Sábado, 28 de mayo de 2022. Última actualización: Hoy

LA LORITA ESTÁ SOLA

El viernes 13 enero, 2017 a las 11:48 am
Bulevar

Por Leopoldo de Quevedo y Monroy

lorita

http://www.jakes-bones.com/2013/03/my-african-grey-parrot-skull.html

Anoche la lluvia dejó que manto se extendiera por largo tiempo y por todos los espacios. Buena parte de la noche estuvo cantando con su repiqueteo frío sobre techados, sueños, jardines, árboles y río.

La mañana amaneció mojada y las calles cubiertas de lodo que baja de los cerros que rodean a la ciudad. Hoy despierta con los ojos casi cerrados.

He salido de caminata bien de madrugada. Desde el alba piaban canarios, gaviotas, bichofués y otras aves. No era el saludo diario y acostumbrado. Sus sonidos sonaban como una canción triste. Con el paso aeróbico fui oyendo que la cantata era muy recatada. Algo no funcionaba bien en la arboleda que rodea el camino diario. Bien arriba lo comprendí.

Sobre un árbol fornido de caucho y hojas redondas una corneta triste hizo sonar su voz. Era una lora grande que me llamaba. Volteé mis ojos hacia la copa del árbol gordo y allí estaba la lora sola. Siempre estaba con su compañero haciendo alharaca cuando pasaba. Sus voces roncas y despampanantes hacían una algarabía que sacudía todo el contorno.

Pero hoy, –cosa extraña- estaba la lora sola. ¿Qué habría pasado?, me pregunté. Alcé la cara y me detuve al instante. Sí. Allí estaba y bajó su vista hacia mí, como buscándome. ¿Acaso me traía un mensaje? ¿Qué pasó?, yo le pregunté. Ella bajó su pico y me cubrió con su mirada.

Estaba sola y su loro no estaba. Ya la barriada estaba en silencio. Sus dos cornetas hoy no llenaban las calles con su estentórea bulla.

Seguí caminando con la mirada casi perdida entre la arboleda. ¿Estaría enfermo el loro que la acompañaba hasta ahora? ¿Tendría un ala rota o le dolería mucho su pico por un tropezón contra un risco? ¿Estaría en cama y la lora estaba preparando su vuelo para ir a llevarle auxilio? En todo caso andaba sola y estaba alicaída sobre la rama sin hojas donde acostumbraba verla con su amado soplando fuerte sus cornetotas.

Comprendí al instante el mensaje. ¿Qué le pasará a mi pajarita que a veces pía con una melodía distinta y triste? ¿Me estará diciendo con su mirada distante que necesita auxilio? A veces calla y vuela a mi lado con un paso quedo. A veces se sienta a mi lado y no siento su calor de siempre. ¿Será que yo me he vuelto sordo y no entiendo sus señas y no percibo en su canto la voz del cansancio? Me he sentido culpable.

¿Por qué estará sola la lora gris y ya no canta alegre y en coro como en días pasados? ¿Su lorito se habrá quebrado una patita o tendrá dolor de espalda? Tendrá catarro y no puede modular su corneta? Ah…, de los loros y pájaros. ¿Quién sabrá de sus cuitas y dolores o solo los curará la muerte? Pobre suerte la de las aves que no tienen compañeros médicos ni quien les cure los males del alma.

12-01-17                                           8:30 a.m.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?