ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Sábado, 3 de diciembre de 2022. Última actualización: Hoy

LA GRAN MARCHA DOCENTE DESDE MONDOMO

El martes 5 mayo, 2015 a las 8:51 am

CREPITACIONES 2015

Docentes protestan en Santander de Quilichao - vía Panamericana

Emoción. Pura y dinámica emoción sindical y social, como nunca antes la había sentido en mi trayectoria de MAESTRO (afiliado a ASOINCA, Asociación de Institutores del Cauca), fue la que sentí aquel memorable e histórico jueves 30 de abril de 2015, en pleno PARO INDEFINIDO DE MAESTROS (el cual ya completaba 7 días exactos), cuando los maestros de verdad, decidimos caminar desde Mondomo a Santander de Quilichao, recorriendo 15 kilómetros y gritando consignas, siendo una proeza física increíble. Otros compañeros, cerraban el desfile en motos y vehículos. Ese día, de verdad y lo digo con orgullo, sentí con toda la plenitud de mi ser, lo que de verdad significa luchar por una causa: la defensa de la educación pública, la de los padres de familia, la de mis niños y niñas, un salario digno y justo, y por mejores condiciones sociales de bienestar y equidad. Ese día, comprendí en toda su intensidad el significado pleno de la consigna: “EL MAESTRO LUCHANDO, TAMBIÉN ESTÁ EDUCANDO”, tantas veces gritada a pulmón vivo y expresada en múltiples marchas, en varios escenarios caucanos y vallecaucanos. Ese día, sentí también el poder infinito de la unidad gremial de todos mis compañeros y compañeras: mestizos, afros, indígenas, caminando y luchando todos al unísono por un solo propósito común.

Paro de maestros en el Cauca - vía Panamericana

Ese día memorable, bajo un sol suave por mucho tiempo (prueba indiscutible que era aliado del paro de maestros), los 400 docentes aproximadamente, iniciamos la marcha a las 10 de la mañana, ocupando un solo carril. Previamente, nos regalaron unas pañoletas de color rojo, con el nombre de ASOINCA y la figura emblemática del famoso Che Guevara. Apenas recorrimos unos cuantos kilómetros, cuando sentimos el olor a gas lacrimógeno y entonces los compañeros con los megáfonos nos aconsejaron humedecer las pañoletas y taparnos la nariz, para contrarrestar los efectos del gas (así el Che nos dio una manito). De esta manera fuimos provocados por el fatídico ESMAD en dos ocasiones, sabiendo ellos que no estábamos obstruyendo la vía Panamericana (así comprobé que a “ellos” les gusta provocar a los manifestantes en las marchas, así sean pacíficas, como ese día con los maestros). Para colmo de los colmos, fuimos vigilados por “ellos”, minuto a minuto, segundo a segundo, como si fuéramos las personas más peligrosas del mundo. Esta fue la nota triste de la caminata. Las notas amables y estimulantes las daban los camioneros con sus pitazos formidables y los padres de familia y sus niños, apoyándonos con sus arengas y sus banderas.

ESMAD en el Cauca

Siendo las 4 de la tarde, después de 6 horas de caminata infatigable y vigorosa, llegamos a Santander de Quilichao, siempre escoltados por nuestros esbirros. Nos reunimos sobre el puente peatonal,  algo adoloridos, pero contentos y felices, por haber culminado la proeza. Allí nos informaron que ya en Bogotá se habían citado por primera vez Gina Parodia, el presidente de la FECODE (Federación Colombiana de Educadores), el Defensor del Pueblo y otros dignatarios. Pensaba dentro de mí: “esta caminata fue muy útil, por lo menos en Bogotá ya están dialogando. Ya era hora, gracias a nosotros y a los padres de familia que nos apoyaron”. Las reuniones continuaron, no hay todavía acuerdos y mientras tanto podemos seguir arengando: “¡Este paro lo ganamos, dure lo que dure, cueste lo que cueste, duélale a quien le duela!”

Docentes protestan en Santander de Quilichao

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?