ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Miércoles, 8 de febrero de 2023. Última actualización: Hoy

La huerta del Cali

El miércoles 1 octubre, 2014 a las 8:30 am
Luis Enrique Delgado

Por Luis Enrique Delgado Periodista Acord-Valle

En el fútbol, el profesional quiero decir, hay dos maneras de conformar un equipo: adquiriendo jugadores formados, o aprovisionándose de sus propias canteras, divisiones menores.

La huerta del Cali

Foto: www.ligapostobon.com.co

Al Deportivo Cali se le ha criticado, muchas veces de pronto con razón, el hecho de no haber podido capacitar jugadores para algunas posiciones de su plantel absoluto, o contratar pensando más en la consecución de títulos, antes que dar cabida a su “producto”, de tal forma que se justifique la altísima inversión que anualmente se hace en las divisiones menores, en la cantera como la llaman ahora.

Los directores técnicos, también hay que decirlo, se sostienen con base en sus resultados deportivos, que obviamente enmarcan los títulos, y no por el hecho de dar oportunidad a las nuevas promociones, pues esto nunca les ha garantizado su permanencia en el cargo. Y ellos, como es apenas elemental, se defienden a su manera.

Alguna vez el médico Gabriel Ochoa, cuando vino al América, advirtió: “Yo no he venido a promover jugadores, he venido a ganar títulos”. Y así ganó los que quiso.

Las opciones

Deportivo Cali 2014

El tema, entonces, conservará siempre su vigencia polémica aunque, viéndolo bien, cualquiera de las dos opciones que se escoja para conformar un equipo profesional resulta positiva; por supuesto, siempre y cuando se alcancen resultados.

Con los jugadores que llegan hechos, maduros y competentes, porque a su paso se encuentran resultados en el camino.

“Los jugadores formados, dicen, son quienes ganan los títulos, mientras los muchachos ganan partidos”.

Sin embargo, con los jóvenes, mientras haya un buen trabajo, como lo hace el Deportivo Cali, siempre será positivo, primero porque son el futuro, la rentabilidad de la inversión en la semilla, y segundo porque son ellos quienes van contribuyendo al potencial, tanto de la institución como del país futbolístico.

Además, porque como promulgó Aldous Husley en su novela Ciervo en Gaza, “se puede vivir con lo que da la tierra”.

Los dos conceptos, pues, son valederos. La polémica parece no tener final, aunque la verdad es que en los últimos tiempos todos los dirigentes del fútbol profesional colombiano tienen muy claro el concepto sobre las divisiones menores y cada institución, a su medida o capacidad económica, se arriesga en la inversión.

La huerta caleña

Pero bueno, la razón de esta mota es reconocer y por supuesto hacer sonar las palmas en aplauso, que la cúpula directriz del Deportivo Cali tenga su pensamiento orientado hacia sus divisiones menores, con lo cual tácitamente se hace un reconocimiento, justísimo por demás, a personas como Carlos Arcesio Paz, Fernando Marín, Eduardo Franco, Karim Gorayeb y el actual presidente Álvaro Martínez, principales gestores de un fruto que hoy anda regado por todas las canchas colombianas.

El Deportivo Cali de hoy es, como consecuencia de esa visión futurista, el equipo que más se nutre de sus divisiones menores en Colombia, o de su huerta, para ser más consecuentes con el título de esta nota.

El noventa por ciento, si no más, de sus jugadores inscritos en la Dimayor para afrontar las competencias domésticas, son formados en su fértil cantera. Fecha a fecha de los torneos de Dimayor, el Deportivo Cali forma con siete u ocho jugadores de su huerta. Los entrenamientos diarios constituyen merecidísima admiración, por ese elevado número de jóvenes que se disputan la formación titular.

No vamos a citar nombres porque nos haríamos demasiado extensos. Basta con mirar las formaciones de cada uno de sus partidos para confirmar esa frondosa cosecha de jugadores.

El Deportivo Cali es, además, la institución que más elevado número de jugadores cede en calidad de préstamo a los restantes equipos del torneo colombiano.

En síntesis, la huerta casera del Deportivo Cali es gran contribuyente al desarrollo del campeonato que dominicalmente vivimos los colombianos, casi como única recreación.

Valoremos, entonces, el propósito y la gestión de quienes hoy ocupan los cargos directivos de la institución caleña. Son ellos: Álvaro Martínez, Luis Fernando Ángel, Alfonso Muñoz, Henry Cuartas y Fernando Otoya.

Sigue a Proclama en Google News
También te puede interesar
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?