ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Lunes, 4 de marzo de 2024. Última actualización: Hoy

La soledad

El miércoles 24 enero, 2024 a las 2:30 pm
La soledad
La soledad
Créditos: HOLA

La soledad

Según la definición del diccionario nos dice que la soledad es la carencia de compañía, tristeza o melancolía. 

Todos en algún momento de nuestras vidas nos hemos sentido solos, hay esperanza para los que confían en el Señor y nos dará la fortaleza para salir avante. 

Dios extiende su mano, nos abraza y nos llena de paz y fortaleza. La mirada de Jesús nos muestra cuánto nos ama, Él no nos desampara, nos acompaña, nos guía y nos llenas de su paz. 

Nuestro manual de vida la Biblia en el libro de los Salmos capítulo (25) nos habla que el rey David le implora, dirección, perdón y protección, manifestándole a Dios como se siente. (a pesar de ser un fervoroso creyente).  

La fe, significa esperanza y confiar en Dios que todo viene a bien a los que Dios ama. Debemos rendirnos en medio de los desiertos por los que se está atravesando, Dios dice que debemos clamar a Dios, Él nos saca de nuestras congojas, de nuestras cargas. 

Pero a pesar de confiar en Dios las angustias llegan, momentos de soledad nos persiguen nos arrebatan el sueño. 

Existen varias clases de soledades una de ella es la transitoria, esta es pasajera, hay otra que es necesaria, porque es cuando acudimos a Jehová y depositamos todas nuestras cargas y   otra que es la más nociva, porque llevamos un gran peso a pesar de estar acompañados nos sentimos solos y nos alejamos de Dios. 

Esta última es importante buscar consejería y no guardar este estado de soledad, es menester buscar ayuda, no debemos sentir pena comunicar que necesitamos ayuda para que no nos carguemos y así poder evitar desenlaces funestos. 

Nuestro salmista David, clamaba a Dios y le pedía que lo sacara de sus congojas. La soledad permanente, duele, trae melancolía en la vida de las personas. La mejor píldora de vida para la soledad es la oración, hay que clamar a Dios porque Él tiene planes de bien y nos da esperanza a través de su palabra. 

No hay que perder la fe, a pesar de que nuestro corazón este dolido, herido, cargado. Son muchos los dardos que hacen que se pierda la fe, pero es ahí donde el Espíritu Santo nos rearguye, nos da la respuesta y la paz a nuestro corazón, porque es el amor de Dios que está obrando y no nos desampara. 

El mundo nos dice que no debemos llora, pero Jesús en su palabra en el libro de Mateo 5: 4 manifiesta que es bienaventurado los que lloran y que ellos reciben consolación. 

El sentirnos solos es humano, lo importante es acudir a Dios para no caer en el pantano de la desesperación y en los desenlaces funestos. 

La mejor compañía es la de Jesús, tú decides. 

Bendiciones 

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?