ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Viernes, 29 de mayo de 2020. Última actualización: Hoy

LAS LECCIONES DEL DOS MIL OCHO

El lunes 15 diciembre, 2008 a las 2:48 pm
Por Walter Aldana Quiceno

Inicia la segunda mitad del mes de Diciembre que se va, y es menester hacer la respectiva evaluación con el fin de pasar al dos mil nueve por lo menos claros de la historia y las perspectivas tanto personales como sociales.

El gobierno Nacional con Uribe a la cabeza se volvió un maestro en el arte de generar cortinas de humo para esconder su responsabilidad en los sucesos; si no me cree, vea estos ejemplos: ante la ‘yidis-política’, salió a relucir las bajas de Raúl Reyes e Iván Ríos, ante los falsos positivos (efectuados por amplios sectores de las fuerzas armadas y de seguridad), léase CRIMENES de Estado; el escándalo se aplacó por la caída de las pirámides, propiciada por el ejecutivo, los dos grandes medios de comunicación televisivos, el sector financiero formal y elementos de la fuerza pública, que arma en mano exigieron la devolución de sus inversiones abusando de su autoridad e importándole poco o nada la situación del resto de ahorradores.

El nevado volvió a rugir y la avalancha nuevamente atacó, dejando a su paso puentes destruidos, desesperanza y certeza de la necesidad de reubicar Belalcazar, al oriente de nuestro Departamento del Cauca.

El dos mil ocho enseñó que en los amigos hay que confiar, pero también saberlos escoger para que no le suceda a uno lo que le ocurrió a los Uribistas con el REFERENDO reelecionista en manos del Dr. Giraldo que ni para el 2010, mal formulada la pregunta y además con dudosa financiación en el proceso para la recolección de firmas.

El año que termina enseñó también que captar bien motivados los sueños de pagar deudas, o los de la ambición y sin control del gobierno, con eso es suficiente para montar una cadena y/o pirámide que después se vuele o la quiebren con la ayuda oficial.

Y esta primera quincena de Diciembre enseña que aun con lo anterior y mucho más somos capaces de disfrutar de los tutainas y la natilla, que las fuerzas nos dan aun para decir con mucho afecto; FELIZ NAVIDAD.

WALTER ALDANA Q
Waldana2@hotmail.com
Diciembre 16-008

Leer más…
Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta