Miércoles, 26 de febrero de 2020. Última actualización: Hoy

La auto-determinación étnica en el censo poblacional

El domingo 26 enero, 2020 a las 8:51 pm

La auto-determinación étnica en el censo poblacional

Crónica

Por Gustavo Adolfo Caicedo Muñoz

  • Qué es el derecho a auto determinarse étnicamente
  • Qué significa identificarse como indígena, negro, blanco, gitano, etc.
  • ¿La autodeterminación es un derecho que existe o no existe?, ¿es un derecho fundamental, colectivo o individual, como tal cómo se regula?

Este tema controversial tiene serias implicaciones en el mundo, para Colombia, y especialmente para el departamento del Cauca

Miremos por qué.

Antes que todo, tenemos que diferenciar algunos conceptos sociales y jurídicos tales como la nacionalidad, la autodeterminación de los pueblos, la autonomía política, administrativa y lo que son las entidades territoriales indígenas y afrodescendientes regidas por la Ley 70/91. Otra cosa paralela es el derecho a la autodeterminación de los pueblos y a decidir soberanía.

Primero, tenemos que mirar históricamente el asunto para tener un marco conceptual de cómo nacieron estos derechos, y las posiciones contrarias constitucionales y jurídicas que defienden muchos países, para entender mejor lo que ocurre en la actualidad.

En la  antigüedad no existía el derecho a la autodeterminación de los pueblos, el concepto de Nación se imponía por la fuerza. Así nacieron las conquistas y los imperios del mundo antiguo, el romano, griego, persa, otomano, para señalar algunos. Posteriormente potencias europeas, inglesas, portuguesas, españolas, holandesas, invadieron la India, África, Asía y América creando el colonialismo y sometiendo a sus pueblos y pobladores originarios a su cultura y sus leyes.

Cuántos cientos de años tuvieron que pasar para que los negros y los indígenas, lograran constituir derechos de igualdad en las regiones que tradicionalmente habitaban. Si los derechos nacen a partir de acuerdos de voluntades estas se mueven a ritmos culturales muy lentos modificando constituciones políticas en la medida del desarrollo de los derechos humanos y fundamentales de la civilización occidental se promuevan y promulguen.

El derecho en sí de autodeterminarse es un derecho moderno.

Al terminar la Primera Guerra Mundial en siglo XX, en los tratados de paz (1919-1920) surge el principio de la nacionalidad como un derecho individual y colectivo de formar parte de una nación independiente y soberana con características propias culturales y territoriales y en algunos casos raciales y religiosas. Se dan los primeros pasos para el nacimiento del Derecho internacional público a través de la creación de la Sociedad de las Naciones, derivadas de estos tratados de paz internacionales, pero aún sumergidas por colonialismo predominante.

Fue después de la Segunda Guerra Mundial cuando constituida la Organización de Naciones Unidas, ONU, aparecieron las resoluciones (1514-y1541) en el año 1960 cuando este organismo y las naciones que lo integran reconocieron el derecho a la libre determinación de los pueblos (contra el colonialismo).

Un ejemplo de ello fue la desintegración de la Unión Soviética en múltiples naciones, amigas pero independientes, la desaparición de Yugoeslavia en Serbia Herzegovina y Montenegro; la separación de Afganistán y Paquistán de la India, etc.

Surge, sin embargo, una profunda discusión si la libre auto-determinación de los pueblos es un derecho humano universal, fundamental o individual…

La mayoría de los tratadistas académicos dicen que no, que se trata de derecho colectivo de los pueblos a la autodeterminación, la cual debe estar sujeta a un referendo con mayorías absolutas de la población.

Muchos países, como Alemania, no los reconocen como derecho, lo prohíbe la constitución por razones de soberanía en defensa de la unidad republicana, lo mismo Francia y Noruega.

Este espinoso y controversial tema tiene a España sumida en un conflicto histórico, derivado de la auto determinación de las provincias vascas y Cataluña que quieren independencia y autonomía total de España.

Lo mismo ocurrió en Canadá con la autodeterminación de Quebec como pueblo francés, y así en muchos lugares del mundo.

En Colombia, la constitución del 91 consagra al país como una república unitaria pluriétnica y pluricultural, reconoce la autonomía cultural, política y administrativa de las comunidades indígenas y afrodescendientes, y la ancestralidad de estas etnias.

¿Cuál es el problema?

Actualmente en el Cauca con el tema de autodeterminación étnica.

A raíz del censo poblacional del año pasado, el Gobierno Nacional a través del Dane incluyó en los formularios la pregunta de cómo se autodeterminaban étnicamente los habitantes del país y si esta pregunta incluía los privilegios étnicos existentes en nuestro ordenamiento jurídico.

Lo coherente es afirmar que esta auto-determinación étnica no excluye y debe llevar implícitos los beneficios y privilegios de esta determinación, de lo contrario no valdría la pena ocuparnos de esta decisión importante. 

El Perú, en el último censo poblacional, permitió la libre determinación étnica, pero es importante aclarar que en este país la integración étnica a la sociedad peruana es evidente y se comparten y acogen los valores y la legislación republicana.

Si bien es cierto que las comunidades indígenas y afrodescendientes son autónomas en algunos territorios de Colombia, ser indígena o negro raizal o palenquero lo permite el Gobierno a través del derecho de auto determinarse como tal, también es cierto que esto tiene unas connotaciones buenas y malas de extrema gravedad para la región y para la comunidad étnica local.

Miremos por qué…

Ser indígena o palenquero implica ocupar el territorio, la cosmovisión étnica, la cultura y que esté comprometido con la lucha de las reivindicaciones sociales, como pueblo y etnia acorde a sus tradiciones raizales y culturales.

