ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Martes, 22 de octubre de 2019. Última actualización: Hoy

La Niña María de Caloto, una historia de fe

El viernes 13 septiembre, 2019 a las 9:37 am

Redacción: Yaritza Cassiani

Cada ocho de septiembre devotos de la Niña María se dan cita en el municipio Nueva Segovia de San Esteban de Caloto ubicado al norte del Departamento del Cauca, con el firme propósito de celebrar la fiesta por la Natividad de la virgen, la cual está contemplada en el calendario litúrgico.

En esta fecha acuden feligreses de los municipios circunvecinos, como Santander de Quilichao, Guachené, Padilla, Villa Rica e inclusive se movilizan personas del Valle y otros departamentos; este es el caso del grupo mariano de la iglesia Inmaculada Concepción de Puerto Tejada, que emprendió su peregrinar desde tempranas horas.

Al abordar la unidad de transporte público en la que se desplazaban me percate rápidamente del rosario que llevaba en sus manos una mujer de piel morena, de cincuenta años de edad quien retomó la oración que habían interrumpido al detenerse para recogernos, después de culminar los misterios gloriosos del Santo Rosario concluyó diciendo: “niña María protégenos, San Rafael llévanos con bien dale pulso firme y mirada vigilante al conductor para que nos lleve a nuestro destino sin causarle mal a nadie y sin que nadie nos lo cause a nosotros” con esta suplica de protección avanzamos sin contratiempos.

Al llegar el verdor de sus montañas daban una cordial bienvenida, a lo lejos divise a alguien que me recordó el privilegio de vivir en una Colombia multiétnica y pluricultural.

Allí en un área empinada bajando una escalinata improvisada estaba con una parte de su piel descubierta un niño indígena, de cabellos lacios, como de 1,40 de estatura que probamente se acercaba para sumarse a la festividad.

Las calles de Caloto albergaban una multitud de personas y cada minuto llegaban más, en el Parque Principal estaba concentrado el pueblo Mariano con escapularios y botellas con agua para bendecir, A las 10:00 de la mañana inició la eucaristía oficiada por Monseñor Luis José Ruedas, quien envió un mensaje de respeto y tolerancia: “quiero decirles querida comunidad de Caloto y de los pueblos vecinos que han peregrinado que no permitan que la campaña electoral nos divida y nos deje como enemigos, no vallan a permitir que al candidato que no piensa como ustedes lo eliminen, lo asesinan, lo amenacen, pídanle al señor que esta contienda electoral sea vivida con responsabilidad, con respeto a la vida y ese será el homenaje a la niña María”.

Después de la bendición sacerdotal se retiraron los cordones de seguridad para que los creyentes vieran la imagen de cerca, le tomarán fotografías, le veneraran y hasta le dieran una serenata con mariachis en agradecimiento por un favor concedido.

Recorriendo el pueblo escuche la historia narrada por sus habitantes dando testimonio de los milagros y numerosas apariciones: “la Niña María se las ingeniaba para salir a recorrer el pueblo, tal vez en busca de protección para nosotros, ¿que como sé eso? pues cuando le iban a cambiar de traje la encontraban llena de cadillos, de empanadas”, contaba la dueña de un establecimiento comercial.

Por su parte Elsa piedad Gutiérrez también recordó que: “una vez un hombre se robó las reliquias de oro de la niña, pero como un milagro mientras las aplastaba a las afueras del pueblo se quedó dormido y lo capturaron”.

Caloto ha mantenido firme su creencia en la Niña María, por lo que la pequeña ha respondido a este amor con protección en los tiempos más difíciles, como aquellos en los que la violencia perturbaba la tranquilidad de esta tierra.

“Cuando los grupos insurgentes planeaban atacar el pueblo, enviaban informantes, estos lo veían lleno de tropas del ejército y aquí en realidad no había nadie” recuerda un grupo de habitantes.

Reconstruyendo esta historia desde la memoria colectiva encontré una especie de museo donde están exhibidas prendas valiosas de la Santa patrona, coronas, placas de acción de gracias, un cirio con el rostro de la venerada niña, así como también una vitrina con una gran cantidad de vestidos que le han obsequiado sus devotos.

Entre ellos Andrés Felipe Bolaños un joven diseñador de modas que le ha confeccionado varios trajes como manifestación de gratitud, ya que a la edad de trece años pasaba por una dolorosa circunstancia y tuvo una experiencia que le transformó en un fiel creyente: “alguien me dijo que había una virgen aquí en Caloto, cuando vine vi reflejado en su rostro la imagen de un familiar que había muerto desde allí soy un devoto de ella”.

Otra de las actividades favoritas de los asistentes es la procesión, en esta ocasión fue algo innovador, pues la Niña salió en una carroza de flores sostenida por una imagen del papá Francisco, quien la levantaba haciendo la señal de la cruz mientras el público emocionado aplaudía.

Para los caloteños revivir la fe a través de esta conmemoración anual es sumamente importante, por lo que cada ocho de septiembre esperan recibir más personas: “queremos invitar a todo el pueblo colombiano a visitarnos cada año para celebrar con nuestra Niña María la festividad de la natividad” expresó la alcaldesa de Caloto, María Liliana Ararat quien durante su gestión tomó la responsabilidad de realizar este evento.

María Liliana Ararat , alcaldesa del municipio de Caloto.

Así mismo Libia María Gómez Mosquera confiesa haber sido sanada por la virgen niña cuando tenía un año de edad: “vengo a pagar una promesa, mi abuela me trajo muy enferma cargada en sus brazos y antes de llegar nos caímos, me lastime las rodillas pero eso no nos detuvo, mi mamita me llevo hasta el templo y fui sanada, por eso invito a todos los padres a que traigan sus niños a presentarlos en el templo para que ellos puedan contar historias de fe como la mía”.

También te puede interesar
Deja Una Respuesta