ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Viernes, 1 de julio de 2022. Última actualización: Hoy

Indios, negros y otros indeseables

El miércoles 25 mayo, 2022 a las 8:45 pm

Indios, negros y otros indeseables

Alfonso J Luna Geller

Del raudal de información que en ráfaga se nos despliega cuando nos sentamos ante un ‘compu’ para navegar por Internet, casi siempre, cualquier cosa nos impacta el casco, así no sea el objetivo de nuestra búsqueda.

Allí frenamos para analizar, de manera rápida o más profunda, según el nivel de curiosidad que nos cause el tropezón.

Antier, tal vez, leí: “Muchos aseguran que es tan malo el desempeño de Elias Larrahondo Carabalí como gobernador, que manifiestan que de seguir así, superara el titulo que ostenta Floro Alberto Tunubalá, como el peor gobernador del departamento en las historia reciente” (sic).

Me impresionó la frase, no tanto por su pésima ortografía como por la anacrónica perturbación que implica seguir repitiendo, como si fuera cierto y de actualidad, algo evidentemente imaginario, y que responde a intereses sociales y políticos colonizadores: que existe una raza superior dominante, con derecho al poder social, político, cultural y económico excluyente, y otras razas que han sido adecuadas para el sometimiento, la opresión, la esclavitud y la conquista, al servicio de la primera.

El enunciado es implícito, pero permite deducir, o una gran perversidad, o tremenda ignorancia. O ambas circunstancias.

Perversidad porque considera al gobernador afrodescendiente como “malo” y “peor” la gestión del indígena, por su mera e íntima condición, otorgando unos supuestos “títulos” por haber osado romper la premisa “racial” y escalar en categoría social y política. Ignorancia, porque desconoce la historia del departamento del Cauca, donde han fungido 86 personajes como gobernadores, únicamente desde 1910, cuando le fueron segregados los territorios que antes hicieron parte de la Provincia de Popayán y luego del Estado Soberano del Cauca. Con la más simple lógica cualquiera se pregunta: ¿De esos 86 gobernadores los “peores”, que se disputan el “título” son exclusivamente el único indígena (Floro Alberto Tunubalá Paja, el número 80) y el único afrodescendiente (Elías Larrahondo Carabalí, el número 86)? ¿Quién o quiénes otorgan el deshonroso “título”?, ¿Cuáles son las condiciones que deben cumplirse para la selección? ¿Existe un jurado, institución o personas que certifiquen la calificación concedida?

Si no hay respuestas, hay falta de seriedad y de responsabilidad en lo que se afirma; y obviamente, se hará notoria la razón íntima que se deduce de la afirmación pública: discriminación racial, exclusión por clase social, política y económica.

Indios, negros y otros indeseables

Por eso recordé a Paco Gómez Nadal, escritor y cronista español que, hace unos años en diálogos con Proclama del Cauca, demostró la vigencia de una sociedad dominante que oculta y margina a indígenas, negros y amarillos, con prácticas heredadas desde los tiempos de la Colonia que aun hoy y pese a constituciones “progresistas”, se mantienen.

El libro que interpela, confronta y conmueve se titula: Indios, negros y otros indeseables. Capitalismo, racismo y exclusión en América Latina y el Caribe.

Debiéramos estudiarlo para darnos cuenta, y rechazar el peligro de un racismo que existe aún y que, sin pretender practicarlo, como seguramente le ocurrió al autor de la frase que descubrí en Internet, sí es una subcultura, una amenaza que subyace en el subconsciente para la práctica cotidiana.

Dicho lo anterior, es importante aclarar que la crítica a la gestión pública es nuestra razón de ser, con el fin de orientar y formar la opinión pública. Por esa razón seguiremos vigilantes, pero con responsabilidad social, es decir, Proclama del Cauca y Valle continuará informando libremente, dentro de los límites del bien común y del respeto de los derechos de las personas.

En consecuencia, por ética, objetividad, por pluralidad, tenemos que ser solidarios con el actual gobernador del Cauca, Elías Larrahondo Carabalí, quien representa no solo la región nortecaucana, a la cual pertenecemos, sino una parte fundamental de la sociedad colombiana, que está escribiendo la nueva historia socio-política de la nación y que se ha fijado como tarea, demostrarle al Mundo y a la Historia que la humanidad está compuesta por una sola clase de organismos: los seres humanos.

Inclusive, yo creo que la proyección del liderazgo de Elías Larrahondo Carabalí, sobrepasará la gestión de sus cuatro años como gobernador y, con toda seguridad, el territorio caucano. No creo que Elías culmine aquí su carrera pública (la veo apenas en la mitad, si mucho), por eso su entrega en el cumplimiento de lo propuesto en su Plan de Desarrollo, a pesar de las dificultades de todo tipo que deben afrontarse en un departamento tan difícil de gobernar como ha sido el Cauca.

*************************

Otros editoriales de este autor:

Alfonso J Luna Geller
Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?