ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Domingo, 16 de mayo de 2021. Última actualización: Hoy

LA INSURRECCIÓN

El martes 4 mayo, 2021 a las 5:56 pm
LA INSURRECCIÓN

LA INSURRECCIÓN

LA INSURRECCIÓN

Sin duda alguna, los cinco días transcurridos entre el pasado miércoles 28 de abril, día del paro nacional convocado por el Comité respectivo y 25 asociaciones y sindicatos de diferentes denominaciones y el domingo 2 de mayo de 2021, pasarán a la historia de nuestro país como los días en que los colombianos nos unimos por primera vez en una sola voz y un solo grito, bajo la misma bandera tricolor, no para celebrar el triunfo de nuestra selección Colombia como en los viejos tiempos, sino para mostrar al mundo nuestra indignación, descontento y rebeldía ante el presente gobierno duquista, incapaz, inepto, ciego, sordo y mudo al estilo Shakira, y para rematar demasiado terco de solemnidad, insensible y necio frente al pueblo que lo quería ver y escuchar frente a frente, no escondido plácidamente cada día dentro de un estudio de televisión.

La gota de agua que rebasó la copa de la paciencia colombiana de Job, fue la innecesaria reforma tributaria orquestada con el pésimo ministro de hacienda Alberto Carrasquilla (que afortunadamente presentó su renuncia esperada al siguiente día de la histórica semana descrita, por la efectiva acción popular que lo obligó a hacerlo). Esa antidemocrática reforma tributaria, que a la manera de un atraco a la clase media y trabajadora, actuó como el detonante del estallido social que se produjo en esos días, que en mi concepto personal se convirtió en una verdadera insurrección urbana, exasperó los ánimos de un pueblo que antes era muy paciente y aguantador, pero en esos días se despertó de un letargo largo, gracias a la acción de nuestros jóvenes y muchachos, quienes a una sola voz potente y fortísima, unieron sus voces de los demás integrantes de las nutridas marchas a lo largo del país, haciendo realidad las consignas: “¡EL PUEBLO UNIDO, JAMÁS SERÁ VENCIDO!”, “¡EL PUEBLO NO SE RINDE, CARAJO”! junto a la frase célebre: “LA VOZ DEL PUEBLO ES LA VOZ DE DIOS”.

El itinerario de los cinco días populares fue contundente y efectiva: al inicio, el miércoles 28 de abril/ 21, preparación y marchas en la principales ciudades y pueblos, el jueves y viernes 29 y 30 de abril, desarrollo de otras marchas, el sábado primero de mayo, conmemoración del Día del Trabajo junto a las respectivas marchas, con algunos desmanes y actos vandálicos, en la mayoría de las ciudades, con acciones represivas de las fuerzas militares, las cuales se excedieron contra el pueblo, en virtud de una orden emitida por el alto gobierno invocando la llamada Asistencia Militar, para tratar de contener la justa indignación, dando como resultado fatal y lamentable la muerte de algunos jóvenes, como por ejemplo: Nicolás Guerrero en Cali y Andrés Santiago Murillo de 19 años. Como colofón de la histórica jornada, en vista de la presión popular, el domingo pasado 2 de mayo /21, el presidente Duque se vio obligado a retirar la reforma tributaria, dizque para hacer ahora sí un consenso solidario, llamando a dialogar a los estamentos organizadores.

Como decía una joven participante, resumiendo lo anterior y con toda la razón: “AHORA SÍ NOS ESCUCHARON POR PRIMERA VEZ” y un ciudadano: “¿ERA NECESARIO INCENDIAR A TODO UN PAÍS, PARA RETIRAR LA TAL REFORMA?

*********

Otras publicaciones de este autor: Aquí

.        

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?