ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Titulares de hoy:    

Cristovisión: el canal preferido en más de 5 millones de hogares     ~    

La vida es un gran supermercado     ~    

Nuevo Centro de Acondicionamiento Físico para personas con discapacidad en Caloto     ~    

Lanzamiento de “La Diosa en mi” en el norte del Cauca     ~    

Firmado convenio de transformación del Hospital San José en universitario     ~    

“Nadie debe morir cuando estamos a punto de ganar la batalla”: Ospina     ~    

Anuncian recursos para la reactivación económica del Cauca     ~    

Más de 400 pasaportes fueron expedidos en jornada especial en el norte del Cauca     ~    

La Vuelta a Colombia la ganó un hijo de Tuta     ~    

En tan solo 11 meses, cumplimos la meta de 4 años para apoyar el emprendiendo en Popayán     ~    

Muertos por coronavirus subieron a 35.677     ~    

ELECCIONES PRESIDENCIALES DEL 2022     ~    

¿Qué sabes sobre la Diabetes Mellitus Tipo 2?     ~    

Elías Larrahondo Carabalí, nominado como Afrocolombiano del Año Sector Público     ~    

Granja solar en Santander de Quilichao será referente nacional     ~    

Componente Especial para el Pacífico Caucano se consolida     ~    

CRC continúa entrega de estufas ecoeficientes a familias vulnerables     ~    

Notable asistencia a jornada de vacunación y barniz de flúor en Popayán     ~    

Francisco Paz Zapata, una historia de lucha y trasformación     ~    

Conozca sobre trading, una alternativa para aumentar sus ingresos económicos     ~    

Miércoles, 25 de noviembre de 2020. Última actualización: Hoy

La “invisible” violencia racista que padece Silvia

El viernes 19 junio, 2020 a las 8:26 pm
La “invisible” violencia racista que padece Silvia

La “invisible” violencia racista que padece Silvia

La “invisible” violencia racista que padece Silvia
Foto archivo Proclama del Cauca

Por Alfonso J. Luna Geller
Cámara y Fotografía: Yaritza Cassiani
Edición multimedia: José Fernando López

  • “Que el miedo no nos quite la humanidad. ¿Saben qué se siente en este momento? MIEDO. Y no hay nada más doloroso que sentir miedo por ser quien eres, sentir miedo por ser mujer”, fue el lamento que percibimos los periodistas de Proclama del Cauca y Valle, en Silvia.
  • “Esto es de nosotros, y de ustedes también”: Luis Tróchez, comunicador y periodista misak.
  • “La costumbre, cuando no genera, se degenera”: Álvaro Morales T., gobernador resguardo de Guambía.
  • “Debe hacerse una reparación colectiva desde la educación”: Luis Calambás, concejal misak.
  • “Lo importante es la unidad de todos los sectores, como pueblo misak, con la zona urbana, los campesinos, los indígenas, poder ayudarnos, porque las crisis son conjuntas…”: Mercedes Tunubalá Velasco, alcaldesa.
La “invisible” violencia racista que padece Silvia
Fotografía archivo Proclama del Cauca

El Municipio de Silvia siempre ha sido una opción para colombianos y extranjeros cuando deciden hacer turismo cultural, paisajístico, ambiental, humano, porque ha sido un oasis de paz, una maravillosa y colorida isla de exótica frescura, en medio de la resequedad vital que produce la violencia en el resto del departamento.

Visitar a Silvia ha sido una experiencia fascinante, un sentimiento que nos ha permitido, inclusive a los que vivimos o trabajamos muy cerca, llegar con el ánimo de deleitarnos al respirar la esencia guambiana y la magia de su territorio, compartida con mestizos urbanos, nasas y campesinos que transmiten cordialidad, calidez, evidente amabilidad, en un modelo de ejemplar convivencia. Así nos hemos complacido siempre con aquel encanto de Silvia, que aún permanece en la mente de quienes lo hemos sentido.

Pero en los últimos meses algunos habitantes urbanos decidieron promover una regresión a la brutalidad a través de las redes sociales, intentando nutrir una intoxicación espiritual masiva con fines politiqueros, en contra de la Administración Municipal, porque está dirigida por una joven profesional de la comunidad Misak, primera mujer que orienta los destinos del Municipio, en novedosa experiencia que, aunque impactó positivamente en el ámbito nacional como lo reconocieron en su momento grandes medios de comunicación del orden nacional, en el orden local exasperó alientos racistas que plantean infames pasiones.

