ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Martes, 4 de octubre de 2022. Última actualización: Hoy

LA FOTOCOPIADORA ENCANTADA

El viernes 17 diciembre, 2021 a las 9:15 pm

LA FOTOCOPIADORA ENCANTADA

León Gil

   Soy aprendiz de escritor y profesor de español en un colegio de la ciudad. También; en mi tiempo libre, funjo de secretario y mensajero de un abogado litigante amigo mío.

   Los datos que acabo de anotar tienen que ver de alguna manera con el extraño y maravilloso suceso que a continuación resumo:

   El 13 de octubre del año en curso (2021), llegué a las ocho de la mañana a la papelería de doña Mercedes (´Lápiz y Papel´), para sacar tres copias de un memorial de quince folios, que debía radicar el día siguiente en el Juzgado Segundo Civil del Circuito de Medellín.

   Entregué el original y dije que mientras tanto iría a tomar un tinto a la cafetería de enseguida, y en media hora regresaría.

   Al volver, recibí las tres copias, ordenadas y grapadas como de costumbre; pero, para mi asombro e irritación, encontré que, en lugar del texto jurídico original, en cada folio aparecía un relato, cuento o historia que iba desde una línea hasta la página completa; con títulos tan extraños y sugestivos como Tres partes de perro y una parte de niño, Nena, si te enamoras de mí te mueres, La zarigüeya secuestrada, El fantasma que se ahorcó en la ducha; entre otros por el estilo, todos ellos para mí inéditos y originales: jamás los había leído u oído mencionar por medio alguno.

   Malhumorado por lo que consideré un descuido, le enseñé el original y las tres copias. Ella a su vez me respondió; con algo de indignación, que había hecho lo correcto, que no era su culpa. La insté a que nos calmáramos e hiciéramos la prueba con un folio original cualquiera… Atónitos vimos aparecer un texto bajo el título El hombre que saltó de un quinto piso y cayó en el décimo. Probamos con otro y salió un texto de una línea titulado Aquí comienza y termina el cuento. Y en la tercera prueba; oh, sorpresa: ¡La fotocopiadora encantada! Estos, al igual que los otros cuarenta textos, totalmente desconocidos para mí.

   Sin poder ocultar mi emoción (sueños de fama y dinero cruzaban por mi mente) le dije: está bien, doña Mercedes, su fotocopiadora está loca, se la compro o se la cambio por una nueva. Hágale –me respondió sin dudarlo, sonriendo maliciosamente–, usted está más loco que esta vieja tostadora. Tráigame una nueva. Listo –dije, aún más emocionado–, esta misma tarde estrenará una bella y moderna fotocopiadora; pero eso sí, con la condición que no saque más fotocopias a nadie. Tome estos veinte mil pesos, para que no pierda el día. Hágame la merced, desconéctela y alístela para cuando vuelva.

   Me di vuelta -casi atropellando a una chica que estaba detrás de mí-, y salí a toda prisa, diciendo en voz baja: Dios la bendiga, doña Mercedes, Dios la bendiga.

FIN

**********************

Otras publicaciones de este autor en Proclama del Cauca y Valle:

León Gil
Sigue a Proclama en Google News
También te puede interesar
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?