ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Lunes, 25 de mayo de 2020. Última actualización: Hoy

La hora es de disciplina social

El viernes 10 abril, 2020 a las 11:00 am
La hora es de disciplina social

La hora es de unidad, solidaridad y disciplina social

La hora es de disciplina social
Por Néstor Pardo

Es claro que la pandemia sigue su curso ascendente y que aún el número de contagiados no ha alcanzado su pico más alto.

En estas circunstancias, y para impedir que el número de personas contagiadas que requieran atención hospitalizada desborde la capacidad de los centros de atención, se requiere que las autoridades preparen un Plan de Contingencia que incluya no sólo la adecuada atención de los enfermos, sino la alimentación de las familias que no disponen de recursos con el fin de garantizar su permanencia en casa.

En Quilichao la Administración Municipal en cabeza de nuestra alcaldesa ha venido haciendo los mejores esfuerzos, y con un excelente liderazgo, ha logrado recabar la solidaridad de muchos sectores sociales y gremiales, de manera que, en general, se está preparando el sector salud para enfrentar la emergencia y asistiendo a las familias vulnerables con ayuda alimentaria.

Lograr llegar con las ayudas a todos los que la requieren demanda un gran esfuerzo organizativo, de recursos y sobretodo de solidaridad, pero en esa ruta la Alcaldía se viene moviendo con la mayor celeridad, que las circunstancias lo permiten.

Es bueno tener en cuenta que sólo hasta hace unos pocos días el Gobierno Nacional expidió los decretos que permiten disponer de recursos presupuestales para garantizar la debida asistencia alimentaria de la población vulnerable, pero aun así los recursos no son suficientes, de manera que la solidaridad de las personas naturales y jurídicas sigue siendo fundamental.

Reitero que nuestra Alcaldesa ha demostrado gran capacidad de trabajo y liderazgo y ha generado la suficiente confianza en la comunidad y en el sector empresarial que se ha mostrado solidario.

Por las razones expuestas, creo que a todos nos corresponde rodear solidariamente a nuestra mandataria, tener mayor disciplina en el acatamiento de las medidas restrictivas y tener un poco de paciencia, con el pleno convencimiento que la asistencia de la Alcaldía a todos llegará.

La hora demanda de toda la sociedad quilichagueña unidad, solidaridad y disciplinada social, por tanto no nos parece que el camino apropiado para lograr que la Alcaldía llegue con las ayudas a las familias necesitadas, sea el de promover acciones (que aunque arropadas de legalidad), envían el falso mensaje que la Alcaldesa no está obrando de manera diligente, acciones que corresponden a un innecesario protagonismo en esta emergencia y pueden derivar en que sectores de la comunidad, confundidos por tales acciones, decidan de manera irresponsable salir a la calle a reclamar por la supuesta falta de diligencia de nuestra mandataria.

Situación, que de presentarse, echaría al traste todo lo que hemos avanzado en la preparación para la contingencia y en la contención de la propagación del contagio en nuestro municipio y en la región.

Nuestro llamado es entonces a actuar con plena responsabilidad y prudencia, a apoyar a nuestra Alcaldesa convencidos, como estamos, que se ha puesto las botas para dirigir y orientar de la mejor manera a nuestra comunidad, en estos difíciles momentos.

Un fuerte abrazo para todos los quilichagueños: De esta mala hora que atraviesa la humanidad entera saldremos y saldremos fortalecidos en nuestros mejores valores, a condición que actuemos con prudencia y que seamos más comprometidos con la solidaridad y la disciplinada social.

Sigue a Proclama en Google News
También te puede interesar
Deja Una Respuesta