ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Jueves, 25 de abril de 2024. Última actualización: Hoy

Las artes increíbles de Gabo

El sábado 2 marzo, 2024 a las 10:19 am
Las artes increíbles de Gabo
Las artes increíbles de Gabo
Crédito: Entreperiodistas
Por: Jesús Alberto Aguilar Guerrero.

En las calles polvorientas, donde retumbaba la música y el cantar de bellas melodías, erase un 6 de marzo de 1927, se escuchó el primer llanto de un niño a quien sus padres le bautizaron Gabriel José de la Concordia García Márquez; todo esto sucedía en la población de Aracataca, Magdalena, personaje este que expiró el 17 de abril 2014 en ciudad de México, dejando un gran legado como escritor y periodista colombiano, destacándose en sus cuentos, novelas, narrativas, discursos, reportajes, críticas cinematográficas y memorias, quien hizo sus estudios en derecho y periodismo en la Universidad Nacional de Colombia, destacándose como uno de los mejores columnistas del diario El Espectador, quedando en este ámbito reconocido como el gran Gabo o Gabito, en especial en los círculos sociales que frecuentaba. En diciembre de 1982, Colombia se llenó de orgullo cuando se anunció que el Premio Nobel de Literatura, era García Márquez; hecho este que trascendió en los círculos culturales del mundo entero que  se había hecho famoso por sus novelas e historias cortas, en las que lo fantástico y lo real se combinan en un mundo ricamente compuesto de imaginación, lo que refleja la vida y los conflictos de un continente.  

Bien lo afirma una profesora de la literatura de la Universidad de Barcelona España, que consideraba que García Márquez, había recogido en sus obras creencias occidentales como la alquimia, la magia, la astrología, el hermetismo, que tienen como propósito atender al mensaje de la revelación, codeándose al lado de Julio Cortázar, Mario Vargas Llosa y Carlos Fuentes, llenaron varias páginas de los principales periódicos latinoamericanos, convirtiéndose en los principales autores del realismo mágico. Gabo, destaca el mundo de “Cien años de soledad”, que tiene muchos puntos de contacto con la filosofía oculta, la literatura alquimista y el sabor hermético. Los personajes de Macondo sobre los que recae la fundación y la destrucción del pueblo, Melquiades, José Arcadio Buendía y el último Aureliano, Aureliano Babilonia creen en las ciencias ocultas frente al carácter positivista y cientifista de Úrsula, que se alza José Arcadio Buendía, fundador de Macondo, como patriarca ansioso por descubrir los caminos científicos que se siente deslumbrado por la tecnología primaria y hechicera de los gitanos, convirtiéndose en pionero del grupo y el que lleva a este al conocimiento a través de las ciencias ocultas de la alquimia y la magia. Melquiades le habían regalado un rudimentario laboratorio de alquimia que habría de ejercer una influencia terminante en el futuro Macondo; obra está considerada como una de las más representativas de esa corriente literaria, e incluso se considera que al éxito de la novela se debe que el término se aplique a la literatura surgida a partir de 1960 en varios países de américa.

Los homenajes que se realizan a Gabriel García Márquez, en varios congresos de la Lengua Española, en diferentes ciudades del mundo, y la reedición de uno de los libros críticos y analíticos más completos sobre un autor colombiano, han revivido episodios  de la literatura latinoamericana que: Cien años de soledad, es una novela total sobre todo porque pone en práctica el utópico designio de todo suplantador de Dios, describe una realidad total, enfrenta a la realidad real dando una imagen que es su expresión y negación. Esta noción de totalidad, tan escurridiza y compleja, pero tan inseparable de la vocación del novelista, no sólo define la grandeza de “Cien años de soledad” sino que se trata de una novela total por su materia, en la medida en que describe un mundo cerrado, desde su nacimiento hasta su muerte y en todos los órdenes que la componen. Es de destacar que, en el año de 2007, la Real Academia Española y la Asociación de Academias de la Lengua Española, publicaron una edición popular conmemorativa de esta obra, por considerarla parte de los grandes clásicos hispánicos de todos los tiempos.

Desde esta casa periodística rendimos homenaje a uno de los grandes periodistas, hijo de Gabriel Eligio García y Luisa Santiaga Márquez Iguaran, cuando aún en esas tierras macondianas, los mayores narran historias que siguen vigentes en la vida cotidiana de Aracataca, en ese pueblo del Magdalena, en donde cada casa es un museo dedicado a Gabriel García Márquez.

**************************
Lee otros artículos del au
tor aquí:

Jesús Alberto Aguilar Guerrero
Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?