Sábado, 4 de abril de 2020. Última actualización: Hoy

Interactuando con las nuevas tecnologías

El miércoles 5 febrero, 2020 a las 2:15 pm
Interactuando con las nuevas tecnologías

Analizamos la aplicación Domicilios

Justo ayer, debatiendo con un buen amigo el típico suceso de ir por la calle, cruzarte a un conocido y directamente ni darte cuenta de que pasó por tu lado, llegamos a la conclusión de que quizás, el salto a las nuevas tecnologías ha cambiado completamente nuestro modo de percibir la realidad que nos rodea.

Ante tanta sobrecarga perceptiva, no sería extraño, por tanto, necesitar estímulos atractivos que nos saquen de la burbuja 2.0 para focalizar nuestra atención. Sin embargo, aunque a voz de pronto esto parece sencillo, la realidad de nuestra configuración humana trasciende a esto, siendo necesarios incentivos sumamente llamativos que superen nuestro sobrecargado umbral de respuesta.

Quizás esta premisa sea la que explique cómo algo tan aparentemente simple como la app de Domicilios ha logrado cautivar al público hasta el punto de que más del 60% de los colombianos tienen la aplicación instalada en el celular.

Tras analizarla en profundidad me di cuenta de que, a través de una interfaz sencilla y muy visual, recogía todos mis restaurantes favoritos, lo que en un principio me podría garantizar no tener que desplazarme hasta algunos de ellos nunca más, más aún cuando hay algunos que me pillan a bastante distancia.

Continuando con mi investigación descubrí que los ingresos anuales de la compañía delivery oscilaban los 30000 millones de pesos, lo que nuevamente validaba mi teoría y me llevaba a dos conclusiones.

La primera de ellas es que muy probablemente, Domicilios llegue a conformar el modelo de negocio del futuro, al tomar y gestionar a la perfección todas las variables para atraer y fidelizar a los clientes.

La segunda es que tal y como mi amigo y yo discutíamos, es posible que ese condicionamiento tecnológico sea el responsable del boom de Domicilios y otras tantas apps, que a su vez consolidará la pertinencia perceptiva de estímulos audiovisuales, suponiendo, todo esto, un cambio de la vida como tradicionalmente conocemos. Si bien este distanciamiento no es negativo, sí que supone un antes y un después, por lo que reconocerlo y entenderlo resultan tareas necesarias.

Deja Una Respuesta