ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Domingo, 25 de febrero de 2024. Última actualización: Hoy

Las 3 del tintero

El domingo 22 mayo, 2016 a las 2:44 pm

Por: Gustavo Álvarez Gardeazábal

NO ALCANZARÁ LA TIERRA PARA TAPAR EL POPÓ DE EPM

Las noticias que se van conociendo sobre EPM, la otrora joya de la corona del orgullo paisa, hace pensar que pese al esfuerzo por tapar sus equivocaciones y sus metodologías improcedentes, más temprano que tarde saldrán a conocerse sus intríngulis. Las inversiones en el Acueducto de Antofagasta (Adasa) y en el parque eólico en ese mismo país, no han resultado ni siquiera ocultables y dejaron sin caja a la empresa para sus expansiones en Colombia. Y si a eso se agrega la forma como afrontaron (para tapar errores de diseño y mantenimiento) el manejo de la crisis de Guatapé, es muy probable que la tierra usada hasta ahora para ocultar la verdad de EPM no alcance para tapar el popó del gato.

LA ORGANIZACIÓN CAMBIA DE RUMBO

La salida del mesurado y prudente Juan José Lulle de la presidencia del Ingenio Cauca y su paso al costado en el puesto preeminente que por años mantuvo dentro de la Organización Ardila Lulle, hace pensar a los analistas sobre un cambio de rumbo en métodos y metas de ese adinerado grupo familiar. La agresividad en los negocios y la independencia en sus determinaciones ya se había ido advirtiendo con su reingreso al mundo de las cervezas y sus aperturas en televisión, donde la Gurisatti asumió la batuta del noticiero y Hernán Peláez llegó a la trasmisión de los partidos que no monopolizó el Grupo Santodomingo. En radio, donde contrataron a Hassan, vetado por el gobierno Santos, es evidente que libran una batalla silenciosa no por el rating cuanto por la expansión futura aprovechando las circunstancias del mercado radial que se vive hoy en Colombia.

GALÁN COMENZÓ MAL

El fallo de la Corte Constitucional dándole la razón a Las2orillas en las denuncias que presentó hace un par de años Gustavo Rugeles sobre las milmillonarias partidas presupuestales que la Nación le ha girado (por la vía de contratos) a la Fundación Luis Carlos Galán, llega en muy mal momento para el precandidato liberal a la presidencia, porque apenas acaba de comenzar su periplo. Son tan mayúsculas las cifras entregadas que reverdece ante la opinión pública una de las verdades más duras que el país ha tragado forzadamente: el costo de mantener como parte de la estructura del estado a la familia Galán en pago, tal vez, por no haber impedido que los narcotraficantes, muy seguramente en alianza con el DAS de entonces, asesinaran al candidato presidencial Luis Carlos Galán.

****************************

Si quiere oír el audio de esta columna en la voz de su autor:

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?