ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Lunes, 22 de julio de 2024. Última actualización: Hoy

La reforma tributaria

El miércoles 19 octubre, 2016 a las 4:47 pm
Diogenes Diaz Carabali

Diógenes Díaz Carabalí

La medida más impopular en cualquier país del mundo, es la que tiene que ver con los tributos. Frente a ella, todo ciudadano pretende escurrirle el bulto, lograr rebajas, conseguir amnistías y excepciones. Desde luego, Colombia, no puede estallar de júbilo frente al anuncio de nuevas tributaciones y el encarecimiento de otras. Varios regímenes tributarios enfatizan sobre el impuesto indirecto, que aplica tazas sobre bienes de consumo y, en nuestro caso, el IVA es el más atractivo.

Aunque no se conoce el contenido de la propuesta de reforma tributaria, por la información difundida por la comisión de la supuesta Reforma Integral, ésta se va a sustentar en tasas impositivas indirectas. La primera, y que más golpeará el bolsillo, va a ser el aumento de la tasa que pasaría del 16% al 19%. Esos puntos van a golpear al consumidor final, sin duda tendrá repercusión en la inflación y en nuestra capacidad adquisitiva. Afecta, de por sí, a los sectores más pobres, contrario a los impuestos directos, cuya afectación es a los ingresos de las personas naturales y jurídicas. Esta reforma pretende bajar las tasas de renta, pero disminuir la base gravable.

Aspecto positivo de la reforma es la entrada a tributación de las ONG, muchas de estas entidades se disfrazan tras sofismas altruistas, siendo en realidad la manera de enriquecimiento. También las “iglesias”; algunas, las conocidas como “Cristianas” mueven grandes sumas en beneficio de sus líderes, incluso con recursos de dudosa procedencia.

Nos enfrentamos a una medida impopular pero necesaria, eso sí, los afectados serán los más pobres. Y el mismo cuento: incentivar la inversión; haciendo del país de los más desiguales del mundo. Los países con mayor equidad son los que hacen tributar a los que más tienen. En nuestro caso quienes mayor tributación van a tener son los sectores de menores ingresos.

La nueva tributación va a ser impopular; el índice del gobierno va sufrir un colapso, pero necesario; las medidas contra la evasión tendrán que ser más drásticas, frenar la corrupción tendrá que ser más vertical. Por desgracia, la motivación para nuevos tributos no aparecen, el Estado gasta mucho, un barril de Isis, sectores desperdician recursos, sostenemos verdaderos gusanos, el poder legislativo, la burocracia inútil. Quienes vincularon el plebiscito con impuestos, estaban meando fuera del tiesto.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?