Martes, 9 de agosto de 2022. Última actualización: Hoy

LLAMADOS A SER PERSONAS ESPIRITUALES

El sábado 9 junio, 2012 a las 11:38 am


“Nos ha reengendrado a una esperanza viva, a una herencia incorruptible, inmaculada e inmarcesible, reservada en los cielos para vosotros, a quienes el poder de Dios, por medio de la fe, protege para la salvación, dispuesta ya a ser revelada en el último momento ( 1 Pe 1, 4- 5).

Por Pbro. Edwar Gerardo Andrade Rojas
Párroco Iglesia de la Stma. Trinidad – Santander de Quilichao

Este era un joven estudiante de arte de una gran universidad. Su profesor lo quería mucho. Un día éste le visitó en su habitación, y quedó sorprendido ante lo que vio allí. Más que otra cosa aquello parecía una galería de arte pornográfico. Las paredes estaban llenas de cuadros que representaban desnudos de una crudeza Incitante. Posiciones indecorosas. El sexo y la carnalidad. El profesor se sintió sumamente desalentado. Abandonó la habitación pero no le dijo una sola palabra a su discípulo. Sin embargo, pensó en lo que podía hacer para ayudar a aquel joven. Se le ocurrió una idea: buscó un hermoso cuadro de Jesucristo, se lo regaló y le dijo: – Este cuadro es para que lo coloques en tu habitación. Él lo aceptó con muchísimo gusto e inmediatamente se fue a colocarlo. Quiso hacerlo en una pared pero se dio cuenta que no era propio hacerlo allí. En cada una de las cuatro paredes sucedió lo mismo: que Jesucristo no cabía entre aquellos desnudos indecorosos. Al fin supo lo que tenía que hacer: quitó todos los cuadros, los arrumbó en un rincón, y puso únicamente el de Jesucristo. ¿Por qué piensas que Nuestro Señor podía comer con los pecadores, pero al mismo tiempo El no podía aceptar el pecado? ¿Hay alguna actitud o comportamiento en tu vida que tendría que cambiar ahora que Jesucristo vive contigo? ¿Qué cosas tiene que abandonar la gente como nosotros para aceptar coherentemente a Cristo?


 

Hay dos clases de hombres: el carnal y el espiritual, según nos dejemos guiar por la carne “Efectivamente, los que viven según la carne, desean lo carnal; más los que viven según el espíritu lo espiritual. Pues las tendencias de la carne son muerte, más las del espíritu, vida y paz”(Rom 8, 5-8) o por el Espíritu “En cambio, el hombre de espíritu lo juzga todo; y a él nadie puede juzgarle”(1 Co 2, 15). El hombre carnal debe ir desapareciendo de nosotros para que poco a poco se vaya descubriendo nuestro hombre espiritual. El hombre espiritual es aquél que ha muerto a sus deseos, a sí mismo, a sus planes, a su mundo. Sin extrañar lo que dejó, lo que queda atrás, sigue a Cristo. En la parábola del sembrador (Lc 8, 5-8) se nos presentan cuatro tipos de oyentes: tres carnales y uno espiritual. El oyente espiritual es quien escucha la Palabra de Dios y da fruto. Si somos aún hombres carnales, debemos pedirle al Señor que nos ayude a cambiar y a dejarnos guiar por el Espíritu Santo. Si somos hombres espirituales demos gracias a Dios y pidámosle que siempre podamos estar sujetos a su Espíritu, que podamos morar cada día a nuestros deseos, como lo hace el grano de trigo que si no muere no da el fruto que se espera de él “En verdad, en verdad os digo: si el grano de trigo no cae en tierra y muere, queda él solo; pero si muere da mucho fruto. El que ama su vida la pierde; y el que odia su vida en este mundo, la guardará para una vida eterna” (Jn 12, 24-25).


 



¿Qué significa seguir a Cristo?


 

Nadie puede llevarnos a una mayor y más generosa entrega a Cristo si nosotros mismos no estamos dispuestos a ello. El hombre más feliz del mundo será aquél que más se parezca a Jesús. Quien habla de estar con Dios tiene que proceder como Jesús procedió “Quien dice que permanece en él, debe vivir como vivió él”.  (1 Juan 2, 6). Jesús nos trae un mensaje de vida y esperanza, no como algo que se pueda agregar a nuestra existencia, sino como una opción total de vida en la que se nos propone estar con él o contra él “El que no está conmigo, está contra mí, y el que no recoge conmigo, desparrama” (Mt 12, 30). Seguir a Cristo significa:


·        Renunciar a toda atadura sentimental (Mt 8, 22; 10, 37).

·        Renunciar al mundo con sus atractivos, sus riquezas, sus afanes (1 Jn 2, 15).

·        Renunciar a lo malo e imitar a Cristo  (Filipenses 2,5).

·        Renunciar a la irreligiosidad.

·        Aceptar pruebas o ataques por ser verdadero cristiano (Jn 15, 19).

·        Aceptar a Cristo delante de los hombres (Mt 10, 32)

·        Aceptar las pruebas como discípulos obedientes y fieles (2 Co 6, 4-10)

·        Andar en la luz (Jn 8, 12).

Seguir a Cristo es amarlo sobre todas las cosas, con nuestro corazón, nuestra mente, nuestro cuerpo; es guardar sus mandamientos, es escucharle, es morir a nosotros mismos para así dar fruto resucitando en Cristo. Para lograrlo debemos reconocer que solos no podemos, que necesitamos de la conducción del Espíritu Santo. Esta es la vida del hombre espiritual, la vida de un hijo obediente que ha logrado en su comunión diaria con Dios un lugar especial en su amor “¡Feliz el hombre que soporta la prueba, recibirá la corona de la vida que ha prometido el Señor a los que le aman” (Santiago 1, 12): es el hombre que no se deja vencer por el mal, sino que lo vence a fuerza de hacer el bien (Romanos 12, 21). De esta manera, los objetivos de nuestra vida no son semejantes a los que tienen otros hombres, son más firmes y atractivos basados en las promesas que Dios Padre hace a través de Jesucristo, nuestro Señor y redentor, y por medio de las cuales alcanzaremos la corona de gloria prometida a quienes perseveremos hasta el fin. Cuando el seguimiento de Cristo te resulte duro y difícil, confía y abandona tus preocupaciones, pues el que te llamó, cuidará de ti hasta el final.


Dile al Señor: Jesús, hoy ya no sé vivir sin Ti Todo lo estimo como basura en comparación contigo. Tu amor misericordioso me hizo caer en la cuenta de que el amor se hace realidad cuando se confía en ti y aprendí a fiarme más de ti que de mí mismo. Sé que Tú eres mi Dios y mi verdadera fuerza. ¡Gracias por haber curado tantas heridas desde que me dijiste que te siguiera y confiara en Ti… ¡ ¡Soy enormemente feliz contigo!

Leer más…
Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?