ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Sábado, 18 de septiembre de 2021. Última actualización: Hoy

LA CORRUPCIÓN

El martes 21 enero, 2014 a las 1:02 pm
Jairo Gironza Trujillo web

Jairo Gironza Trujillo

Histórica es la corrupción, existió en la Conquista, la Colonia y la República y seguirá existiendo; la corrupción la heredamos de los europeos y de nosotros mismos, ésta es como una bacteria que va devorando la sociedad. La corrupción es un fenómeno espiritual, fruto de una manera de pensar individualista, egoísta, autoritaria e intolerante que excluye y no comparte con el otro, la corrupción es fruto de una ideología que sacia sus ambiciones de forma inadecuada, ilegal, abusiva y antiética.

La corrupción es como un fantasma que recorre el planeta y posee al que quiere indiscriminadamente.

La corrupción así, como se dio en un proceso, también necesita un proceso para acabarse.

No reconocer la corrupción es desconocer los hechos probatorios que nos muestran a diario la realidad, y esto no lo hace ya ni el gobierno y mucho menos la oposición porque tapar la corrupción es como tapar el sol con un dedo de la mano.

La corrupción siempre existirá como espíritu y se hará realidad siempre y cuando los seres humanos creemos las condiciones y desaparecerá cuando la sociedad tenga la decisión y la voluntad de no permitirla.

Nunca tendremos un mundo perfecto porque eso sólo se da en el Cielo, pero sí podemos construir un mundo siempre más equitativo, ético, valorativo, democrático y tolerante que nos permita conversar y resolver los problemas en paz, que nos posibilite pensar, buscarle sentido a la vida y poder expresarlo a través de la palabra hablada y escrita sin tener el miedo de que nos desaparezcan.

La corrupción se da en lo público y en lo privado, en la casa, en la escuela y en la sociedad, pues estos son sus nichos, pero su principal alcahuete es el Estado con todos sus gobiernos y funcionarios, las empresas y toda su burocracia. Lo cierto es que el Estado originariamente fue, y sigue siendo la esencia de la corrupción, porque no ha dejado de ser un instrumento de dominación política y explotación económica; el Estado legaliza y legitima el fraude, de ahí la necesidad de cambiar el Estado individualista excluyente y autoritario por un Estado más social, incluyente, humano y democrático donde podamos convivir en paz.

En la política, mientras los políticos sólo piensan en hacer alianzas entre grupos para tomarse y sostenerse en el poder político, el pueblo se debate exigiendo a través de paros, marchas y protestas callejeras se solucionen sus necesidades y problemas.

Los políticos poderosos son insensibles ante las necesidades populares y nuestro pueblo por su ignorancia se arrodilla ante su enemigo. En nuestro país la corrupción ha hecho más hábito, tradición y escuela que la honestidad, tenemos unos políticos que compran los votos con dinero y promesas laborales al electorado y que solo se promocionan como reinas de belleza al inicio de sus campañas porque cuando el pueblo tiene problemas se esconden. El Estado ha sido un auspiciador de la corrupción más no de la ética y sus valores, sino repasemos el actuar institucional en los últimos dos siglos; en el siglo XIX, se mantuvo la servidumbre, la esclavitud cuando los ideales de la independencia libertadora habían sido terminar con estos flagelos y la Constitución excluyente de 1886 se mantuvo hasta 1991. Este es un hecho probatorio de la corrupción del Estado colombiano, podemos hablar de otros hechos como la violencia política impulsada por la elite liberal-conservadora, la creación del Frente Nacional, la creación y sostenimiento del paramilitarismo, la para-política y el control que los mafiosos hicieron del Estado en las décadas del 80 y 90, el fenómeno de la impunidad judicial cuando asesinan a Gaitán, a Guadalupe Salcedo, a Galán, a Pardo Leal, a Bernardo Jaramillo, a Carlos León Pizarro y a cuatro mil militantes de la Unión Patriótica.

Hoy los partidos políticos, dejaron de ser políticos y se convirtieron en empresas que solo defienden sus intereses de grupo, ya no existen diferencias ideológicas, hoy día, sólo se pregunta con quien vas a trabajar o con quien te comprometiste, sin importar sus ideas, sus antecedentes o programas políticos, mientras los sectores políticos de la izquierda ni siquiera se asombran, ni piensan en serio cambiar sus miradas e interpretaciones de las circunstancias ni cambian sus estrategias para ser realmente una opción de poder político, ser realmente una opción de poder; la gran mayoría parece estarle haciendo el juego a estas mafias, porque ni siquiera se unen, sino que siguen con sus viejos partidos copiando los viejos vicios de la derecha y obstaculizando el proceso de desarrollo político del pueblo colombiano.

Hay corrupción en la educación porque la exclusión del pueblo en la educación hace que tengamos un país con alto índice de analfabetismo, que nos excluye de los procesos de análisis, de reflexión y critica de la realidad colombiana y de los procesos productivos.

En la salud la corrupción se pasó, los contribuyentes pagan sus servicios médicos y las EPS no prestan el servicio, no se dan las citas con especialistas, hay cientos de operaciones represadas, no se entregan los medicamentos completos e inventan reglamentos y cláusulas que enredan y entorpecen  la prestación del servicio médico y todo esto con la complicidad del gobierno de turno que dirige el Estado.

Otro hecho que es fruto de la corrupción son los desplazamientos, los cuales han colocado a Colombia entre los países que más desplazados tiene en el mundo. También se suman a este fenómeno el desempleo, el subempleo, porque el Estado no cumple con su función social y humanitaria.

Lo cierto es, que mi propósito es que cambiemos para que acabemos con la corrupción de lo contrario seguiremos apoyando consciente o inconscientemente dicha plaga que acaba con el país. Lo importante es que conozcamos la causa de la corrupción para que coloquemos los correctivos necesarios y podamos mejorar nuestras condiciones de vida.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?