Miércoles, 24 de abril de 2024. Última actualización: Hoy

LA VIA PANAMERICANA

El sábado 17 agosto, 2013 a las 12:20 pm
Nelson Paz

Nelson E. Paz Anaya

Si hay una situación que deba unir a los caucanos, es la vía Panamericana; la dirigencia política, la organización gremial, los sectores sociales, la representación cívica de Popayan, los alcaldes de todo el departamento, la representación de indios, negros y blancos, por cuanto esta es como las arterias y venas de nuestro organismo; nada en el Cauca permanece ajeno al acontecer de esta columna vertebral de su vida, económica, política, social y cultural.

Contamos con un tramo de la que en algunos años, será parte del sueño de Bolívar, la posibilidad de unirnos e integrarnos los habitantes de Suramérica, para encontrarnos y caminar juntos hacia las metas del desarrollo, compartiendo culturas, experiencias beneficiosas, ofertas y demandas de los productos de la región cuyos procesos de elaboración conquisten la mano de obra que se requiere ocupar, para garantizar el ingreso como utilidad o como salario, indispensable a las familias de esta región.

Las materias primas, la riqueza mineral, la biodiversidad, el conocimiento de las universidades, el entorno ecológico, la habilidad de los trabajadores, sumada a la capacidad de las empresas, se presentan como la gran posibilidad de hacer riqueza, equidad, justicia y paz; si la hacienda pública se proyecta conforme a las nuevas visiones de fomento a los recaudos por el crecimiento económico y de presupuestos definidos buscando efectividad en el impacto masivo de las inversiones.

La carretera Panamericana, eje del desarrollo económico del Cauca, debe ser una consideración de prioridad en todas las agendas y de todos los planes de desarrollo y de direccionamiento de inversión, si se pretende actuar con objetividad en la región para integrar su diversidad étnica, la variedad de climas y suelos, la pluralidad de especies, la inmensidad hídrica, la multiplicidad minera, los centros de expansión industrial en paralelo con los crecimientos en la agroindustria en el valle geográfico del río Cauca, se constituyen en retos para la actuación inteligente del Estado.

No se entiende bajo el marco de estas objetivas consideraciones, cómo los caucanos entretenemos los mayores esfuerzos en muchas cosas pequeñas, como los intereses individuales y personales, si está al frente una reconocida capacidad humana y una naturaleza desafiante, para superar las malas estadísticas de los últimos tiempos, señalando la pobreza y la miseria como una capa de vergüenza que cubre el mapa de esta tierra otrora llena de cultura, de arte, de bienestar para sus habitantes.

En poco tiempo se tendrá la oportunidad de actuar como centro de confluencia de la región suroriental y sur occidental del país; el Cauca y Popayán, son sitios de paso, estratégicos en las comunicaciones terrestres de los departamentos del Valle, Nariño, Huila, Caquetá y Putumayo, sin dejar de lado, las óptimas circunstancias con crecimientos vertiginosos que se dan en el movimiento de mercancías por ser una vía internacional inicialmente con Venezuela y Ecuador, cuyo crecimiento será mayor con los Acuerdos del Pacifico, reto al cual, no podemos llegar tarde con una imposibilidad de tránsito.

Ahora que la inminencia de cierre de la circulación vuelve a presentarse como el instrumento del temor, por los daños que ocasiona en otros renglones de la economía, aspecto que debe ser tenido en cuenta a la hora de las determinaciones por los sectores involucrados en la protesta, de la cual, incluido el Gobierno reconoce sus razones, debe definirse por parte del poder central los tiempos de ampliación a dos calzadas para esta vía, la cual, aun en condiciones de no interferencia del tránsito, afecta de manera grave la actividad de los caucanos.

El riesgo para el derecho a la vida es muy significativo, de manera habitual las ambulancias con enfermos en delicado estado de salud, encuentran dificultades en su desplazamiento por la congestión vehicular, las largas filas de camiones de carga ocasionan con frecuencia accidentes, el sometimiento a largas colas con paradas sin tiempos regulados, afectan de forma costosa los traslados por los altos consumos de combustible, sin mencionar las demás incomodidades de un viaje llenos de amenazas y dificultades.

Justificar exigen algunas instancias burocráticas del gobierno, para dar luz verde a la realización de estas obras, admitiendo sus razones, se tienen los argumentos suficientes para lograr su aprobación, la integración Internacional, la vinculación de los procesos productivos regionales, el encadenamiento de los municipios del Cauca a los procesos industriales de la zona norte, el asentamiento paralelo de poblados en los costados de la carretera constituidos en fuente de ubicación habitacional, sin olvidar el interés turístico y cultural, para Popayan y otros sitios cuyos ingresos están supeditados a las condiciones de viaje para el visitante.

Si hay una ampliación vial con asegurado retorno de su inversión, es en esta doble calzada, no se requieren mayores estudios estadísticos para comprender los grandes recaudos por concepto de peajes, de manera permanente hay colas en sus dobles cajas recaudadoras, como en pocos sitios en otras vías del país, y con un flujo de altas frecuencias las veinticuatro horas del día, no sería justo para una región con tantas expectativas el Gobierno nacional, con sacrificio de toda una comunidad, esté permitiendo sin esfuerzos el enriquecimiento sin medida de las compañías concesionarias de estas vías nacionales y menos con la aquiescencia de la dirigencia política del Cauca.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?