Domingo, 21 de julio de 2024. Última actualización: Hoy

La implementación del Acuerdo de Paz. Una salida a la crisis actual.

El miércoles 12 junio, 2024 a las 5:59 pm
La implementación del Acuerdo de Paz. Una salida a la crisis actual.

Guido Germán Hurtado Vera

Colombia vive uno de los conflictos armados más antiguos del mundo. Las causas se hallan en las condiciones sociales, políticas e históricas que han incidido en su persistencia.

Un aspecto central del problema es que Colombia no ha conseguido consolidar dos de los monopolios clásicos del Estado moderno: la coacción legitima de la fuerza y la recaudación fiscal.

La coacción legitima de la fuerza sigue en crisis. No todos los grupos alzados han abandonado las armas y explica los actos terroristas, en el último mes, en los departamentos del Valle y el Cauca.

En la recaudación fiscal la DIAN estima que la evasión de impuestos le cuesta a Colombia cerca de $80 billones anuales. Una cifra importante para la financiación de los programas sociales que el país necesita. La reforma tributaria de 2022 sancionará el fraude tributario. El inconveniente es que la DIAN no tiene ni el equipo técnico ni operativo para ello.

El resultado de lo anterior, la no consolidación de estos dos monopolios afecta la convivencia ciudadana y la seguridad humana. En parte la crisis actual se puede explicar desde allí.

En el contexto de los actos terroristas una mayoría de ciudadanos piensan que aún vivimos una fase primaria de la agudización de la guerra, que la Paz Total está en aprietos y proponen una salida militar.

Ahora bien, sin desconocer lo anterior opino que una mirada interesante para comprender y buscar una salida a la actual crisis se encuentra en el Acuerdo de Paz firmado en el 2016 entre el Gobierno y las Farc. Han pasado ocho años, el proceso sigue en marcha, no es necesario firmar otro, es urgente su implementación. Mis razones:

  • El Acuerdo logró terminar el conflicto con las Farc. Ver hoy una guerrilla desmovilizada y convertida en partido político, es un logro extraordinario.
  • El Acuerdo, criticado por ser muy formalista, se ha convertido en un referente internacional por su perspectiva étnica y de género y al carácter de involucrar desiguales actores.

Aunque se ha discutido en foros ciudadanos y académicos le falta más apropiación social. Se firmó el 26 de septiembre de 2016 y Santos terminó su periodo en agosto del 2018, luego ganó un gobierno que, aunque no dejó de implementarlo, no estaba muy a su favor. Esto hizo que un acuerdo que venía con la legitimidad del gobierno anterior se volviera más frágil. Además vivió otras coyunturas que impidieron su ejecución, la pandemia por Covid-19.

Entonces el problema no es en Acuerdo. El problema es su implementación. Paralelamente el Estado deberá ir consolidando el monopolio de la coacción legitima de la fuerza y la recaudación fiscal, este último el pulmón económico que permitirá que las reformas sociales tengan éxito.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?