ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Miércoles, 5 de octubre de 2022. Última actualización: Hoy

La muerte anunciada de los ilegales del oro

El jueves 1 mayo, 2014 a las 11:34 am
San Antonio1

Por Alfonso J. Luna Geller – Fotografías César Vargas (Facebook)

Tres muertos confirmados y más de 30 personas atrapadas en una mina ilegal de oro en Santander de Quilichao, fue la noticia de anoche. Los organismos de socorro y cinco retroexcavadoras, de las que horas antes venían maquinando la tragedia están, doce horas después, tratando de rescatar más víctimas. El número aumentará porque la sepultura que habían venido auto-excavando quienes quedaron aprisionados en el derrumbe, así lo indica.

San Antonio 2

La muerte masiva es la noticia que la gente espera cada día; es evidente que la explotación minera ilegal es desalmada, la gente no importa, no importa la vida y la salud de las víctimas que son explotadas para la extracción, no vale nada, eso no importa, solo interesan las valiosas pepitas metálicas que enloquecen a millares de incautos y enriquecen a avivatos incógnitos, personajes vividores, pícaros que aprovechan la incompetencia de las autoridades y que sacan ventaja de corrupción oficial.

San Antonio 4

En consecuencia, en el norte del Cauca seguiremos registrando este tipo de noticias a pesar de que un día antes de esta nueva tragedia se había realizado, aquí en Santander de Quilichao, una audiencia pública en la que se denunciaban graves situaciones que resaltaron la complicidad de las autoridades con los dueños de las retroexcavadoras, el nuevo proceso de despojo del territorio, la persecución por parte de actores armados legales e ilegales a quienes denunciaban la tragedia, el hostigamiento jurídico de las autoridades mineras, la destrucción del medio ambiente, la contaminación de aguas y la muerte de muchos comuneros a causa de los derrumbes ocurridos en las minas. Pero es más poderosa la codicia de unos desconocidos invasores.

San Antonio 3

No es sino recordar además que en Proclama del Cauca habíamos informado, por ejemplo, que una persona muerta y siete más heridas, dejó un desplome de un socavón en la mina de San Miguel, en Suárez, martes 2 de diciembre del 2008, o que cuatro meses antes otra persona había fallecido en ese mismo yacimiento también por un desprendimiento de tierra. La gente olvida, o no le importa que el 13 de octubre de 2007 otro derrumbe mató a 21 humildes mineros artesanales, también en Suárez, o que otras dos personas de una misma familia fallecieron el pasado sábado 18 de enero, en la vereda El Palmar, de Santander de Quilichao, tras el colapso de una mina de oro. Nadie parece recordar tampoco que hace poco, aquí mismo, otras personas –por lo menos ocho- habían sido víctimas mortales ocultadas por quienes se lucran de la explotación de manera indebida.

Por todo esto, como también informó ayer Proclama del Cauca, la Contraloría General de la República había advertido: “La Policía no ha procedido con la eficiencia necesaria para avanzar en la estrategia del Estado contra la minería ilegal. Control de advertencia de la CGR al director de la Policía por las demoras en definir condiciones técnicas para monitorear maquinaria pesada con sistemas GPS. La definición de estas condiciones técnicas ha tenido cuestionamientos de parte de FENALCO, ensambladores e importadores de maquinaria y proveedores de sistemas de posicionamiento global”. Eso tampoco importa… Primero, lo “primero”.

Seguramente las autoridades procederán a convocar inútiles consejos de seguridad departamentales y municipales, reuniones intersectoriales y otros, para advertir, otra vez, sobre la necesidad de contener el fenómeno de la minería ilegal en ese sector.

Sobre este asunto los periodistas bien pueden tener un formato listo con la noticia para cuando se vuelva a presentar, en el cual sólo deben llenar el número de víctimas, el día de ocurrencia, el sitio, las lamentaciones oficiales y privadas, la crítica inmediata al trabajo de los periodistas y otros detallitos como la oportunidad con que responden los organismos de socorro, los helicópteros oficiales y las funerarias… Pero en Colombia todo seguirá igual.

 

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?