ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Lunes, 17 de mayo de 2021. Última actualización: Hoy

La histeria contra los candidatos de las Farc

El lunes 5 febrero, 2018 a las 1:27 pm

La histeria contra los candidatos de las Farc

Muy difícil para los dirigentes de las Farc lograr que cale su discurso en ciudades y pueblos de Colombia que empezaron a visitar ya no como temibles guerrilleros sino como oradores; pero también son desmesuradas las manifestaciones de rechazo que con gestos, actos y desde foros y comentarios difundidos en los medios y a través de los redes, los condenan a la hoguera enrostrándoles su pasado.

En la Colombia actual, 28 años después de la desmovilización del Quintín Lame, EPL, PRT y M-19, las guerrillas ya perdieron la aureola romántica y de simpatía entre amplios sectores de la población, cuando en el sistema bipartidista liberal-conservador, heredado del Frente Nacional, cerraba las urnas a grupos de izquierda democráticos y alternativos y además ejercía gran represión a las luchas sociales.

Entonces, la juventud y numerosos ciudadanos que siguieron a Gaitán y vivieron la ‘violencia’ contra los liberales ejercida por los conservadores laureanistas, después del asesinato del caudillo en 1948, veían la lucha armada como una opción válida y posible para construir una sociedad más justa.

Con el desmorone de la Unión Soviética, y la ‘Cortina de hierro’, el cambio y apertura al capitalismo de los comunistas chinos, que eran los más radicales y apoyaban guerrillas en varios países y el cambio de Cuba, los grupos armados dedicados en Colombia al secuestro, extorsión y narcotráfico, perdieron gran parte del apoyo internacional y las simpatías de amplios sectores de la población (especialmente de la urbana) a la que se proponían ‘liberar’.

El rechazo que han manifestado a dirigentes de las Farc en manifestaciones en Armenia, Florencia y otros sitios, son muestras de esta tendencia que debe combatirse con educación democrática para que los acepten mejor echando labia que echando plomo.

Debe servirles de experiencia a los elenos, que creen que volando oleoductos, contaminando quebradas, poniendo bombas en cuarteles y secuestrando ‘las masas’ los van a seguir y ver como ‘héroes liberadores’.

Hay que permitirles que hagan sus propuestas, así no las compartan, ni vayan a votar por ellas. Los fariseos que se desgañitan diciendo, como Kiko el de El Chavo, que no se van a juntar con la ‘chusma’, que se acuerden que a Uribe lo apoyaron los paramilitares y parapolíticos (más de 50 congresistas) que cometieron iguales y peores crímenes que los cometidos por los guerrilleros.

No hay que olvidar que casi la mitad del Congreso durante el primer gobierno de Uribe, del 2002 al 2006, estuvo conformado por representantes y senadores investigados y condenados por la parapolítica, al haber sido apoyados con dineros y votos presionados por los jefes de las AUC que mandaban en Córdoba, Magdalena, Cesar, Sucre, Bolívar, Santanderes, Boyacá, Antioquia, Cauca, Valle, Meta, Arauca, etc. Las masacres y desplazamientos para quitarles las tierras y entregárselas a sus jefes políticos y militares fueron crímenes tan graves como los de las Farc.

Así, en un país donde los que se rasgan las vestiduras por la violencia que ejercieron los de las Farc, pero pasan de agache ante la de los paramilitares, chulavitas, bandas criminales, etc., es bueno que nos acostumbremos a perdonar y a aceptarlos como un grupo político más que para intentar convencer al electorado del campo y las ciudades esgrime la palabra y no las armas.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?