ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Sábado, 23 de enero de 2021. Última actualización: Hoy

La Salud: cirugía o remiendos

El miércoles 3 septiembre, 2014 a las 7:38 am
felipe-solarte-nates1

Felipe Solarte Nates

Recientemente, en foro convocado por el contralor departamental, Dumer Cifuentes, en Unicauca, para proponer soluciones a problemas de la salud en el Cauca, después de intervenciones de organizadores del evento, directivos de hospitales e IPS’s, académicos y tres congresistas que asistieron al evento, el dilema quedó planteado, entre remendar la Ley 100 de 1993, dejando funcionar a las EPS’s, al respaldar en el Congreso, la Ley Estatutaria; o promover una nueva ley que las suprima y consagre a la salud, como un derecho fundamental para todos los ciudadanos, que debe estar a cargo del Estado y no de entidades con ánimo de lucro, como Saludcoop, bajo la administración de Palacino, quien además de enriquecerse como un pacha, dedicó recursos de la salud, a construir clínicas, hoteles, urbanizaciones, canchas de golf, patrocinar equipos de fútbol , pero de carácter privado y financiadas con las cuotas de los afiliados y recursos aportados por la Nación.

Durante su intervención la mayoría de voceros de los hospitales del Cauca, declararon que están al borde del cierre, debido a la demora sistemática del giro de millonarias sumas que les adeudan las EPS’s, por servicios prestados a sus asociados. Los giros esporádicos de algunos recursos por parte del gobierno nacional han sido pañitos de agua tibia para curar a un enfermo terminal, no sólo en el departamento, sino en el resto del país, pues por esos días, voceros de los hospitales públicos de Medellín y Antioquia, denunciaron ante los medios de comunicación, que están al borde del cierre, por la misma causa que afecta a los centros asistenciales del Cauca.

Sin embargo un punto positivo que tuvo el foro, fue el propuesto por el gerente de Asmet-Salud Gustavo Aguilar, abriendo la discusión acerca de lo qué es la salud y desde donde debe enfocarse: sí, a partir de la enfermedad, la cual debe ‘curarse’ con fármacos y tratamientos en los centros asistenciales; o sí arranca desde la prevención, garantizándole a la población condiciones de vida y trabajo dignos, con buenos servicios públicos básicos, amplios programas de vacunación, alimentación y costumbres de vida sanos, que los mantengan alejados de los hospitales y del sistema curativo.

Esta visión desbordaría el enfoque de la salud, sólo desde el punto de vista médico y a cargo del ministerio del ramo; pues para garantizarla tendrían que aunar esfuerzos varias entidades públicas encargadas de la promoción de empleo, construcción de vivienda, servicios de acueducto y alcantarillado, de la educación en prácticas sanas de vida, desde la niñez, en el fomento a la recreación y el deporte, del medio ambiente, etc.

Entre problemas puntuales que pueden solucionarse mientras en el Congreso tramitan la nueva Ley de Salud, algunos asistentes señalaron, la falta de coordinación entre las IPS’s y hospitales del Cauca, para optimizar los escasos recursos humanos y de dotación con que cuentan.

“Los hospitales públicos se quedaron sin equipos, que si los tienen los privados. Hay que optimizar los que existen”.

El Ministerio de Hacienda con programas de saneamiento fiscal y financiero, está determinando la suerte de los hospitales públicos, sin tener en cuenta las circunstancias en que se endeudaron, poniéndolos al borde de liquidación.

En la costa Pacífica, debido a la dispersión de los habitantes en una amplia región, los hospitales no deben vivir de la venta de servicios y deben ser subsidiados por el Estado. En 2013, Asmet-Salud, pagó $420 millones en traslado de pacientes a hospitales del Valle, que habrían podido invertirse en hospitales de los municipios costeros.

La Unicauca, debe aumentar el cupo de especialistas, así se opongan quienes no quieren competencia, y el número de médicos familiares, mejorando los sueldos, pues en la actualidad, los profesionales no quieren ir a municipios alejados como los de la costa pacífica y más cuando hay problemas de violencia. Además fortalecer la red pública priorizando programas de atención a primer nivel, fomentado la prevención, rescatando las promotoras de salud, que acabó la Ley 100, en un departamento donde el 70% de la población es rural, como lo propuso el decano de medicina, Diago Franco.

Para Popayán, se planteó la construcción de un hospital de primer nivel que despeje al Susana López y San José, de segundo nivel.

En Santander de Quilichao, se planteó la construcción de un hospital de segundo nivel completo, para cubrir la zona norte, al igual que en El Bordo, para el sur.

El senador Luis Fernando Velasco estuvo de acuerdo en continuar haciendo reformas graduales al sector salud, partiendo de la actual Ley Estatutaria.

Los representantes a la Cámara, J.J. Cárdenas, de la “U” y Oscar Ospina de la Alianza Verde, apoyaron la presentación de un nuevo proyecto de ley, que cierre las puertas al negocio de las EPS’s y consagre la salud como Derecho Fundamental para todos.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?