ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Miércoles, 13 de noviembre de 2019. Última actualización: Hoy

LA PRUEBA DE FUEGO

El jueves 13 junio, 2019 a las 12:12 pm
LA PRUEBA DE FUEGO
LA PRUEBA DE FUEGO

LA PRUEBA DE FUEGO

El panorama novelesco tipo macondiano al cuadrado observado en Locombia en los últimos días, sobre el tema del personaje principal o protagonista Seuxis Pauctas Hernández Solarte, mejor conocido como Jesús Santrich, quien se ha hecho más famoso que el mismo llamado presidente de Colombia y el Todopoderoso juntos, quitándoles rating en las encuestas, incluso mojando las carátulas de algunas revistas importantes y medios tradicionales y mediáticos, no puede ser más atrayente en este país del Sagrado Corazón de Jesús, acostumbrado a los escándalos al por mayor casi todos los días. Incluso su imagen tipo Hollywood podría llamarse “Jesús Superstar”, la cual se ha vuelto icónica y muy conocida y es tema obligado en cualquier reunión política importante que se respete, incluyendo las tradicionales escenas de toma y dame del Congreso, cuando allí debería instalarse un ring obligatorio de boxeo, para que los “honorables”, diriman sus pendencias diarias y se den el protagonismo perdido que tanto necesitan para seguir existiendo, por culpa del famoso Seuxis.

Devolvamos nuestro DVD y observemos con atención los gestos y movimientos de los ahora actores secundarios: el llamado presidente todo descontrolado echando rayos y centellas, con su rostro descontrolado y asustado, con sus manos amenazantes, calificando a “Jesús Santrich” como lo peor de Colombia (sabiendo que hay “otros personajes”, casi iguales que él y hasta peores, bien sentados y orondos en el mismo Congreso y nadie les dice nada, siendo “intocables” por obra del Espíritu Santo); los integrantes del mal llamado Centro Democrático (llamado por el común de las gentes Centro Demoníaco, por algo será), rasgándose las vestiduras, poniendo el grito en el cielo y gimoteando a punto de llorar, como si hubiesen visto al mismo Luzbel en persona; el procurador Carrillo muy conturbado y mostrando su ira e intenso dolor, al ver que nadie le hace caso en su deseo para que al actor principal lo extraditen en el término de la distancia y en menos de lo que canta un gallo; el Todopoderoso o intocable Uribe sufriendo lo indecible en silencio, porque todos sus planes le están saliendo al revés y para rematar ahora le va a tocar por una ley del karma, aguantarse viendo a su peor enemigo (según él), muy cerca, en el mismo recinto legislativo, como un castigo eterno por haberse portado muy mal antes; las sesiones del miércoles 12 de junio / 19, en la Cámara de Representantes, cuando varios congresistas furiosos de algunos partidos se fueron lanza en ristre contra “Jesús Santrich” al ocupar su curul, según las normas legales.

Ahora bien, en contraposición al anterior panorama novelesco y fatídico, existe uno real que existe desde el año 2016, cuando los colombianos de bien, que somos la mayoría, dimos la bendición al Acuerdo de Paz de La Habana y que luego se resumió en la norma constitucional de la JEP, tan vapuleada por algunos malos colombianos, incluyendo desde el mismo llamado presidente, quien dice que la acepta a regañadientes, como por no dejar, a la fuerza, siendo por lo mismo el caso “Jesús Santrich”, la prueba de fuego para ver si hemos madurado como colombianos, donde de verdad se conocen quiénes aman a Colombia y respetan al otro, por encima de cualquier mote político o conveniencia.

Conclusión: todavía nos falta mucho para ser civilizados.

*******************************************

Otras publicaciones de este autor, en: CLICK AQUÍ

También te puede interesar
Deja Una Respuesta