La “invisible” violencia racista que padece Silvia

Con la disculpa de rechazar las medidas de regulación y seguridad para la conservación del orden público, las instrucciones en virtud de la emergencia sanitaria generada por la pandemia Coronavirus COVID-19 como el aislamiento obligatorio, toque de queda y ley seca en todo el municipio de Silvia y por el cambio del día en que se realiza el mercado en la zona urbana, abusando de la libertad de expresión dieron rienda suelta a nuevas formas de violencia.

La “invisible” violencia racista que padece Silvia

Esto nos transporta en el tiempo: el departamento del Cauca ha sido escenario “natural” y endémico del flagelo, desde que llegaron a estas tierras los españoles a imponer una arbitraria “autoridad” supuestamente superior para “cazar” y esclavizar nativos inicialmente y luego, a seres humanos “importados” que fueron convertidos en perversa mercancía por despreciables herederos locales de esa “potestad”. Fue violencia física y de poder normalizada, legalizada, que se mantuvo muchos años, incluso, desapercibida y negada por los victimarios.

El departamento del Cauca, que, infortunadamente, nació así para la historia, como tierra de terror, también tuvo que padecer la violencia política de principios del siglo pasado y a lo largo de todo el siglo XX, la cual se fue quedando y transmitiéndose entre las Farc, el frente Ricardo Franco, el Eln, el Clan del Golfo, después los disidentes Farc y siempre los paramilitares, narcotraficantes, bandas criminales de todos los colores, y dicen inclusive que carteles mejicanos, y hasta la fuerza pública oficial.

En los últimos meses una nueva violencia aparece con perfidia en el municipio de Silvia; surge mimetizada en otros patrones de conducta que corresponden a la evolución hacia las tecnologías de las comunicaciones en Internet, con estrategias y acciones que se disfrazan de “memes” o “chistes” supuestamente anónimos.

Mercedes Tunubalá Velasco, economista con especialización en Proyectos de Inversión de la Universidad Libre.
Mercedes Tunubalá Velasco, economista con especialización en Proyectos de Inversión de la Universidad Libre.

Se trata de otro tipo de violencia muy perjudicial, porque sus efectos negativos involucran a mucha gente, y el peligro es que es fácil que vaya degenerando hasta conducir a la violencia física porque hace que algunos sectores sociales sean vistos con desprecio. Por eso es urgente la intervención de la Fiscalía General de la Nación, de la Defensoría del Pueblo, y de la Dirección de Asuntos Indígenas, ROM y Minorías del Ministerio del Interior, quienes deben asumir las investigaciones para prevenir y sancionar.

Es la violencia tecnificada que escogió como víctimas a las autoridades Misak, contra las que se aplica persecución despiadada con el ánimo de atentar contra su integridad psicológica y la dignidad de toda la comunidad guambiana.

Es que algunas personas no pudieron asimilar que Mercedes Tunubalá Velasco, conocida como «Mama Mercedes«, economista con especialización en Proyectos de Inversión de la Universidad Libre, madre de dos hijos, fuera elegida como la primera mujer indígena para ser alcaldesa del municipio.

“Que el miedo no nos quite la humanidad. ¿Saben qué se siente en este momento? MIEDO. Y no hay nada más doloroso que sentir miedo por ser quien eres, sentir miedo por ser mujer”, fue el lamento que percibimos los periodistas de Proclama del Cauca y Valle, en Silvia.
“Que el miedo no nos quite la humanidad. ¿Saben qué se siente en este momento? MIEDO. Y no hay nada más doloroso que sentir miedo por ser quien eres, sentir miedo por ser mujer”, fue el lamento que percibimos los periodistas de Proclama del Cauca y Valle, en Silvia.

Es más, el eslogan de su proyecto político ‘Mujer hilando gobierno para la vida’, que fue proyectado con enfoque étnico y de género para impulsar la construcción de paz, y garantizar los derechos humanos y ambientales, y que fue escogido por las mayorías, de manera democrática, no lo soportan quienes tuvieron que aplazar sus aspiraciones de poder.

