ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Titulares de hoy:    

Rutina de cardio para todo el cuerpo     ~    

Carolina Gómez: el talento hecho belleza     ~    

Fragmento de la novela “Entre samanes”: Quilichao de los 70     ~    

En GdO trabajamos para superar las expectativas de los clientes     ~    

Departamento del Valle del Cauca, listo para vacunar     ~    

Inició fase de vacunación con adultos mayores de 80 años en Cali     ~    

¿Qué hacer con los residuos en vacunación?     ~    

En circulación Edición Impresa # 432 de Proclama Cauca y Valle     ~    

Llamado de auxilio de habitantes Vda/Santa Bárbara y aledañas     ~    

Guachené: Pacto ciudadano por la educación     ~    

Polémica por Pacto por defensa de la Vida, la Paz y el Territorio     ~    

Hospital Universitario San José recibió donación de equipos biomédicos     ~    

Se distribuirán las otras 50 mil vacunas     ~    

Descuento del 60% por pago de comparendos en Popayán     ~    

Habilitan canal de comunicación para solucionar dudas sobre vacunación     ~    

Desapariciones y desplazamientos, el pan de cada día en Buenaventura     ~    

Cinco proyectos de Unicauca son financiados por el Sistema General de Regalías     ~    

Falsos positivos, ¿Quién dio la orden?     ~    

Formulan cargos a exalcalde de Quilichao por prevaricato por omisión     ~    

Continúa búsqueda de solución al problema de alumbrado público en Quilichao     ~    

Sábado, 27 de febrero de 2021. Última actualización: Hoy

JUSTICIA PARA LOS DE RUANA

El jueves 18 octubre, 2018 a las 5:41 pm

JUSTICIA PARA LOS DE RUANA

JUSTICIA PARA LOS DE RUANA

JUSTICIA PARA LOS DE RUANA

El  desprestigio de la justicia ha sido el talón de Aquiles de la moralización nacional. Su ineficacia constituye un mal endémico para el país, permeado por una cultura mafiosa que todo lo hace y todo lo puede, lo cual se sintetiza en el adagio popular: “La justicia es para los de ruana”.

En Colombia los funcionarios que componen la Rama Judicial han crecido en contacto con una cultura en la que se le resta valor a las reglas jurídicas, y se le da mayor importancia a las reglas sociales del intercambio de favores, la fuerza de las lealtades y las obligaciones reciprocas.

Los jueces son funcionarios públicos, por lo que se espera respondan al espíritu del servicio público y la gran mayoría lo hacen, lo que molesta es ver en algunos despachos de la rama judicial una cultura propia de personajes ambiciosos que se saltan las reglas de juego o se las arreglan para el tráfico de influencias en favor propio o de terceros, para conseguir lo que se proponen, donde los ciudadanos del común asistimos con preocupación a una realidad judicial crítica, que se evidencia en fallos selectivos y en decisiones desproporcionadas e injustas, muchas veces prevaricadoras.

La gente aspira a que la justicia actúe de manera firme y que haya una estructura homogénea en las decisiones para casos similares. Pero la realidad nos muestra que ello no es así. Se ve que hay amiguismos y compadrazgos en las estructuras del poder para devolver favores o congraciarse con los dueños del poder.

La justicia atraviesa por una de sus más profundas crisis, carece de credibilidad a causa de males como la politización, la congestión, la demora en los trámites y el exceso de impunidad. También la aquejan defectos estructurales, como la hipertrofia del aparato jurisdiccional, la tutelización de los litigios, la falta de seguridad jurídica, la politización de la justicia y la ausencia de controles a los magistrados, sin desconocer algunos episodios aislados que dejan la impresión fundamentada de amiguismos y pago de favores en el seno del tribunal que encabeza la jurisdicción regional.

En Colombia los expedientes literalmente inundan los espacios de los funcionarios judiciales, cayendo de torres de varios metros de altura como si buscaran llamar la atención después de años de olvido; las víctimas enmarcan las sentencias en las que obtienen indemnizaciones, porque los condenados se insolventan o liquidan para evadir su pago; un proceso ordinario o declarativo puede tramitarse durante la vida de varios abogados y una denuncia penal acarrea demoras por trámites engorrosos, riesgos, costos y grandes mortificaciones para las víctimas, pues el sistema penal es muy garantista para los victimarios, por lo que la gente prefiere no acudir a la justicia.

Todos los colombianos al unísono declaramos que es necesario fortalecer la Justicia, una de las instituciones más emblemáticas de la sociedad, llegó la hora de recuperar su dignidad y prestigio, por sobre todo, ponderar el valor de los miles de funcionarios judiciales que siguen haciendo un trabajo honesto y que cargan a cuestas un desprestigio que no les corresponde.

Se necesita una reforma abierta a la intervención sin concertación exclusiva con la cúpula judicial; la sociedad civil debe participar en la discusión: la academia, las facultades de Derecho, los sindicatos y asociaciones de funcionarios judiciales, las organizaciones sociales, los centros de arbitraje y conciliación, las veedurías ciudadanas, y los organismos de control. Es necesario advertir que cualquier reforma enfrentará intereses enquistados en lo más profundo de la institucionalidad y la política, intereses que harán hasta lo imposible por aferrarse sin escrúpulos a su feudo de poder.

************************************

Otras publicaciones del autor https://www.proclamadelcauca.com/tema/noticias-proclama-del-cauca/opinion/alvaro-jesus-urbano-rojas/

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta

Un comentario en "La masonería y la Tertulia de La Pamba"

  1. Hablar de pueblos originarios de América, es un contrasentido, al negar que fue en África donde pasamos de cuadrúpedos a bípedos, razón de ser del extraordinario desarrollo del cerebro, más adelante vendrá la pérdida del protector solar, con modificaciones corporales. Y hacerle el coro a los que creen que el señor Raoni es una autoridad en conservación de la naturaleza, cuando él ha violentado de forma tan atroz la propia, es un sinsentido. Solamente reanudando lazos con sus raíces, los primeros pobladores de América, podrán aprovechar sus comprobadas capacidades.

Comentarios Cerrados.

Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?