Lunes, 21 de octubre de 2019. Última actualización: Hoy

LA GRATUIDAD EN LA EDUCACIÓN

El miércoles 4 enero, 2012 a las 7:35 pm
Por ANDRÉS FELIPE GIL
Comentarios a: gilfelipe@gmail.com
Una noticia, que personalmente creo de gran relevancia, simplemente pasó casi desapercibida en los medios de comunicación nacional, si se le compara con otros hechos que sí recibieron importancia mediática, y de manera sorpresiva no mereció ni un comentario de los líderes de opinión en nuestro país. Hablo de la gratuidad en la educación pública básica y media, anunciada por la Ministra de Educación Nacional. Seguramente no fue noticia porque, entre otras, en Bogotá ya había sido decretada la gratuidad durante el gobierno de Moreno, o porque se consideraban tan bajos los costos de matricula que simplemente se creyó no significativo.
Lo relevante es que es un esfuerzo del Gobierno Nacional que le cuesta al país cerca de 500 mil millones de pesos al año, y que está encaminado a impactar los indicadores de cobertura y retención escolar, que a la sazón, si bien han mostrado importantes avances, todavía hay trabajo por hacer.
La mejora en los niveles de asistencia escolar, que en 1993 se ubicaba en 71,25%, registró, según el DANE, un aumento a 82,75% en 2005. Aumento significativo sobre todo en el nivel básico: primaria y secundaria, que en promedio pasó de 76,5% a 85%.
Cabe denotar la influencia de distintos esfuerzos que ayudaron a este avance. Por una parte, la ley General de Educación de 1994, entre otras cosas, supuso la organización de los establecimientos educativos en Instituciones educativas, de tal manera que aseguraron los cupos a sus alumnos desde el grado cero hasta el grado once; adicionalmente, la orientación de las transferencias de la nación en el Sistema General de Participaciones, a partir de 2001, que asignaba recursos correspondiendo al número de alumnos y no al número de profesores como lo hacía el Situado Fiscal, y finalmente, las acciones de política local como los programas de alimentación y transporte escolar.
Esto se demuestra además por la disminución de los niños y jóvenes en edad escolar por fuera del sistema pues, mientras en el año 2001 estaba en cerca de dos millones, para el 2009, pasó a 1,027 millones. Con lo cual la cobertura bruta nacional en promedio pasó de 90,57% en 2002 a 104,65% en 2009 (distorsión provocada por la población en extra-edad, es decir, por población que tiene una edad mayor para el nivel educativo que asiste). Cifras que motivan a mantener la atención en la retención escolar, y es allí donde la gratuidad deberá permitir abatir uno de los obstáculos para este propósito.
En particular, se supone que el impacto de la gratuidad de la educación en las finanzas de los hogares promedio colombianos aliviará el gasto en educación, que según la encuesta de Ingreso y Gasto de los Hogares, es del 4% del ingreso de las familias. Y es de verdadera relevancia para los hogares más pobres, que dedican el 10% de sus ingresos a este mismo rubro.
Aplaudo pues, esta iniciativa, que si bien no resuelve el principal problema actual: la baja calidad, si permite cerrar un obstáculo a la baja asistencia y retención escolar. Otros esfuerzos complementarios hay que hacer, por ejemplo, en alimentación escolar, que impacta de manera definitiva la atención, asistencia y retención escolar, si se tiene en cuenta que, por ejemplo en Santander de Quilichao, el programa de alimentación escolar aporta cerca de la tercera parte de las necesidades calóricas de un niño, y que lamentablemente, en muchos casos es la única comida que tienen en un día.
Como colofón, y más para análisis y mejoramiento, es necesario pensar y discutir el impacto que esto tiene en las grandes instituciones educativas, aquellas con altos costos fijos verán disminuido su presupuesto anual, pues el gobierno transfiere menos por alumno que lo que cobraban por matricula. Es necesario que los alcaldes resuelvan este déficit con recursos del Sistema General de Participaciones para educación, para no comprometer la calidad de los servicios escolares de estas instituciones.
Enero 04 de 2012
Leer más…
Deja Una Respuesta