ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Sábado, 16 de enero de 2021. Última actualización: Hoy

La masacre de este fin de semana fue en Quilichao

El domingo 6 diciembre, 2020 a las 9:57 pm
La masacre de este fin de semana fue en Quilichao

La masacre de este fin de semana fue en Quilichao. Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad se pronunció a través de un comunicado.

En otro rutinario consejo de seguridad realizado en el auditorio de Comfacauca, Santander de Quilichao, se concluyó que “el narcotráfico es el responsable de las muertes violentas y la inseguridad en Cauca”. Así lo ratificó el ministro de defensa, Carlos Holmes Trujillo, quien estuvo acompañado por el gobernador del Cauca, Elías Larrahondo y la alcaldesa municipal, Lucy Amparo Guzmán, junto a la cúpula militar y policial.

Una recompensa por $100 millones ofreció el ministro de Defensa al término del consejo extraordinario de seguridad por información que conduzca a la identificación y captura de los responsables de la nueva masacre registrada la noche del sábado en este municipio.

«Para identificar y dar captura a los homicidas, se conformó un equipo de investigación mixto del Cuerpo Técnico de Investigación y la Unidad de Identificación, Ubicación y Judicialización de Perpetradores de Masacres de la Policía Nacional, con el fin de apoyar a la Fiscalía Seccional en las actividades investigativas», informó el ministro.

Así mismo señaló que «el narcotráfico es el enemigo de la comunidad y el principal generador de violencia en el Departamento del Cauca. Los Grupos Armados Organizados dedicados a esta actividad ilícita son los responsables de las masacres y las muertes selectivas en el norte y sur del departamento».

Para lograr la identificación de los responsables de los hechos ocurridos el sector de Gualanday, vereda San Pedro del resguardo Munchique Los Tigres, las Fuerzas Militares y la Policía Nacional activaron un plan especial de intervención para combatir el narcotráfico y los grupos armados organizados que delinquen en Argelia, El Tambo y López de Micay.

«El objetivo es neutralizar los enclaves de producción y cerrar el corredor de transporte de cocaína hacia el Pacífico. Se incrementará la detección y destrucción de laboratorios para el procesamiento de cocaína», destacó Trujillo.

Finalmente, el jefe de la cartera de Defensa informó que en el municipio de Santander de Quilichao se dará inicio al Proyecto Piloto – Gran diálogo por el Futuro del Cauca, con el fin de acercar y mejorar la confianza de las comunidades étnicas y campesinas, con las instituciones y la Fuerza Pública.

Los hechos que motivaron este nuevo consejo de seguridad ocurrieron la noche de ayer 5 de diciembre, alrededor de las 10:30 de la noche, cuando fueron asesinadas cuatro personas en el sector de Gualanday en la vereda San Pedro del municipio de Santander de Quilichao, Cauca.

Hombres armados llegaron al lugar donde algunos jóvenes estaban reunidos en una fiesta, con el objetivo de atentar en contra de dos hermanos. En el ataque armado cayeron también dos jóvenes que trataron de intervenir. Las víctimas son: Emerli Basto, Fernando Trochez, David Trochez (hermanos) y Carlos Escué. Una mujer resultó herida y fue trasladada al Hospital de Santander de Quilichao.

En las últimas horas circuló un panfleto también con fecha de ayer a nombre de «FARC-EP», en el que se anuncian acciones de la «Columna Dagoberto Ramos» en contra de varios líderes indígenas y contra la asociación de cabildos, ACIN.

Las comunidades indígenas también aceptaron que los “grupos armados que tienen como combustible el narcotráfico, fenómeno que no ha avanzado en su solución ante la negativa del gobierno a implementar el Acuerdo de Paz suscrito en la Habana Cuba en el año 2016, particularmente el punto 4 (Solución al Problema de las Drogas Ilícitas) y el punto 3 (Garantías de seguridad y lucha contra las organizaciones criminales) llamamos a los organismos nacionales e internacionales defensores de los derechos humanos a exigirle al gobierno del presidente Iván Duque Márquez, garantías para la vida y el cumplimiento de los acuerdos de paz”.

Es necesario resaltar que horas antes en el municipio de Caloto fue asesinado Hernán Eduardo Pino Julicue, hijo de Luz Eida Jilicue, exconsejera de la ACIN.

Al igual que en el norte del Cauca, en el oriente del departamento los grupos armados asesinaron a dos comuneros, uno de ellos, Juan Carlos Petins, en hechos ocurridos en el resguardo de Tálaga, municipio de Páez Belalcázar.

El día anterior, un hombre identificado como Ánderson Javier Balanta, de 38 años, y su pequeño hijo Javier, un bebé de tan solo un año, fueron asesinados durante un ataque armado en el corregimiento La Carbonera, zona rural de Bolívar, sur del Cauca.

El crimen ocurrió cuando se movilizaban por la carretera que comunica con la vereda Guayabillas. Allí, según testigos, fueron interceptados por hombres que les dispararon indiscriminadamente.

La mamá del menor resultó gravemente herida en el ataque y fue trasladada hasta un centro asistencial en Popayán, donde permanece bajo observación médica.

Estos hechos se presentan quince días después de otra matanza de cinco personas en Argelia, sur del Cauca.

La Comisión de la Verdad expresa solidaridad con las víctimas y sus familiares, con las organizaciones indígenas y afrocolombianas y con toda la población del norte del Cauca.

La Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, en el cumplimiento de su mandato para abordar la no repetición del conflicto armado, rechaza la violencia generalizada que se presenta en la zona norte del departamento del Cauca, la cual se agudiza y afecta directamente a las comunidades indígenas, afrocolombianas y campesinas de esa zona del país.

En menos de 12 horas, entre la noche del 5 de diciembre y la madrugada del 6 de diciembre, en este territorio se presentaron cuatro graves hechos de violencia: una masacre, dos homicidios de comuneros, entre ellos, el hijo de una lideresa indígena, una amenaza individual a coordinador de la Guardia Indígena y una amenaza colectiva a la Asociación de Cabildos del Norte del Cauca (ACIN).

Los hechos ocurridos se suman a las 12 masacres que se han registrado en este departamento en lo que va corrido del año, así como a los líderes y lideresas sociales, defensores de derechos humanos, y personas en proceso de reincorporación asesinados. El norte del Cauca es una zona en la que confluyen diversos intereses en disputa, que van desde las economías ilegales hasta la tenencia de la tierra. En su amplio proceso de escucha, la Comisión de la Verdad ha recaudado información que evidencia las múltiples alianzas de actores armados, económicos y políticos en la región, que perpetúan las causas del conflicto armado. No es solo un problema de narcotráfico, por eso se requiere la intervención integral del Estado y el fortalecimiento de las iniciativas sociales y comunitarias de protección de la vida, ante la arremetida de los violentos.

La Comisión de la Verdad expresa solidaridad con las víctimas y sus familiares, con las organizaciones indígenas y afrocolombianas y con toda la población del norte del Cauca. La Comisión llama a las autoridades departamentales y nacionales, y a las autoridades responsables de investigar y sancionar, a asumir la responsabilidad de aunar esfuerzos institucionales en acciones efectivas que protejan la vida e integridad de las comunidades, sus líderes y lideresas y que conlleven a confrontar y superar los factores de persistencia generadores de la repetición del conflicto en este territorio.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?