ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Lunes, 23 de mayo de 2022. Última actualización: Hoy

Las Alianzas

El jueves 20 agosto, 2015 a las 8:53 am

Mauricio ArboledaPor Mauricio Arboleda

Como profesor de sociales, una de las premisas a partir de las cuales construyo los planes de estudios, es que los seres humanos debemos vivir en medio de las diferencias, que no deben constituirse en un elemento divisorio sino todo lo contrario.

Me pregunto cómo, a estas alturas de los tiempos, mucha gente sigue viendo raras las alianzas que se establecen en los grupos sociales y políticos con tal de seguir a flote. Y no es que defienda yo las coaliciones mafiosas de compra y venta de votos, de ninguna manera. Dejando de lado, por ahora, la ética y la legalidad, se me ocurre que aun en los escenarios más adversos de la política, surge el instinto de supervivencia cuando el proyecto en el que uno se montó debe fortalecerse y prevalecer.

Cuando uno cree en lo que hace, y cuando se está convencido de que puede ayudar a los demás, creo que no hay otra salida que darle oportunidad a la inteligencia y diseñar entonces estrategias ganadoras. Algunos colegas periodistas se aterran de escuchar que uno u otro candidato quieren ganar. ¿Si no es ese el propósito, entonces cuál, amigos de los medios “imparciales”?

Creo que se ha debatido suficiente aquello de las “ideologías de partido”, cosa que para mí sigue siendo un mito. Una propuesta política, creo yo, debe ir más allá de las cuadriculaciones que una directriz pueda ofrecer, pues esta se configura según lo particular de una población y su gente. Priorizar y diseñar un plan de gobierno según lo que dijo muy cómodo desde su silla un personaje por allá en la capital, sería tan necio como creer que hay una fórmula para conquistar el amor de otra persona. En resumen, cada pueblo es diferente, en pedagogía le llamamos a eso contexto, y es tan importante que nos puede cambiar todo el plan de estudios así vayamos a la mitad de su ejecución. Creo que lo más importante, en materia política y social, no son los colores ni los banderazos pajudos, ni mucho menos las pataletas de unos medios evidentemente parcializados. Creo más bien en las afinidades, esas que nos unen y nos conducen a realizar planes serios.

Como comunicador, lo que puedo deducir es que hemos caído en la trampa que justamente se construyó para nosotros, disfrazando la noticia y convirtiendo la pauta oficial en una especie de seguro contra la crítica. Tan teñido de odio está el escenario político de ciertas localidades, que su periodismo sucumbió ante las seductoras promesas de cambio, promesas de una clase politiquera cada día más igual que nunca.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?