Martes, 16 de julio de 2019. Última actualización: Hoy

LA POESÍA ES ESA COSA SIN PELOS

El lunes 10 junio, 2019 a las 5:36 pm
LA POESÍA ES ESA COSA SIN PELOS
Imagen La Silla Renca: http://bit.ly/2ZpWPoD
LA POESÍA ES ESA COSA SIN PELOS
Por Julio César Espinosa*

LA POESÍA ES ESA COSA SIN PELOS

“La Silla Renca” es el nombre de un grupo juvenil literario de la Universidad del Cauca que se dio a conocer como promotor del evento “POPAYÁN, CAPITAL MUNDIAL DE LA POESÍA” y que parece haber nacido para joder con J.

Cómo molesta una silla con una pata más corta que las demás y se constituye rápidamente en un atentado contra el derecho a descansar, así es la tropilla esta, bajo cuyos auspicios y al calor del evento, ha salido a la luz “El amor es esa cosa con pelos”*, 35 páginas sin pelos en la lengua, café recalentado del nihilismo sartriano, excusable siempre porque el humor hace de burgomaestre que dispensa verdades en cada poema del texto.

LA POESÍA ES ESA COSA SIN PELOS
Imagen Sico Pérez: http://bit.ly/2R24rul

Los lectores quedan libres para santiguarse antes de leer “He escuchado que hay un belga que pinta con la/ polla/ Ese podría ser yo/ Es la única vez en mi vida que me he sentido artista…”.

Si Gonzalo Arango resucitara no creo que fuera capaz de excomulgar a Sico Pérez, el sindicado de este panfleto en el cual la irreverencia danza constante con galas coprológicas: “Me duele el corazón creo que he esnifado mucha mierda”.

Aunque no tenga ISBN, es un libro, tiene pasta azul turquí y base negra, que nos mira desde el fondo de una vagina y que habla con excrecencia nadaísta: “Dámele saludos a la perra de tu madre”.

Con la libertad de poetizar al fragor de los meros impulsos, como un bardo guerrillero al margen de la ley y la decencia, Sico Pérez sabe que será indultado cuando los ojos ávidos del lector lleguen al verso final, pues nos retribuye con la carcajada libérrima, único reino que hace descansar a la totalidad de las células del cuerpo.

Podría argumentarse que, con factura de folleto, “El amor es esa cosa con pelos” se yergue como un falo obsceno contra la mojigatería y las “buenas costumbres”.

Hay, no obstante, algo más, aparte de la insumisión a un orden y a una moral, algo que nos aparta de un nadaísmo reciclado.

Arropados en la retórica tomista, los que gustan del escándalo tienen para rato y acaso le den un nuevo uso de papel toilette a este racimito de versos. Es decir, los dueños del status quo ético-literario condenarán a Sico Pérez y a su libraco a la hoguera, sin derecho a la salvación. El santoral asomaría su cabeza por la ventana del cielo para anatematizar a Sico y a su orgía verbal, porque parece calibrado desde cero para decirle al mundo la bazofia que carga por dentro, en una aventura estética equiparable a la deposición fecal plena, que nos deja satisfechos y listos para la siguiente merienda.

El abogado del diablo se espantaría con la faena de prologar semejante tostón a la hora de un juicio in artículo mortis, pero el defensor de oficio alegaría que Sico Pérez preludia una claustrofobia, padece de orgásmico patatús, ansioso de desparramarse por el mundo, fuera del encierro que implica someterse a un canon, a un código, a una ética, así sea la más “chimba”, que ordena, como mínimo, no masturbarse en público.

Me esfuerzo en pensar que tal vez sean las imprecaciones tristes, el humorístico júbilo de decir lo que “lo que me venga en gana” y el desafuero de una sinceridad sin frenos lo que salva al folleto.

Y si no, que juzguen los lectores: MI SOL TIENE NOMBRE PERO NO COLORES Por Sico Pérez:

Mi sol es un espejo sin luna/ Mi sol se defiende con el culo/ Mi sol no sabe bailar pero canta/ A mi sol se le electrifican los pezones con la lluvia… NO SÉ LO QUE USTEDES PIENSEN Pero creo que había algo hermoso/ En follar en ella cuando estaba menstruando/ Podíamos pasar la tarde entera bañándonos/ Sólo para volver a ensuciarnos… HOY ME ENTERÉ QUE YA NO TIENES LAS LACERACIONES DEL HERPES. (Me lo dijiste por el chat)/ Me dijiste otras cosas/ Como que me amabas y me deseabas/ Pero yo sólo pude pensar:/ Bueno, ahora ya puede follar con sus nuevos / Amantes/ Y yo no, porque aún las tengo/ Y esta chica que me gusta tendrá que esperar/ Me duele un poco (la polla, quiero decir)/ El dolor es una de las formas del tiempo…

**************************************

Otras publicaciones de este autor: CLICK AQUÍ

También te puede interesar
Deja Una Respuesta