No puede entenderse la pregunta ¿cómo que identidad racial le gustaría tener? ni equipararse esta decisión a ser hincha del América o del Nacional o porque le gusta comer ullucos y usar atuendos indígenas, porque permite que sujetos de cualquier idiosincrasia o indeseables sociales ingresen al territorio, los acepten como tales, con la simple intención documentada en una encuesta de alinearse como indígena o como negro.

De otro lado, una cosa es preguntar sobre las raíces étnicas (que todos las tenemos) y otra muy distinta es preguntarle al encuestado que identidad racial tiene o quiere para autodeterminarse de pertenecer a una cultura diferente, estar regido por el derecho mayor, por la etnoeducación y cosmovisión ancestral, así estén en forma genérica consagrados (a través de convenios internacionales ) los derechos étnicos a la descendencia Amerindia (incluidos los avances legislativos y jurisprudenciales de las agencias de la ONU que los promueven).

También se debe considerar que esta decisión incluye expresamente la renuncia a la identidad del mestizaje sin mayores consideraciones, siendo esta la verdadera identidad racial de la mayoría del pueblo colombiano.

Nos preguntamos: ¿cuál es el alcance del pensamiento gubernamental al comprometerse con esta iniciativa genérica, qué van a hacer los cabildos y gobernadores cuando un grupo de sujetos quieran ingresar al territorio ancestral (con apariencia formológica y racial adecuada a las características étnicas) desconocidos, sin pertenecer a la región ni vivir en el territorio?

¿Y cuando la motivación sea diferente a vivir de acuerdo con las tradiciones, identificarse con su cultura y cosmovisión y planes de vida distintos al resto de la población nacional?

¿O se trata de otros intereses y motivaciones?

  • No se puede aplicar la extinción de dominio a las tierras dedicadas al narcotráfico, porque el resguardo es inalienable, imprescriptible, inembargable, intransferible.
  • Difícilmente se puede identificar al comunero o cultivador porque los territorios son áreas comunes sin que exista la propiedad individual de la parcela.
  • No se puede aplicar la jurisdicción penal ordinaria porque los indígenas tienen jurisdicción propia.
  • No se puede erradicar el cultivo por fumigación por estar prohibida en los territorios indígenas.
  • El control territorial le corresponde a la guardia indígena, y no al Estado.

Estas características normativas permiten que el territorio étnico del país se pueda convertir en un paraíso para los cultivos ilícitos y para las personas dedicadas a estas actividades un atractivo irresistible. Autodeterminarse puede ser ingresar al territorio para escapar a la Justicia Penal Ordinaria, participar de las rentas de esta actividad a los pobladores indígenas sin afectar ni comprometer las inamovilidades del territorio, lo cual seduce a algunos comuneros a permitir la ilegalidad. Prueba de ello es la escalada de los cultivos de 3.000 hectáreas a 11.000 al fin del año 2019.

Al ser la autodeterminación étnica un derecho colectivo, le corresponde a la comunidad aceptar o rechazar el ingreso de personas como indígenas y no en forma genérica permitir indiscriminadamente esta autodeterminación, así se ampare en el principio del libre desarrollo de la personalidad.

Sin lugar a dudas el  asesinato de líderes sociales indígenas tiene causas relacionadas con este tema, sumado a la accionar violento de los grupos armados que penetraron ilegalmente al territorio indígena y están dedicados a esta actividad.

El rechazo a estas prácticas ilegales de la gran mayoría de las autoridades étnicas, tiene al Pueblo Nasa comprometido en un baño de sangre que se incrementará en la medida que los dineros del narcotráfico fluyan más a la comunidad pobre marginada y sin empleo, en esta región del departamento del Cauca. Este bienestar económico favorecerá a unos pocos indígenas y hará que estas prácticas se arraiguen más y más en la comunidad afectando los avances en integración y legalidad de la autonomía indígena.

Los hechos ocurridos en Tumaco a la comunidad negra autónoma del Pacifico en proporciones devastadoras, no por causas de la autodeterminación étnica sino más bien por las disidencias de las Farc, el ELN y Clan del Golfo, demuestran que los territorios étnicos son el objetivo de estos grupos armados, por el marco jurídico que les favorece para desarrollar economías subterráneas que solo traen violencia y malestar colectivo.

Finalmente existen otros privilegios que influyen decididamente en la autodeterminación étnica, tales como el acceso a la tierra, no pago de impuestos, cubrimiento total del Sisbén, Familias en Acción, Familias Guarda Bosques, ingreso a la salud y hospitales de 3 y 4 generación en forma gratuita, acceso a la educación superior, transferencias de la nación, 10 billones del presupuesto nacional para el cuatrienio para el desarrollo de los derechos indígenas, subsidios para proyectos agrícolas y vivienda, y últimamente, devolución del IVA ligado al estrato social.

Razón tiene el director del Dane al afirmar en televisión el gran incremento poblacional indígena del Cauca.

Usted, señor director, le atribuye este crecimiento sorpresivo a la natalidad… ¿No será, más bien, a la autodeterminación étnica permitida y al acceso a los privilegios constitucionales y legales?

Ser indígena en el Cauca tiene mucho que ver con ser un mestizo avispado más que a una natalidad disparada.

Nos corresponde dar un apoyo decidido a las autoridades indígenas para la vigilancia y control interno ante la autorización del Estado de permitir unilateralmente y sin consulta la ‘indigenización’ voluntaria de cualquier persona en nuestro país.

Los indígenas de Colombia y en especial los pueblos tribales tienen derecho a la protección permanente del Estado, en especial de su identidad, permitir que ésta se asimile a un derecho individual que toda persona puede ejercer, no deja de ser folclórico e irresponsable.

También te puede interesar
Deja Una Respuesta