Sábado, 26 de septiembre de 2020. Última actualización: Hoy

La relatividad de las noticias: la foto de Tiro Fijo

El sábado 7 febrero, 2009 a las 10:26 pm

Según explica Melquisedec Torres, colega de la Asociación de Periodistas del Huila, los medios regionales no tienen derecho a las super «chivas», porque esa categoría es un monopolio de los grandes medios nacionales.

La relatividad de las noticias: la foto de Tiro Fijo

Melquisedec Torres
Periodista
Afiliado ASPEHU

Es iluso suponer que la visión de las cosas y los hechos a través de los medios de comunicación no dependan del cristal (interés se llama ahora) con que se miren, o desde donde se escriban. Así es, qué le vamos a hacer, pero habría que pedir – por lo menos – que se dijera desde cuál cristal se están mirando, y entonces uno sabría a qué atenerse.

El diario La Nación (de Neiva, allá más cerca del Putumayo y del Amazonas y del Caquetá que de Bogotá) lanzó una primicia mundial que, por supuesto, cualquier medio (grande, pequeño, mediano, provinciano o no) esperaba tener. Y ahí está el detalle: no lo hizo una agencia (AP, AFP o Reuters) ni un gran medio colombiano (Semana, El Tiempo o alguno de la televisión); fue un periódico de la provincia (o periferia, como suelen llamarla los sociólogos). Y entonces sí les nace la duda a esos grandes que no la tuvieron, y no solo lanzan la duda sino la afirmación de que la foto es chimba, que ese cadáver no es Tirofijo, que la foto es más bien vieja y que el de la foto es otro sujeto conocido como Efraín Guzmán, alias comandante Nariño. Y argumentan que eso les dijeron “fuentes de inteligencia” o “una alta fuente oficial”. Y entonces vale más la duda, convertida en afirmación, de esas fuentes (no precisadas ni identificadas: fuente de cuál oficina del Estado o de cuál “inteligencia”; no sobra un poco más de precisión), que la foto visible, perceptible, ahí a la vista y, cómo no, controvertible, además de la versión, con nombre propio, de la desmovilizada que llegó con el registro visual en formato digital.

Personalmente tengo pocas dudas en cuanto a que el de la foto sí es Tirofijo. Se parece notablemente, sus rasgos son identificables, el cabello y la cara son similares al tantas veces fotografiado Pedro Antonio Marín alias “Manuel Marulanda Vélez” alias “Tirofijo”. Del otro, del Guzmán, solo se ha visto una foto en vida. Pero como la “chiviada” fue de un periódico de abajo, del sur del país, pues seguramente – habrán dicho en Semana y en El Tiempo y en El Espectador – esos periodistas no son cuidadosos, no guardan el rigor exigible para estas cosas, les falta formación, no comprobaron la cosa, en fin no son confiables y es mejor creerles a las “altas fuentes oficiales” y a esas de “inteligencia militar”. Caramba, bastó que una oscura, indefinible y anónima “fuente” les haya dicho que el de la foto era Guzmán y no Marulanda para que los grandes medios lo creyeran a pie juntillas: no hicieron su propia verificación, no tomaron una y otras fotos para compararlas, no llamaron a algún experto en fotografía digital (y cuentan con varios en sus nóminas), no preguntaron nada; “elemental mi querido Santos y mi apreciado Pombo: la fuente nos dice que no es Tirofijo y entonces es Guzmán”.

Dije atrás que tengo pocas dudas de la veracidad de lo publicado por Areiza y su equipo en La Nación, pero como de un lado tengo una foto – que guarda gran parecido con el mítico guerrillero – y del otro una “fuente de inteligencia oficial” que no me da más elementos que su “inteligencia”, me quedo con la foto.

Ah, pero como la chiva no fue de El Tiempo ni de Semana, pues ellos mismos decidieron que no es Tirofijo. Einstein nos dijo que todo era relativo, especialmente el tiempo del cual hace parte la semana.

Leer más…
Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta