Domingo, 16 de mayo de 2021. Última actualización: Hoy

LA POESÍA ESTÁ MUERTA

El lunes 6 abril, 2015 a las 10:35 am
Armando Orozco Tovar

Armando Orozco Tovar

Los poemas de este libro editado por la Cooperativa Editorial Magisterio, en cuya dirección editorial estaba el poeta Mauricio Contreras, el primero desterrado por “Platón” de la Casa de Poesía de Bogotá, no son sencillos (porque como dice Leonardo Borges: “No es lo sencillo que no es nada, sino la secreta complejidad”), sólo que están alejados de la solemnidad como producto de su alquimia en la que se mezclan el rigor verbal, el humor y el sutil, pero poderoso ingrediente de la ironía. Ingrediente que según nos cuenta Wayne Booth en “La retórica de la ironía” (Yroneia.)

Se trata de utilizar un tono burlesco para decir lo contrario de lo que se piensa usando este recurso postmoderno de la literatura actual y de todos los tiempos, para que el mensaje le llegue al lector de forma pasiva rebajando lo que quiere exaltar y negando lo que se afirma, convirtiéndose en una lúdica del pensamiento como Gabo lo logró, buscando la ironía en las cosas verdaderas, que parecen mentira, como la ocurrencia de un General de Colombia, que se paseó como si nada en bermudas y guayabera por la zona selvática del Chocó plagada de subversivos mosquitos chikungunyas.

De este tenor son los poemas de José Paulo Paes (1926-1998), nacido en Taguaritinga, estado de Sao Paulo, Brasil, que vino alguna vez a Bogotá a presentarse en el territorio platónico, donde arrojaron hasta a Roca el mejor poeta de la “vuelta a Colombia sin bicicleta”, por la Roca Tarpeya de la tenaz suramericana. Los versos de sus poemas seleccionados confirman nuestra mirada sobre este libro donde “alcanza uno de los puntos altos de la poesía contemporánea” en lengua portuguesa.

La poesía está muerta

Ahora sin fe busco en el aire / En el jardín inútil / Cualquier mariposa / Que de la lluvia esconda / sus alas.

Tan sólo el barrendero en la fría madrugada / Sin asomo de asco /Recoge diligente las rosas y la música que flotan en el vómito de los adolescentes.

Son mis todos los versos ya cantados.

Mi amor es simple, Dora, como el agua y el pan / Como el cielo reflejado / En las pupilas de un can.

No nos dejes caer en tentación / De liberalismo / Y líbranos de todo/ Arrepentimiento, amén.

Poseer es una aventura sin sentido / Sólo comprendo el pan compartido.

Hoy estamos de pie en las barricadas: / Ya no morimos por delicadeza.

Sin curas el pueblo se libra de misas.

El labriego sin tierra / Detiene el arado /E imagina cosechas / que nunca serán suyas.

Mi dios / mi patria / mi familia /mi casa /mi club / mi carro /mi mujer /mi cepillo de dientes /mis callos / mi vida / mi cáncer / mis gusanos.

Si los poetas no cantasen / ¿qué explicarían los filósofos?

Vendan esta casa: está llena de fantasmas.

La pólvora ya había sido inventada, la Bastilla tomada y el zar fusilado cuando yo nací. / Aunque no quedase nada más por hacer, he cultivado con celo mi miopía para poder embestir contra molinos de viento.

Pesca en el fondo de ti mismo el pez más brillante.

En las telenovelas hay tanto poder de vida que ya /no me esfuerzo por vivir.

Cada tienda es un nuevo / clavo en nuestra cruz / Por más que compremos estamos siempre desnudos.

-Hay una gotera sobre mi poltrona.

-La poesía está muerta / Pero juro que no fui yo / Yo que hice lo mejor que pude para salvarla.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?