ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Domingo, 20 de octubre de 2019. Última actualización: Hoy

Tienda Justo Pipián es investigada por irregularidades en contrato

El miércoles 14 agosto, 2019 a las 2:18 pm

Justo Pipián: La investigación sin fin que involucra al Personero Municipal

Justo Pipián: La investigación sin fin que involucra al Personero Municipal

Lo que sería la apertura de la primera tienda de comercio justo en la ciudad de Popayán se convirtió en materia de investigación para la Fiscalía General de la Nación y la Procuraduría Nacional, por las presuntas irregularidades en el contrato celebrado entre la Corporación Latinoamericana Rural Misión Rural y la Alcaldía municipal, por el proceso de promoción mediante campaña publicitaria para las tiendas Justo Pipián, la cual tenía un valor oscilado en los $302.000.000 de pesos, un negocio que buscaba comercializar productos agrícolas propios sin ningún intermediario.

Dicha investigación fue interpuesta desde hace un par de años, pero su apertura oficial se realiza desde hace un año exactamente, lo cual demuestra que avanza de manera despaciosa; pero es gracias a la gestión de Veeduría Ciudadana del Barrio Bolívar en Popayán que se puede saber el estado activo de la investigación, dando a conocer que el dos de mayo de 2019, se realizó una audiencia de formulación de imputación de cargos en horas de la mañana, debido a un recurso legal interpuesto por dicha veeduría que resulta en la etapa de indagación y despliegue de cargos hacía los sospechosos por parte de la procuraduría.

Según un vocero de la veeduría, se realiza un ejercicio de análisis sobre los últimos gastos públicos realizados desde la alcaldía municipal y es cuando deciden ponerse en contacto con la procuraduría provincial de Popayán, para denunciar la violación de normas de eficiencia económica por una aparente “falsedad de ideología en materia de contratación de terceros” aún cuando en ese tiempo existía personal calificado para celebrar dicho contrato y convenios pertinentes, esto según la ley 80 del año 1993.

Según el vocero ciudadano del Barrio Bolívar “se ha configurado una figura de despilfarro de recursos estatales. Con la contratación de servicios con el señor Alejandro Cerón Perdomo y otras personas, por los últimos tres años”, comentario sustentado en la ausencia de soportes legales que den fe de los servicios prestados por este contratista, llevando en primera instancia a pensar que dicha vinculación existe por favoritismo.

Pero, ¿Qué otras circunstancias abrieron sospechas y quiénes están implicados?, los procesos de adecuación a la planta física de la tienda y las actividades propias de celebración de convenio entre Misión Rural y la Alcaldía Municipal, además de la coordinación administrativa y la creación de una página web fueron desarrolladas y pagadas a nombre de Miguel y Carolina Vivas Pérez, ambos hermanos del actual personero de la ciudad; lo cual abrió la puerta hacia la revisión de los informes presentados durante el proceso de estudio para la realización de esta tienda, los cuales fueron realizados por la actual candidata a la alcaldía municipal Rosalba Joaquí, quien para ese entonces se desempeñaba como directora de la Unidad Municipal de Asistencia Técnica Agropecuaria, UMATA.

En dichos informes se da a conocer que al igual que sucede con Cerón, los soportes legales o contractuales hacía los hermanos del Personero Municipal no aparecen, pero que se les entregaron cerca de 15 millones de pesos por la construcción del portal web.

Carlos Hernando Vivas, Personero Municipal de Popayán

Finalmente se aclara que la candidata a la alcaldía de Popayán, Rosalba Joaquí ya dio declaraciones frente a este caso y fue eximida por ahora de las imputaciones de cargos, pero que ahora el presunto implicado en esta investigación es Carlos Hernando Vivas Perez, enfrentándose a posibles consecuencias como inhabilidades iguales a las que se ha visto enfrentado el alcalde municipal, dejando así, abierta la posibilidad a una destitución llegado el caso de que la investigación logre avanzar, por lo que desde la veeduría comentada anteriormente, se hace la invitación de “hacer seguimiento a este proceso y de este modo dar fin a una investigación que debe sancionar a los verdaderos culpables del despilfarro de los recursos nuestros”.

También te puede interesar
Deja Una Respuesta