Sábado, 3 de junio de 2023. Última actualización: Hoy

Joan Báez, descubrió a Bob Dylan

El lunes 17 octubre, 2016 a las 9:49 am

Fabio Arevalo -web

Joan Báez, arquitecta del nobel de literatura de Bob Dylan

Desde hace unos 10 años, hemos apoyado la iniciativa de otorgar un Nobel de Paz a la cantautora estadounidense Joan Báez. Esta activista luchó en contra de la guerra de Vietnam y a favor de los derechos civiles. Por negarse a pagar los impuestos que consideraba se usaban en Vietnam, fue encarcelada varias veces. Invirtió la mayor parte de sus ganancias como artista en apoyar a organizaciones por los derechos civiles y la no-violencia. Seguidora de Gandhi y de su ideología no-violenta, creó en Palo-Alto el Instituto de Estudios para la No-Violencia, en 1963. Años más tarde Humanitas, una organización internacional pro Derechos humanos. Desde muy joven forma parte de Amnistía Internacional. Joan fue el rostro más popular de la música protesta contra las dictaduras. Lideró actos políticos como la Marcha sobre Washington de 1963 por los derechos civiles junto a Martin Luther King.

joan_baez-644x362

Dylan de la mano de Báez

Aprovechando su celebridad y enorme reconocimiento internacional, la cantante se llevó de la mano a Bob Dylan. Lo promovió y presentó en buena parte de sus conciertos, haciéndolo a dúo, convirtiéndose en un verdadero adalid de la paz. Lo inspiró y le señaló el camino. Pero Dylan empieza a mostrar su enorme talento como letrista, con expresivas frases para sus canciones que trascendieron cualquier frontera. Abandonó a Joan Báez y se convirtió en ídolo mundial. Fue una ruptura inesperada y dolorosa, como casi todo lo que hacía Bob. Pero en un documental publicado en el 2009 Bob Dylan reconoció el papel que jugó en su vida la cantante. Hoy cuando se le ha otorgado el premio Nobel de Literatura se puede afirmar que fue Joan Báez la verdadera descubridora de Dylan, con quien hizo pareja sentimental.

¿Nobel a compartir?

Con la selección de Bob Dylan como Premio Nobel de Literatura, se descarta que Joan Báez (75 años), pueda recibir próximamente el de paz. De allí que en la práctica si Dylan decide aceptarlo, es un premio compartido, ya que mucho tiene que ver Joan en los logros de Dylan. Pero mejor aún, este galardón debería ser compartido por tres monstruos de la canción del mundo: Bob Dylan, Joan Báez y Paul Simon. Los tres grandes poetas lograron incluir cada uno un tema entre las 20 mejores canciones de todos los tiempos. Entre ellas Los sonidos del silencio de Simón y Garfunkel (original) que magistralmente interpretaron juntos Dylan, Baez y Simón. Aquí está esa versión en vivo: https://www.youtube.com/watch?v=oe13OfCVHdQ

Profecía cumplida: Dylan gana el Nobel por estos versos

nicanor-parra“Y tus insultos que perduran me lastiman, pero lo que es peor es el dolor que tengo acá adentro. ¿No se nota que no encajo?”, se lamentaba un Dylan resignado y con firmeza, en el tema dedicado a su principal difusora, Joan Báez. Por otra parte el creador de la antipoesía chilena, Nicanor Parra dijo en mayo de 2000 que Bob Dylan merecía ganar el Premio Nobel de Literatura, a su juicio, por ser autor de sensibles versos.

“Mi padre está en la fábrica y no tiene zapatos / mi madre está en el callejón en busca de comida / y estoy en la cocina con el blues de piedra pulgar”, recitó Parra, quien dijo que Dylan debía ganar el premio por el solo hecho de haber escrito esos tres versos. Su predicción se cumplió y efectivamente por ese estilo de versos Dylan ganó el Nobel de Literatura.

Cuestionamientos absurdos

Se esperaba la reacción de algunos puristas reactivos y casi resentidos ante tal decisión. Es lógico que haya ante tal nombramiento en el mundo de la cultura posiciones encontradas. ¿Un músico recibiendo un Nobel de literatura? ¿A quién se le ocurrió? ¿Cómo se atrevieron?, se dijo, tomando como punto de partida la “caprichosa” postura de los guardianes de la tradición a quienes tal vez se les escape que el hombre de las pocas y sarcásticas sonrisas –además de estar nominado para recibir el mismo premio desde hace veinte años– ya ha recogido galardones notables como un Pulitzer otorgado por sus composiciones líricas “de extraordinario poder poético”; un Oscar y un Príncipe de Asturias de las Artes (2007).

Méritos y argumentos de sobra

Eso significa que los méritos para que a Robert Allen Zimmerman, (su nombre de pila) le haya sido otorgado este galardón, abundan. Mucho antes, allá por junio de 1970, Dylan había sido nombrado Doctor Honoris Causa por la Universidad de Princetown. Su nombre también figura en el Salón de la fama de compositores de Nashville, además de contar con otro antecedente: el título de caballero de la Orden de las Artes y las Letras con el que fue investido por el exministro de cultura de Francia Jack Lang.

Experiencias poéticas diversas

Más cerca de este palmarés, el jurado tomó la decisión precisamente por las experiencias poéticas del hombre nacido en Minnesota en 1941. Una de las causas contundentes fue aquella recopilación de escritos, dibujos y acuarelas (como Drawn Blank, que a principios de este siglo se expondrían en varias galerías europeas) que el propio Dylan comenzó a delinear en épocas del controversial Pat Garrett & Billy the Kid.

El novelista mexicano Alvaro Enrique, escribió en su cuenta de Twitter sobre la antigua relación entre la poesía y la canción: “La canción es un género literario mucho más antiguo que la novela, un bebé de cuatrocientos años”.

tarantula“Tarántula” el libro de Dylan

Pero también escribió un libro poco conocido: ‘Tarántula’. Es una obra en la que el músico cuenta acerca de sus hábitos y costumbres, de su propia vida por aquella época. Sería como una especie de antecedente lejano de otro de los factores que justificaron la elección de la Academia para legitimar el premio: el perfil original de las letras de varias de sus canciones publicadas en el libro Lyrics y, sobre todo, en otro libro: el Volumen uno de Crónicas en el que, de manera mucho más ordenada y sistemática que el viejo y espontáneo Tarántula, Dylan cuenta su propia vida, tal vez cansado de que lo hicieran otros. De que “lo construyeran” bajo subjetividades ajenas.

Apostilla: El Premio Nobel de Literatura de Bob Dylan, también huele a Premio Nobel de Paz, máxime cuando su principal promotora fue la eterna pacifista Joan Báez.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?