Lunes, 20 de enero de 2020. Última actualización: Hoy

La calma es muy tensa – Indígenas se declaran en asamblea permanente por combates en Tacueyó

El jueves 20 marzo, 2008 a las 8:10 pm

Ambiente de guerra – El CICR ya llegó con ayudas y decidió hacer una intervención durante un mes para la región

Esta semana fue de pánico y angustia para las comunidades indígenas de Toribío, municipio fuertemente golpeado por la violencia. Fuertes enfrentamientos entre ejército y guerrilla dejaron un indígena muerto, más de 10 heridos, viviendas destruidas, animales muertos, cultivos arrasados y un desplazamiento masivo de indígenas y campesinos, según las comunidades y autoridades indígenas.

Las comunidades y autoridades indígenas denunciaron la destrucción de más de 30 viviendas, bombardeos por parte de helicópteros del Ejército en territorio del resguardo indígena de Tacueyó y la flagrante violación al Derecho Internacional Humanitario que prohíbe a los actores armados involucrar a la población civil en cualquier conflicto bélico.

El Alcalde, Carlos Alberto Banguero Henao, dijo que desde que comenzaron los combates entre el Ejército y la guerrilla de las FARC, cientos de familias buscaron refugio en centros educativos de la vereda El Damián y sectores vecinos. La situación se complica cada vez más; los niños y mujeres empiezan a enfermarse, así lo informaron voceros de las comunidades indígenas y el Comité Humanitario de la Cruz Roja Colombiana que inició una intervención en la zona por 30 días para brindar ayuda humanitaria a los desplazados que no cuentan con elementos básicos de salud, aseo y alimentación.

El Comité Humanitario de la Cruz Roja y las autoridades Indígenas hicieron un llamado de urgencia al gobierno y a otros organismos de socorro para atender la emergencia. Se requiere atención medica y humanitaria inmediata, medicamentos, alimentación, elementos de aseo, agua y elementos básicos como frazadas, colchonetas entre otros.

Los Enfrentamientos

Desde la mañana del domingo 16 de Marzo se vive un ambiente de guerra en las veredas El Damián y La María. En esa segunda localidad el estallido de un artefacto causó la muerte del guardia indígena Lurbe Escué y dejó 13 heridos, que buscaban refugio en una casa.
Unos mil metros más abajo y hacia las 2:00 de la tarde del domingo hubo una explosión más potente que arrasó una casa y dejó un foramen de unos 15 metros de diámetro y 15 metros de profundidad.
El Ejército informó que un artefacto arrojado por las Farc cayó allí y provocó una explosión en lo que sería un depósito de explosivos. Las autoridades indígenas le informaron al alcalde de Toribío, Carlos Banguero, que un grupo de militares llegó a la casa y tras ver unas matas de marihuana trajo varios elementos y prendió fuego al lugar. Luego corrió el rumor de que habría una explosión y la gente empezó a huir por la carretera hacia la vereda El Damián, en la parte baja de esa zona. La detonación afectó una docena de casas. El Ejército reportó el martes 18 de Marzo el hallazgo de una caleta y una fábrica de explosivos cerca al sitio de choques

Los heridos más graves fueron identificados como Liliana Escué, Camilo Escué, Milena Medina y un niño de 11 años, Paulino Secué Pavi, de 44 años; Luz Aída Medina Escué, de 27; Ana Rosalía Pavi, de 31; Luz Magnolina Salazar Escué, de 30; Clara Inés Escué, de 25; María Edilma Escué, de 44, y dos menores de 13 años, quienes fueron atendidos en los hospitales de Santander, Caloto y el puesto de salud de Tacueyó.

Por su parte, el comandante de la Tercera Brigada, general Jaime Esguerra, dijo que las dos explosiones fueron provocadas por las Farc, aunque en la zona existen versiones contrarias por parte de autoridades indígenas.

Asamblea Permanente

En la escuela de El Damián la comunidad seguía anoche en asamblea permanente como un mecanismo de resistencia creado por los cabildos y la guardia indígena para evitar un desplazamiento fuera de su territorio.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) advirtió que la situación es compleja pues la población huyó para salvaguardar su vida, no puede realizar actividades agrícolas y tendrá pérdidas. Ese organismo brindó asistencia de emergencia con 800 mercados, 400 kits de aseo, colchonetas, sábanas, cobertores, vajillas, entre otros elementos que les ayuden a pasar por este difícil momento a los habitantes del resguardo del corregimiento de Tacueyó, municipio de Toribío.

El gobierno garantiza que los desplazados regresarán a sus hogares

El Viceministro de Justicia, Guillermo Reyes, dijo que ya se están atendiendo a las personas que resultaron afectadas por los problemas de orden público en Toribío, y confió en que muy pronto podrán regresar a sus hogares.

El funcionario explicó que la Policía está ofreciendo apoyo en la escuela a donde están llegando los desarraigados para garantizarles su seguridad, mientras que se acaban los combates entre la fuerza pública y las FARC.

El gobierno está atendiendo a los damnificados con el apoyo de Acción Social, dándoles los implementos necesarios para que puedan permanecer en la escuela mientras se controla la situación.

Reyes aseguró que la retaliación de las FARC en varios puntos del territorio nacional obedece a que pretenden demostrar que continúan activos, después de los fuertes golpes que han recibido en los últimos días. El funcionario admitió que las FARC siguen teniendo una presencia importante en la zonas rurales de departamentos como Nariño y Cauca y lo que se está intentando hacer es bloquear su acción sobre los sectores urbanos de esta región.

Leer más…
También te puede interesar
Deja Una Respuesta