchazo frío pasó a las máquinas del spa. Miró con disimulo los cuerpos que pedaleaban mientras escuchaban la voz de mando del instructor. Se subió a la primera elíptica que encontró vacía y miró con pausa a su alrededor. La mañana apenas abría.

Al spa solamente van quienes creen que les sobra un poquitito de carnes o quienes desean comparar su imagen con especímenes de su edad. La vanidad es muy celosa pero tiene escenarios para que la gente desinhiba sus temores y pueda charlar de masajes, cremas adelgazantes, tratamientos y champús que mejoren la apariencia. Generalmente el spa no soporta personas serias porque la moda y los afeites son para jóvenes y personas que tienen una vida de glamour, roce social ligero y muchas ganas de conservar decorosa vitalidad.

Libra estaba cercana a una dama no muy carnosa, de labios gruesos repintados de añil subido. Lucía brasier ligero, color magenta, sin liguillas sobre los hombros y panty blanco de licra de encaje muy trasparente. Quien a acude a estos lugares no teme miradas indiscretas y puede andar cómoda, sin pena y con lo mínimo guardado. Su figura era fina y esbelta, de 1,80 de altura y 58 kilos de peso sin equipaje. No aparecían señas ni de cortes ni de agujas, ni de embutidos ni arrugas. Su cabello era candelo y con bucles naturales, su cara alegre dibujaba una rara sonrisa.

Bajó Libra de la elíptica y se apostó junto a la damisela risueña. – Estás en tu punto más alto del biorritmo, le dijo. Es tu mes y tengo un secreto en la manga que te lo diré si lo aceptas. La dama con silueta perfecta entreabrió su boca azulosa, puso el índice de su mano diestra en los labios y le dijo: – Has acertado, mi linda, ardo en deseos de oírte. Ven, sentémonos en el turco mientras conversamos al calor de los vapores.

Vas a tener un buen día porque está en alza tu signo. Ahora que termine tu hora empezará tu estrella a brillar. Tu cuerpo te ayudará con la ropa que has traído. Te bañarás en yacuzzi y descansarás media hora. Te peinarás con cuidado, usarás tu perfume más cálido y aspirarás muy segura. El aire es fresco y tu aura está más radiante que nunca. No llegará la noche sin que goces tu gran día. Cuando pongas tus pies en la calle sentirás que la vida te cambia. Nos veremos el día de mañana. Libra consideró que su tarea estaba cumplida y se levantó de repente.

Llena de aire y de sueños, apenas salió del spa la dama sintió un arrebato de vida que inundaba su pecho y garganta. No sabía si cantar o correr y saludó al primer hombre que encontró a su paso. No era un conocido, mas intuyó que sería el encuentro que toda mujer espera. – Te acompaño a donde vayas, le dijo, y la llevó hasta su auto.

Conversaron, compartieron, se dieron la mano y anduvieron por calles y parques. Fue el día feliz de su vida que Libra había prometido. Al final bailaron, miraron las estrellas y se prometieron amores, montones de besos y abrazos. La pareja volvió sus pasos, el hombre la sentó a su lado en el auto que luego chocó en la esquina y se perdió en la eterna noche.

29-09-08 – 9:00 p.m.

Leer más…
Sigue a Proclama en Google News
También te puede interesar
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?