“Nuestra Silvia tiene un espíritu maternal –asegura Mercedes–; pero nunca había llegado una mujer al primer cargo, hemos tenido tres administraciones misak, pero todos hombres. Es una connotación histórica, es un derecho revindicado a través de las luchas”. “La sociedad machista nos discrimina por ser mujer y por ser indígena –reconoce–; esa es la historia que prevalece, pero el 80 por ciento de Silvia es indígena y aunque el machismo también prevalece en nuestras comunidades, la lucha de las mujeres debe permanecer fuerte”.

La “invisible” violencia racista que padece Silvia
Concejal Luis Calambás

Una cosa son las diferencias ideológicas, pertinentes, necesarias en una democracia, clarísimo que sí, pero otra cosa son los excesos personales y la persecución, por eso, como decíamos, las autoridades competentes deben asumir el control de la situación, investigar y pronunciarse, porque se están cometiendo delitos contra la integridad moral, delitos contra la intimidad, injurias, violación del derecho a la propia imagen, usurpación de identidad, violencia verbal con que pretenden producir malestar psicológico y dañar la autoestima de las personas y su imagen pública e institucional.

Además, Silvia está padeciendo violencia cultural porque las agresiones están relacionadas con los signos de identidad cultural de la comunidad Misak a través de Internet y las redes sociales donde publican “información” con el afán de ridiculizar o humillar.

La situación en el Cauca no podría tornarse más adversa. En medio de la incertidumbre económica que trajo la pandemia, y de la escalada violenta contra líderes sociales, e intensos enfrentamientos entre grupos armados por el control del narcotráfico, se suma la situación de Silvia, que todavía está a punto de ser controlada, pero se exige la intervención urgente de las autoridades que sean capaces de poner fin a la avance del terror psicológico.

Líderes Misak
La “invisible” violencia racista que padece SilviaLíderes Misak

Claro está que también hay voces de apoyo y rechazo. Una ciudadana se manifiesta de la siguiente manera: “Quiero hacer un llamado a la calma, la solidaridad y la sensatez, es una realidad que el Covid 19 llegó a nuestro municipio pero es muy importante que aprendamos que la principal protección es el autocuidado; no nos desgastemos en críticas y en comentarios que lo que hacen es más daño. Busquemos estrategia para evitar que se propaguen, no hay nadie que nos proteja, solo nosotros mismos con conciencia y responsabilidad. Muchas personas están en la cacería de brujas buscando nombres, etnias, religión, familias, etc.… La invitación es a que el miedo no nos quite la humanidad, siempre decimos ser un pueblo creyente pero no se trata solo de ir a misa ni colocar velas, este es el momento de demostrar que realmente en nuestro corazón hay amor, compasión y solidaridad… Utilicemos las redes para educar, para animar, para ayudar. Esta pandemia tiene que ayudarnos a ser mejores personas porque si no es así no entendimos nada. A quienes son identificados como líderes en nuestro municipio les hago una invitación a ser gestores de educación, de mensajes positivos, a empoderarse de este proceso sin tintes políticos ni polarizantes, a demostrar que si todos tiramos para el mismo lado, las fuerzas se suman y no se dividen. Necesitamos en este momento de todos y cada uno de ustedes para poder hacer lo mejor por Silvia. Armemos nuestro corazón de cosas bonitas y que nuestras palabras sean de bendición y amor… verán como todo será diferente” (Lorena Md Medina).

Sigue a Proclama en Google News
También te puede interesar
Deja Una Respuesta

5 comentarios en "La “invisible” violencia racista que padece Silvia"

  1. Víctor David Mosquera Fernadez dice:

    Totalmente deplorable q se esten presentando ataques racistas, eso en una comunidad diversa como la Silviana no se debería presentar, pero en el artículo no muestran los ataques racistas q personas de la comunidad misak también están cometiendo contra personas del casco urbano, incitando a la violencia, con lenguaje igual de perverso como los ejemplos mostrados en este artículo, un tema muy delicado al cual se le debe colocar punto final

  2. Solidaridad total a la Alcaldesa Mama Mercedez por la situación de discriminación, racismo, machismo y por ansias de poder de otros sectores contrarios a los pueblos indígenas de Silvia Cauca. El diálogo mutuo y respeto son el camino de la paz, la tranquilidad y la armonia

