ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Sábado, 28 de enero de 2023. Última actualización: Hoy

LA ENERGÍA LIMPIA, UNA COSA RARA EN COLOMBIA

El martes 24 mayo, 2016 a las 9:44 am

Bulevar de los días

Por Leopoldo de Quevedo y Monroy.
Loco-mbiano.

Energía limpia

Me acabo de desayunar, es una expresión en nuestro lenguaje coloquial colombiano para decir que salimos de la ignorancia sobre una noticia que hace poco tiempo circula. Eso me pasó hoy al realizar mi lectura diaria desde hace bastantes semanas en El País de España. Es una ventana hacia la modernidad, el progreso y la utilización de los recursos humanos y económicos de los países. Cosa que no abunda en el plano nacional colombiano. Aquí las noticias son de corrupción en contratos, becas a unos pocos pilos y discusión sobre una paz que no aparece en épocas cercanas.

Confirmo mi apreciación de que la educación y la información en Colombia están aún en paños menores. No tanto como para decir en taparrabos, pero casi. El estado de nuestra llamada industria nacional y de la oferta académica en universidades de alto prestigio es casi medieval o se quedó en la época del ruido de sables y contratos 4G, a excepción de los pírricos esfuerzos de la EPM* por involucrar en sus metas la implementación de la energía eólica, solar y geotérmica, a partir de la ley 1715/14, arts. 4 y 5.*

En verdad, las enormes aspas de metal que giran como molinos de viento modernos y que son instrumentos para suministrar energía, se ven a lo largo de las autopistas en Europa desde hace años y se ven hoy también en Argentina y Uruguay.

Usar este auténtico producto de una tecnología de punta es índice de que existen institutos de educación y planes de estado que impulsen las aptitudes de jóvenes y profesionales para la optimización de los medios usuales del agua y los viejos métodos que conocieron Cervantes y sus dos escuderos o la apertura de pozos en la época del patriarca Jacob. Tal como hoy se inauguran en nuestra Guajira para reemplazar el desvío y secado del Arroyo del río Ranchería.

Qué orgullo nacional contar con estas fuentes de energía ecológicas para la Red Nacional de Energía de Portugal, que no es de potente fuerza económica en la UE, pero merece el calificativo de país desarrollado.

Le costó a Portugal recorrer un tramo de 40 años para llegar en 2004 a tener el 20% de energía renovable algo más del doble que su vecina España y hoy ya cuenta con el 75% de su producción eléctrica con este tipo de energía. La formación de científicos e investigadores en Universidades e Institutos especializados en tecnologías de recursos de energías renovables hizo posible esta realidad.

Aquí, en Colombia, el gobierno ha construido represas a costa de nuestras fuentes hidrográficas más grandes. No se sabe para qué y para quién invierte enormes recursos no renovables y los vende luego, como Isagén o El Quimbo.

Pero, eso sí, nuestra Ministra de Educación dice que hemos elevado el Índice Sintético de calidad de Minas Gerais (¿’) y las pruebas Pisa en las Pruebas del Saber. Ahora la Universidad de los Andes quiere dar un aire de refresco a las Facultades de Educación que forman a los maestros.

Puede ser esto último, el comienzo del remedio a una educación obsoleta que ha sumergido al joven colombiano en terrenos campos de hollín y pasatiempo. No hay conexión de ideales compartidos de Nación entre juventud, padres de familia, empresa privada y gobierno que tracen el futuro inmediato y a largo plazo a tono con la globalización y la competitividad.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?