Jueves, 23 de mayo de 2024. Última actualización: Hoy

La curiosa vida de Warren Buffett: “El oráculo de Omaha”

El martes 23 abril, 2024 a las 1:28 pm
La curiosa vida de Warren Buffett - “El oráculo de Omaha” - Trading

El director de Berkshire Hathaway compró sus primeras acciones a los 11 años. Con sus actuales 93 años, tiene una gran historia para contar. Repasamos algunas de las curiosidades de este inversor de renombre y la filosofía que lo llevó a la cima.

Un niño prodigio

Conocido como el «Oráculo de Omaha», Warren Buffett es uno de los inversores con más éxito de los Estados Unidos. Actualmente dirige Berkshire Hathaway, que posee docenas de empresas, incluyendo la aseguradora Geico, el fabricante de baterías Duracell y la cadena de restaurantes Dairy Queen.

Buffett llegó a este mundo el 30 de agosto de 1930 en Omaha, Nebraska. Desde pequeño siguió los pasos de su padre, el congresista estadounidense y corredor en el mercado de acciones Howard Homan Buffett. Fue un niño prodigio que compró sus primeras acciones a los 11 años y presentó su primera declaración de impuestos a los 13. 

Estudió Economía en Columbia Business School y fue capaz de obtener el preciado A+ en las clases de Benjamin Graham, conocido como el padre del “value investing”. Sin embargo, su camino no estuvo exento de obstáculos: ni Graham ni su padre querían inicialmente que trabajara en Wall Street. Sólo después de mucho insistir logró que lo apoyaran.

Sus movimientos más audaces

En 1952, pudo convencer a Benjamin Graham de trabajar juntos y así lo hicieron. Aunque iniciaron adoptando la estrategia de inversión del value investing, Buffett sumó a la técnica la consideración de otros aspectos como el equipo directivo y la marca de las empresas. Siempre bajo la filosofía de trabajar con cautela y hacer trading seguro. Entre 1950 y 1956, Warren Buffett hizo crecer su capital personal desde US$ 9.800 hasta US$ 140.000. 

Una vez que Graham se jubiló, Buffett estableció una sociedad limitada en Omaha con capital de familiares y amigos. Encontró la forma de lograr un rendimiento anual promedio del 23%. Hasta 1961, obtuvo una rentabilidad del 251%. Esta cifra supera ampliamente al Dow Jones y le hizo ganarse el nombre del “oráculo de Omaha”.

En los años siguientes, Buffett diversificó sus inversiones. Compró Berkshire Hathaway, compañía que aún hoy gestiona, y se expandió al sector de compañías de seguros. En 2009, Berkshire adquirió Burlington Northern Santa Fe por US$44.000 millones, en la que fue la mayor operación de su historia hasta ahora.

Filosofía de vida y filantropía

A pesar de ser un hombre mega-rico, Buffett aún vive en la misma casa en Omaha, Nebraska, que compró en 1958 por US$31.500. A pesar de ser uno de los grandes nombres de las finanzas, su vida no se parece en lo más mínimo a la que proyectan películas como “El Lobo de Wall Street”, por ejemplo.

«Las personas racionales no arriesgan lo que tienen y necesitan por lo que no tienen y no necesitan», es uno de sus grandes lemas. Tal vez por eso Buffett ha prometido donar más del 99% de su riqueza. Hasta ahora ha dado más de US$56 mil millones, principalmente a través de la Fundación Gates y las fundaciones de sus hijos.

En 2010, junto con Bill Gates, lanzó el Compromiso de Donación, pidiendo a otros multimillonarios que se comprometieran a donar al menos la mitad de su fortuna a causas benéficas.

¿En qué invierte Buffett en la actualidad?

Con semejante historial, es bastante lógico que el mercado mire con atención a las últimas movidas de inversión de Warren Buffett. Actualmente en la cartera del multimillonario están sus participaciones japonesas, entre las que se destacan Mitsubishi, Mitsui, Marubeni, Itochu y Sumitomo. A pesar de sus bajos precios de las acciones que oscilan entre los US$17 y los US$86, sus convincentes relaciones precio-ganancias los convierten en inversiones atractivas, empresas asiáticas que tienen operaciones diversificadas y recompensan a los accionistas a través de dividendos y recompras.

A ellas se suman las acciones bancarias de Buffett: Bank of America, que cotiza cerca de los US$38  y Citigroup, actualmente por debajo de US$64. Bank of America es la segunda mayor participación de Berkshire y cuenta con un rendimiento de dividendos superior al 2,5%. El banco ha invertido de manera significativa en tecnología, obteniendo reconocimientos por sus innovaciones recientes. Por otro lado el Citigroup, con un múltiplo de ganancias futuras por debajo de 10,5, ofrece un rendimiento de dividendos más alto que supera el 3,3%.

Otra de las apuestas de Buffett es Occidental Petroleum, empresa que actualmente tiene un precio de entrada asequible, a US$66 por acción. Aquí es destacable la confianza de Buffett en la visión de la CEO Vicki Hollub, especialmente en la tecnología de captura de carbono y contribución con el medio ambiente, hacen de Occidental una inversión atractiva a largo plazo. Con un pronósito de posible escasez de suministro de petróleo hacia los últimos meses de 2025, la acción de Occidental podría no permanecer por debajo de los US$100 por mucho tiempo.

Sigue a Proclama en Google News
También te puede interesar
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?