Domingo, 25 de julio de 2021. Última actualización: Hoy

Juan José Cháux Mosquera

El lunes 19 julio, 2021 a las 11:09 am
Imagen cortesía de: https://cutt.ly/NmNJb83

Juan José Cháux Mosquera

Alvaro J Urbano R

Me sobrecoge la tristeza por la pérdida prematura de uno de los mayores combatientes democráticos a quien enfrenté con decisión y firmeza, dadas nuestras profundas contradicciones: Juan José Cháux Mosquera, de él aprendí a usar las armas mentales y la palabra aguda, clara y diáfana para increpar y varias veces afiladas en el combate de la democracia, al defender el ideario de un partido Liberal disminuido, que se abandonó al clientelismo, dejando de lado la lucha por reivindicar los derechos de los sectores populares.

Siempre admiré de Juan José su espontánea elocuencia, su firmeza para tomar decisiones, su talante para decir las cosas de frente y llamarlas por su nombre, sin ambages ni sutilezas, su habilidad para el ejercicio de la política como infatigable trabajador de carácter fuerte y corazón noble. Virtudes heredadas de su madre Stela Mosquera de Cháux, una de las matronas Liberales que conocí, ella influyó en la vida pública de muchos jóvenes de la generación del sesenta, fungió como lideresa en la lucha contra la dictadura del General Gustavo Rojas Pinilla y luego instauró el movimiento Acción Social Liberal, siendo una verdadera maestra de la democracia para quienes iniciamos nuestro periplo público bajo su notable influjo.

Muchos tuvimos el privilegio de ser sus amigos y en no pocas ocasiones, contradictores. Siempre nos estremeció su euforia y la capacidad para ejercer la autoridad sustentada en sus recios principios de liderazgo natural.

Juan José Cháux Mosquera nació en Popayán, el 5 de septiembre de 1957 y murió a los 63 años en Cali, el 18 de julio de 2021; después de una fallida cirugía por accidente Cerebro Vascular.

Hijo de una connotada familia de gran influencia política y económica en los doscientos dos (202) años de nuestra vida republicana. De su padre el médico Víctor Cháux Villamil, hombre magnánimo de extrema bondad y generosidad infinita recibió la sombra amable de la esperanza en todas sus acciones en ejercicio de su vida pública, de su abuelo paterno Francisco José Cháux Ferrer, heredó su liderazgo innato, pues fue el orientador de la República Liberal, en la época del radicalismo durante los años de 1930 a 1946, como doctrinario y candidato a la presidencia de la república, cuyas propuestas de gobierno, sirven de viático para contar cómo se concebía y aplicaba el liberalismo social, que tanta falta nos hace en la actualidad.

El poder político de su influyente familia deviene de sus abuelos maternos Manuel José Mosquera Vidal y Rosa Elvira Cháux Navas, vástagos de uno de los cuatro matrimonios del expresidente de Colombia Tomás Cipriano de Mosquera, hermano de Joaquín Mosquera (presidente de Colombia en 1830).  De su madre Stela Mosquera de Cháux, quien desempeñó la alcaldía de Popayán y fue designada en dos oportunidades para ocupar las embajadas rutilantes en Suiza y Canadá, de su tío Víctor Mosquera Cháux, heredó su carácter y firmeza en la palabra, Su tío Víctor Mosquera Cháux, fue cofundador del diario El Liberal, ministro de justicia en el gobierno Lleras, y ministro de gobierno en la presidencia de Pastrana, Gobernador del Cauca entre 1959 y 1960.  Ocupó la presidencia de Colombia en calidad de designado en dos ocasiones durante los años 80.

Juan José Cháux Mosquera, se casó con Mónica Donado y procreó dos hijos, el viceministro de Justicia y del Derecho Francisco José y María Alejandra Cháux Donado. Adelantó estudios de Derecho en la Universidad Javeriana, fue concejal de Popayán, director ejecutivo de la Corporación para la Reconstrucción y Desarrollo del Departamento del Cauca (CRC), Representante a la Cámara entre 1990 y 1998, Senador de la República en el período 1998 – 2002, Gobernador del Cauca entre el 2004 y 2007 y embajador en el gobierno de Álvaro Uribe en República Dominicana. En la postrimería de su vida política, solicitó a la Sala de Definición de Situaciones Jurídicas de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), estudiar su caso de sometimiento a la Justicia Alternativa por nexos con el paramilitarismo.

Aún retumban en el edificio de la gobernación del Cauca sus gritos llamando a Celerino, él como verdadero escudero, atendía con celeridad sus mandatos, pues más que un súbdito era su amigo leal e incondicional, arreando banderas y soportando tempestades. Ahora en su paso al Oriente Eterno, donde se regocijan los hijos de la viuda, hacen suyo el eslogan del Quijote: “Ladran Sancho, señal que cabalgamos”.

************************************************************************

Lee otros artículos del autor aquí:

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?