Sábado, 27 de febrero de 2021. Última actualización: Hoy

LA PESADILLA PRIVATIZADORA Y EL FIN DE LA CLASE MEDIA

El jueves 20 agosto, 2020 a las 3:08 pm
LA PESADILLA PRIVATIZADORA Y EL FIN DE LA CLASE MEDIA
https://90minutos.co/

LA PESADILLA PRIVATIZADORA Y EL FIN DE LA CLASE MEDIA EN COLOMBIA –Primera Parte

LA PESADILLA PRIVATIZADORA Y EL FIN DE LA CLASE MEDIA

Tal como sucede en las taquilleras de películas de terror, al proceso de privatización en Colombia, también le han sacado una especie de franquicia o secuela que llaman. Junto a las seguidillas numeradas de El Conjuro, Martes 13, Actividad Paranormal, ahora nos enfrentamos a la Pesadilla Privatizadora en su más reciente y aterradora versión, las empresas públicas locales.

Emulando a cualquier filme de horror, los realizadores criollos de la Pesadilla Privatizadora, se han esmerado en crear la suficiente expectativa en los mercados, en un ambiente tensionante apropiado, como el de la peste mundial y han seleccionado un excelente libreto. En él, se puede distinguir claramente, un clima previo de festiva tranquilidad, de confianza inversionista y prosperidad para todos, para luego entrar a situaciones de suspenso, como la baja de los precios del petróleo, la revaluación del peso, la pérdida de poder adquisitivo de los protagonistas con altos niveles de endeudamiento, hasta llegar al máximo ambiente de escalofrío y temor: la pandemia Covid-19.

Ya en las versiones previas de la Pesadilla, los anteriores realizadores habían logrado que en los libretos, magistralmente interpretados por los medios de comunicación amigos, se hiciera énfasis en mostrar a las empresas públicas, sobre todo a sus trabajadores, como los primeros protagonistas sospechosos de ser los personajes siniestros de la trama privatizadora.

Entretanto, en medio de una adecuada ambientación de suspenso político de crispación pre electoral, la película muestra a los protagonistas-víctimas, desprevenidamente bajando la guardia, ante el misterioso y aún semi-desconocido asesino en serie de emprendimientos, quien, como en las malas películas de terror, a pesar de haber mostrado rostro y armas, aún no es sospechado por el bobalicón protagonista, quien, a pesar de las múltiples señales y advertencias, termina acompañándolo al bosque, para el caso Colombia, no sólo lo acompaña, sino que le presta el cuchillo asesino y lo defiende en elecciones.

En una repetición anunciada de la trama, al igual que en las secuelas cinematográficas, los actuales directores de la Pesadilla Privatizadora, en un ambiente naranja de enanos y unicornios, con fondo musical de Maluma, Balbin y Jessi Uribe y de muertos por culpa de la peste y las masacres, le anuncian al pueblo espectador-víctima, que no va quedando otro remedio para despertar de la pesadilla de pobreza y hambre; que vender lo poco que les han dejado los privatizadores anteriores, que son los mismos de hoy.

A los protagonistas-víctimas de esta mala película de terror, que para el caso colombiano, terminan siendo los miembros de la clase media o pobres acomodados que llaman, se les paran los pelos de la nuca, se les eriza hasta el apellido, se les hiela la sangre, como en versiones anteriores, los inmoviliza el terror de estar a punto de desaparecer, pero al igual que en versiones anteriores, optan por cerrar los ojos, meter la cabeza entre las piernas, voltear a mirar para otro lado y echarle la culpa al castrochavismo internacional, como han aprendido durante años de repetición de la misma película, para finalmente; agachar la cabeza y alistar la tarjeta de crédito reportada, para pagar la confianza inversionista impresa en las casi impagables facturas de las, próximamente, empresas privadas de servicios públicos.

P.S.: Si Usted quiere enterarse de los serios y verdaderos: detrás de cámara, realización del libreto, ambientación y antagonistas de la Pesadilla Privatizadora, no deje de ver la segunda parte de estas notas.

***********************************

Otras publicaciones de este autor aquí

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?