  3. Con esa cantidad de contradicciones, no saldremos jamás de nuestra triste realidad. No es lógico ser católico, y decir que los españoles vivieron a imponer una arbitraria autoridad. A diferencia de otras naciones, España fue la única que ejerció el mestizaje, siguiendo el consejo de Isabel La Católica de «Debían conversar e intimar», con un resultado concreto, Colombia es un país mayoritariamente mestizo. Desafortunadamente esa política cambió con la república, exaltando el ser puro indio, blanco, o negro. Y desconociendo que aquí no hay indios, ese fue un error de Colón que perdura hasta nuestros días, los primeros pobladores de América, llegaron por el Estrecho de Bering, pertenecen a la familia Amarilla, donde existen excelentes modelos que los pongan a tono con el mundo presente, y den su inmenso potencial. No es aceptable ver personas con el mismo traje toda la vida , sobretodo las mujeres que son felices jugando con los colores y las modas, de miedo a perder la identidad.
    España pretendió crear el ser universal. Negro, Amarillo, y Blanco, hoy están disponibles estudios realizados por Bethany Aram . Ver video: Nuevas visiones sobre la América española del Siglo XVl.

  4. Deisy Fabiola Hurtado Sarria dice:

    El 20 de junio estuvo nublado por dos noticias el fallecimiento de dos silvianos víctimas del COVID-19 y la dura noticia que la Señora alcaldesa Mercedes Tunubala viene siendo VICTIMA DE LA VIOLENCIA PSICOLOGICA Y LA VIOLACION AL ART. 25 derecho al buen nombre … como mujer rechazo toda forma de violencia en contra de la mujer y de manera especial la violencia de la que esta siendo víctima la alcaldesa Sra Mercedes Tunubala, por ser mujer y mujer indígena que triunfo en la política, al punto de ser invadida por el miedo, miedo que le dio el valor para denunciar, a la espera se operativise la Ley 1257,por ella y por todas las mujeres silvianas que son víctima de alguna forma de violencia y a diferencia de ella el miedo no las deja denunciar, por todas aquellas que el miedo a morir las animó a denunciar y incrementando el indicador de denuncias para el 2019 en un 157% respecto al 2018; por ellas nos urge que una vez sea presentada la Política Pública de la Mujer, el Honorable Concejo la apruebe, que se nos ayude a conseguir una casa de acogida, porque no podemos olvidar que ya tuvimos dos femenicidios una Nasa y una niña misak…es desconcertante saber que las mujeres llevamos 249 años en la lucha por nuestros derechos…«que el miedo no nos quite la humanidad» son las palabras de una mujer silviana misak llamada Mercedes y con miedo me atrevo a expresar públicamente mi solidaridad para con la Señora alcaldesa y por las 16.821 mujeres silvianas.

  5. Catalina dice:

    Estoy orgullosa de la Etnia Misak, por ser gran ejemplo de educación y sabiduría, que los hace muy especiales por amar el territorio, el cosmos, la naturaleza, gracias a ustedes por conservar y proteger el agua, por amar a su prójimo, son nuestro gran ejemplo de sabiduría ancestral, gracias, gracias. Es un territorio de paz, de armonía, de solidaridad, no dejen desvanecer sus sueños, día a día han logrado grandes sueños, grandes metas, los felicito. Son mi ejemplo, paz interior para cada uno, son una sola familia, conformado por padre, madre y hermanos. son una etnia, necesitamos de ustedes para que nos eduquen con sus palabras, con sus acciones, con su danza y su cultura. Gracias a Dios por la diversidad cultural que tenemos en Colombia, es lo que la hace diferente a otros países, que aun en el podemos respirar aire puro, beber agua fresca, bañarnos a diario, ver el azul claro del cielo, porque no es por comparar, pero en otros países, deben llevar mascaras antigases para evitar recibir el aire contaminado, deben tomar bebidas industriales con aditivos para conservarlos, aca la tierra que ustedes siembran podemos beber jugos frescos, frutas naturales y fortalecer naturalmente las defensas. Gracias, gracias, éxitos para todos,

Comentarios Cerrados.