ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Sábado, 28 de noviembre de 2020. Última actualización: Hoy

JOE BIDEN Y KAMALA HARRIS: EL DÚO DINÁMICO

El jueves 12 noviembre, 2020 a las 12:44 pm
JOE BIDEN Y KAMALA HARRIS: EL DÚO DINÁMICO

JOE BIDEN Y KAMALA HARRIS: EL DÚO DINÁMICO

JOE BIDEN Y KAMALA HARRIS: EL DÚO DINÁMICO

CREPITACIONES 2020

Cuando mencionamos el nombre propio Estados Unidos, el poderoso país y potencia mundial, formado por 50 estados (de allí su nombre), con capital Washington D.C (Distrito Columbia), en honor a George Washington, célebre general y el primer presidente de dicho país, llamado “El Padre de la Patria”, cada uno de nosotros, amables lectores, se forma una idea que trata de resumir lo que ese gran país simboliza, ya sea para bien, o para mal, si es para bien por ejemplo: una democracia fuerte y bien cimentada, el auge de las ciencias en general, ser un coloso de la conquista del espacio, la meca del gran cine, excelencia en el turismo, los deportes, la política y la cultura, en fin y si es para mal, instigador de muchas guerras en el mundo, a veces sin sentido como la de Vietnam, que fue una vergüenza mundial, la invasión a muchos países, estilo Irán, Cuba, etc., originándose así el famoso apelativo del imperialismo yanqui y otros parecidos y despectivos.

Como nos damos cuenta, todo lo que sucede en ese gran país, mueve al amor o al odio, a la discusión y a la polémica. Por este motivo, las pasadas elecciones presidenciales del pasado martes 3 de noviembre /20, se convirtieron en la gran noticia del año, en un boom político, a nivel hemisférico y mundial, motivo por el cual todos estábamos pendientes (aunque ustedes no lo crean) de sus resultados, siendo imposible sustraerse a lo que ese día iba a suceder, nada más ni nada menos para saber si los norteamericanos estaban maduros para aceptar nuevamente al mismo presidente Donald Trump del Partido Republicano, que tanta vergüenza e ignominia mundial les había causado en cuatro años desde el 2016, por sus visibles defectos de ser racista consumado, xenófobo, acosador, tramposo, fanfarrón, arrogante por burlarse de la pandemia, misógino y ordinario, en fin, como decía un amigo, una completa lacra viviente y con corbata, o estaban listos para escoger a Joe Biden del Partido Demócrata, quien en dos veces anteriores, en 1988 y en 2008, había perdido esa oportunidad y ahora en 2020, volvía otra vez a intentarlo, dando fe de su persistencia y constancia, junto a su fórmula vicepresidencial Kamala Harris, de origen jamaicano y afroestadounidense.

Con esos antecedentes, el pueblo estadounidense debía mostrar sus kilates ese martes 3 de noviembre /20, junto a su madurez política y por eso, poco a poco entre esa fecha y el viernes 6 de noviembre, comenzaron a verse los resultados del cambio que son históricos, los cuales se confirmaron el sábado 7 de noviembre /20, cuando ya se conocieron los resultados sorprendentes que dieron como ganador absoluto a Joe Biden con 72. 980.205 votos (50, 5 %), frente a Trump, con 69. 079. 068 (47, 9%), cantidades que se convirtieron en la mayor votación en dos siglos de historia política estadounidense desde 1775, reflejando así el grado de antipatía que tenía el controvertido y perdedor Trump. De acuerdo al Colegio Electoral de ese país y a los delegados electorales de cada estado, Biden ganó con 279 y Trump perdió con 214, siendo la base 270.

En conclusión: los estadounidenses nos dieron cátedra de verdadera democracia, fiel a su historia de más de dos siglos y 45 Presidentes. Como dijo el columnista Sergio Muñoz Bata: “los estadounidenses pudimos reinstaurar el honor y la decencia en la Casa Blanca, eligiendo a un Presidente, Biden, y a una Vicepresidenta, Kalama Harris, de probada capacidad y probidad moral”.

***********************************************

Otros artículos de este autor: aquí.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta