ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Jueves, 18 de agosto de 2022. Última actualización: Hoy

La influencia de la tecnología en la sociedad actual

El miércoles 1 diciembre, 2021 a las 10:34 am
La influencia de la tecnología en la sociedad actual

La influencia de la tecnología en la sociedad actual.

La tecnología está presente en nuestro día a día casi en todo momento, aunque en algunas ocasiones no nos demos ni cuenta. ¿Quién no se despierta con la alarma del móvil, se ducha con la música o desayuna en frente del televisor? Es evidente que los avances tecnológicos y, sobre todo aquellos relacionados con internet, han condicionado nuestras rutinas y la manera de interactuar con el entorno.

Uno de los primeros puntos a comentar debe ser las relaciones personales. Ya no es habitual llamar o ir a tocar el timbre de amigos y familiares. Ahora se lleva enviar un mensaje vía las plataformas de mensajería instantánea como pueden ser Telegram o WhatsApp. Las cartas también han pasado a la historia, dando paso a los populares correos electrónicos que apenas nos dejan un rato tranquilos.

Es de especial mención el auge y la influencia de las redes sociales, una vía de comunicarnos con amigos y otros usuarios a través de las pantallas. Lamentablemente, estas han sustituido reuniones y encuentros por publicaciones de fotografías, vídeos y pensamientos. Aunque han provocado que se amplíe nuestro tejido de contactos, hay quienes consideran que han transformado a la ciudadanía en menos social y más perezosa a la hora de establecer contacto con los demás.

En la manera de entretenernos también hemos podido ver bastantes avances tecnológicos: mientras una multitud de series y piezas cinematográficas se consumen hoy día a través de los servicios de streaming como Netflix, también los mundos de los videojuegos y de los juegos de casino han migrado a la red, con plataformas como Steam como representante del primer caso y PokerStars Casino del segundo. Y también se puede acceder a millones de canciones y podcast con un solo clic, gracias a servicios como Spotify. Las posibilidades tecnológicas no conocen límites.

Más conocimiento y nuevas rutinas laborales

La influencia de la tecnología en la sociedad actual

Es evidente que uno de los grandes beneficios que ha aportado la tecnología en nuestra rutina es la mejora de la calidad de vida con dispositivos que nos permiten tener más conocimiento de nuestro estado de salud, por ejemplo, o ahorrarnos tiempo alcanzando ideas y formación. Cualquier duda o posible problemática puede ser resuelta por una consulta, aunque cabe discernir entre aquellas informaciones veraces y las que se presentan poco realistas.

En el ámbito laboral también hemos vivido cambios notorios. Ya no es necesario el desplazamiento de un país a otro para cerrar un acuerdo valioso. Una videollamada o un simple intercambio de correos puede ser suficiente para lograrlo. La tecnología, sumada a la globalización, han provocado que haya empresas con un plantel internacional que pueda trabajar en remoto, trasladando las oficinas físicas al propio internet.

Estrechamente relacionado con el punto anterior, se pueden realizar trámites bancarios a través de aplicaciones sin tener que desplazarse a una entidad financiera. Ahora las transferencias, los préstamos o las hipotecas se pueden solicitar en un solo un clic, así como el pago de productos en tienda física o virtual. Si no se lleva la tarjeta, es suficiente sacar el móvil y usar el sistema NFC o, lo que es lo mismo, la comunicación de campo cercano.

Posibles problemas

La tecnología nos da infinitas posibilidades a la sociedad, pero también hay aspectos que debemos tener en cuenta para un buen uso. Uno de ellos es la desconexión, que no entiende de edades ni de clases sociales. Hay personas que no se permiten ni un descanso en ningún momento del día. Ligado a esto existe la terminología ‘nomofobia’, el miedo irracional a estar sin el teléfono móvil.

Algunas aplicaciones nos pueden llenar de satisfacción, pero, a su vez, también generarnos depresión. Estas son, en su gran mayoría, las redes sociales. Hay dos fenómenos que lo explican. Primero, aquello que se observa y que es difícil de alcanzar. Y segundo, la falta de reacciones o los inputs negativos que uno puede recibir del resto de usuarios.

Físicamente también debemos poner especial atención en la fatiga que genera la tecnología. A parte de la mente, cansa al sistema ocular y auditivo. Pero también las manos, la parte del cuerpo que genera la interactividad. No son ningún mito las lesiones debido a la acumulación de horas como el Síndrome del Túnel carpiano o la inflamación de los tendones de tanto escribir con el smartphone o el ordenador.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?