Lunes, 22 de abril de 2024. Última actualización: Hoy

La paz y las dificultades

El martes 2 abril, 2013 a las 3:52 pm

Carlos E Cañar Sarria

CARLOS E. CAÑAR SARRIA.

carlosecanar@hotmal.com

Dice el filósofo colombiano, Estanislao Zuleta que “un pueblo maduro para el conflicto está maduro para la paz”. El presidente Santos le correspondió reconocer la existencia del conflicto para posteriormente anunciar al país su propuesta de paz. Actualmente las negociaciones con las Farc en Cuba, según el Gobierno avanzan por buen camino y que a pesar de las dificultades, sostiene que hay que tener optimismo para que antes de que termine el 2013, se haya puesto fin a un conflicto de más de 50 años.

Quienes hemos estudiado los procesos de paz en Colombia en sus límites y alcances, podemos afirmar con certeza que hacer la paz no es tarea fácil, precisamente, porque toda empresa de importancia tiene sus enemigos y detractores y esa dialéctica no se puede evitar.

El Presidente está convencido de resultar victorioso de terminar la guerra tras un proceso de negociación que podría permitir una paz estable y duradera que es una necesidad sentida por la gran mayoría de colombianos. No es racional oponerse a este propósito nacional, pues la paz constitucionalmente es un deber y un derecho.

Por ello no se puede concebir racionalmente, que se le coloquen obstáculos al proceso de paz ya sea por ganas de figurar o por resentimiento político, olvidando que es una necesidad impostergable la consecución de la paz. Los recientes pronunciamientos de los ex presidentes Uribe y Pastrana en lugar de edificar destruyen.

Demuestran que en nuestro país hacer política no corresponde al ejercicio libre y autónomo de las personas, sino a la capacidad de apabullar al otro, no por medio de la razón y de la argumentación, sino por medio de la descalificación. Las descalificaciones de los citados ex presidentes al Gobierno y al proceso de paz, han sido objeto de atención de la opinión pública y de los columnistas. Por ejemplo, Daniel Samper Pizano se ha referido a un comportamiento de gamines.

El Ministro del Interior, Fernando Carrillo, considera que hay personas que son una amenaza para la paz y resalta que además hay otros enemigos como “el pesimismo, la desesperanza, las lecciones negativas que han dejado otros procesos, la desconfianza”. Refiriéndose a Pastrana sostuvo Carrillo que “El país sabe que el proceso del Caguán fue un hoyo negro en la historia de Colombia. Ninguno de los errores cometidos en esa época ha sido repetido en La Habana. Lo peor del Caguán es que dio origen a la derechización del país y al surgimiento de doctrinas criollas de negación del conflicto armado. Todos esos errores han sido pagados con millones de víctimas, destrucción de la riqueza colectiva y amenazas a la democracia y la Constitución. En esa época, Colombia fue el mayor campo de concentración de secuestrados gracias al Caguán”.

Por su parte, el ex presidente Ernesto Samper se pronunció algo así que Pastrana hablando o criticando de paz es como el diablo enseñándole catecismo al Papa Francisco.

Indudablemente vendrán tiempos difíciles al proceso de paz, pensamos que es necesario el optimismo nacional y confiar en que Santos pueda ser el líder que puede conducirnos a la reconciliación nacional.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?