Miércoles, 28 de febrero de 2024. Última actualización: Hoy

La Guardia Indígena: cuidadores de la vida y el territorio

El lunes 10 mayo, 2021 a las 8:43 am
La Guardia Indígena: cuidadores de la vida y el territorio

La Guardia Indígena, cuidadores de la vida y el territorio.

Por: Omar Orlando Tovar Troches -ottroz69@gmail.com-

El titular del portal informativo Las dos orillas: “A mí no me cuida la policía, me cuida la Minga Indígena”, muestra a las claras, cómo, paulatinamente, el movimiento social, conocido como la Minga Indígena del Sur occidente, pero de manera especial, la Guardia Indígena (Kiwe Thegnas en Nasa yuwe, lengua del pueblo Nasa), han venido asumiendo un rol preponderante en la movilización social de Colombia.

Si bien es cierto que, ya desde el año 2010, La guardia Indígena del Cauca, venía siendo objeto de reconocimientos nacionales, como la que en ese año le otorgó el periódico El Colombiano, a través de una mención honorífica de los premios El Colombiano Ejemplar y que, en el año 2020, este componente fundamental de la estructura organizativa de la Asociación de Cabildos Indígenas del Cauca –  Cxahb Wala Kiwe (ACIN) y del Consejo Regional Indígena del Cauca – CRIC, también fue galardonado con el premio Front Line Defenders (FLD) para las Américas 2020, por sus continuos esfuerzos de defensa de la vida, el territorio y los Derechos Humanos, en medio del conflicto armado colombiano, sólo hasta ahora, por causa de su eficaz papel en la prevención de ataques contra los manifestantes de Cali y su rápida acción de captura y sometimiento de los agresores de la protesta, es que la nación colombiana, empieza a reconocer su importancia y valía.

La historia de los Kiwe Thegnas (cuidadores del territorio y la vida), es la historia misma del movimiento indígena del Cauca. Estos Guerreros Milenarios, como son reconocidos, dentro de las comunidades indígenas, han jugado un papel preponderante en la defensa estratégica de la vida y de los territorios comunitarios ancestrales, a punto tal, que armados tan solo con sus “chontas” o bastones de mando y el total respaldo de sus comunidades, han logrado, no sólo el rescate de secuestrados, de bienes robados y la  sana convivencia comunitaria, si no que han evitado la intrusión y el accionar de los actores armados del conflicto, legales e ilegales, en su territorio.

Esta estrategia de defensa de la vida y los derechos, se ha convertido, en una especie de punto de referencia, hacia el exterior, de la organización, indígena del Cauca, a punto tal, que este programa, iniciado como cumplimiento del Mandato de la Asamblea de Huellas (Caloto-Cauca) en el año 2001, ha sido replicado en otras comunidades ancestrales, e incluso ha sido reproducido en otras organizaciones étnicas y sociales, como la Guardia Cimarrona, en los Consejos Comunitarios de las comunidades afro, así como las Guardias Campesinas, en algunas comunidades a lo largo y ancho del país, a pesar, incluso, de la reticencia de gobiernos locales y del nacional.

Ahora que Colombia y el mundo, a través de las redes sociales, ha podido constatar la eficacia, la severidad, pero sobre todo, el respeto por la dignidad humana, con la que actúan los Kiwe Thegnas (Guardias Indígenas), a la hora de proteger, derechos, integridad y vida de comuneros y del pueblo caleño, vale la pena recordarle a esta sociedad global, que en ejercicio de ese cuidado de la vida y el territorio, estos guardianes, han sido objeto de persecución, por algunos miembros del estado colombiano, de amenazas, atentados, desplazamientos y asesinatos por los actores del conflicto, anteriormente en sus territorios y ahora, por motivo de su papel en las jornadas del Paro Nacional de 2021, también en territorios urbanos.

Aunque, al interior de las comunidades indígenas, tal y como lo mencionó el ex gobernador indígena Abel Coicué, al diario El Colombiano, con motivo del premio que se le otorgo a la Guardia en 2010; “… la Guardia es algo natural que se reconoce como una estrategia de vida y lucha comunitaria sin armas, “con el bastón de mando y la palabra que le ha permitido ganar confianza” de organizaciones del país y el exterior”, la verdad es que, ante el continuo deterioro de la favorabilidad de opinión pública que se han venido ganando, las fuerzas militares, dentro de las cuales, inexplicablemente, está la Policía Nacional de Colombia, pero sobre todo del muy criticado Escuadrón Móvil Anti Disturbios ESMAD, ejercicios solidarios de preservación de la convivencia, defensa de la vida y de los derechos, como los que han venido ejerciendo los Kiwe Thegnas, bien vale la pena ser reconocidos.

Las oscuras actuaciones de algunos miembros de las fuerzas armadas del Estado colombiano, contrastadas con la legitimidad que, a pulso, con respeto, empatía, se han venido ganando estas mujeres y hombres, guerreros y guerreras milenarias, hacen que, efectivamente, ya en muchos territorios, rurales y ahora, urbanos, de Colombia, la gente respete y confíe más en la Guardia Indígena, que en la ahora, tristemente, desprestigiada Policía Nacional.

Sigue a Proclama en Google News
También te puede interesar
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?