ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Lunes, 25 de mayo de 2020. Última actualización: Hoy

La pandemia, la solidaridad, el cambio de cultura en Colombia

El martes 7 abril, 2020 a las 7:49 pm
La pandemia, la solidaridad, el cambio de cultura en Colombia
Por Paulo Andres Piso Lozada

La pandemia, la solidaridad, el cambio de cultura en Colombia

Colombia históricamente ha afrontado diversas dificultades, para mencionar algunas, están la pobreza, violencia, delincuencia, corrupción, conflicto armado, migrantes, y hoy nos afecta una pandemia; sin saber cuál es la fecha de su terminación, las pérdidas humanas y, desconocemos los efectos sociales, económicos y culturales que generara; todo esto con consecuencias muy difíciles de superar.

En la actual problemática el Estado genera una serie de medidas que pretende frenar el avance del Covid-19 y, con el fin de proteger la vida de todos los habitantes del territorio nacional; como primer medida el gobierno cerró fronteras terrestres aéreas y marítimas con los demás países, para algunos sectores estas decisiones se tomaron de manera tardía, puesto que al país ingresaron personas portadoras del virus, lo que generó muchos contagios y como consecuencia pérdidas humanas, también ordenó el aislamiento preventivo obligatorio durante 19 días desde el 25 de marzo hasta el 13 de abril y con una ampliación al inicial hasta el 26 de abril (cuarentena), medida con la cual pretende disminuir el avance de la enfermedad y poder aplanar la línea de contagio con el fin que sea manejable la epidemia, y sean menos infectados y como consecuencia menos fallecidos.

El generar medidas preventivas y de control dentro del marco normativo para que sean de efectivo cumplimiento, ha hecho que los ciudadanos sean más receptivos a las medidas, y aún existe anomía en algunas personas, en donde el exponerse no solo coloca en riesgo la integridad del infractor sino la de su familia y con quienes puedan tener contacto.

Sin embargo el estado por diferentes circunstancias generó excepciones para personas que por el trabajo que desempeñan, pueden salir a realizar sus labores claro está con todas las medidas de seguridad, estos son el personal de salud, domiciliarios, transporte público, entre otros.

El no acatamiento a esta normatividad se debe a elementos culturales y de necesidad, lo que expone varias realidades sociales de nuestro país, que no son nuevas y son el reflejo de las dificultades que en tiempos normales son muy difíciles de afrontar.

Esto nos sugiere algunos grupos de ciudadanos, clasificándose en tres grupos: (i) las personas que se pueden confinar sin ningún problema (ii) las personas que se querían confinar pero por su trabajo no lo pueden hacer, porque están realizando una función social de importancia para el país, la normatividad los habilita para realizar determinadas actividades (personal de salud, transporte de alimentos, fuerza pública etc.) (iii), y el último grupo que por responsabilidad personal y su familia, es decir por necesidad, están obligados a buscar su sustento pese a las dificultades, encontrándose entre la espada y la pared, es decir entre el Covid-19 y el hambre, esta población es la mayoría de los colombianos.

Nos detenemos en observar a los millones de colombianos que no tienen como aislarse durante los días decretados por el Gobierno nacional, son quienes no tienen alimentos, los que no pueden permanecer sin trabajar, y que por la cuarentena sus fuentes de ingreso están clausuradas, se pueden apreciar muchos actos de solidaridad, acompañamiento y ayudas para muchas familias, estas realizadas por personas o fundaciones no gubernamentales, siendo insuficientes los esfuerzos por la cantidad de pobreza que existe en el país.

Por otra parte el Estado a través de las ayudas gubernamentales lograron llegar a muchas familias entregando un subsidio adicional de Familias en Acción y Colombia Mayor y adelantando el pago de los mismos, situación que mengua las necesidades, pero que sigue siendo insuficiente, porque estos subsidios solo atienden una parte de la población colombiana que necesita el apoyo.

Antes de esta epidemia era muy difícil la producción de alimentos, y su distribución al cien por ciento de la sociedad; con las problemáticas de hoy se convierte en una labor titánica, además una tarea social que debemos asumir.

Hoy el personal de salud de manera responsable y con sentido de solidaridad actúa con todas sus capacidades y conocimientos, para vencer esta enfermedad, y cuidar de la vida y la salud de los ciudadanos; los galenos y científicos van a realizar todo lo posible hasta conseguir el tratamiento y la cura para este virus.

Mientras nos encontramos en esta emergencia sanitaria y podamos superar, realicemos acciones pertinentes a fin de evitar el contagio, en lo posible aceptemos las recomendaciones de las diferentes autoridades tanto científicas como administrativas y seamos solidarios compartiendo con otras familias.

La sociedad debe entender que nuestro mundo como lo conocíamos cambio, y eso debe desencadenar nuestro cambio de pensamiento y de acción en sociedad, para poder afrontar los efectos de manera acertada.

Hoy es más que necesario que los colombianos nos unamos generemos dinámicas sociales y económicas diferentes, que sin duda marcaran una nueva etapa en nuestro país y como consecuencia el desarrollo colectivo apartado de individualismos.

La solidaridad es la opción para que podamos superar esta pandemia, y posteriormente debemos apelar a este valor, ya que será un determinante para poder afrontar las dificultades económicas, garantizar la seguridad alimentaria a todos los colombianos y, generar un país más equitativo.

Sigue a Proclama en Google News
También te puede interesar
Deja Una Respuesta